Acer Aspire 8930G

Acer Aspire 8930G
2 de diciembre, 2008

Cuando Acer presentó el modelo Aspire 8920G a principios del 2008, mucha gente se quedó sorprendida por la belleza de un portátil con una pantalla de 18,4 pulgadas y diseño Gemstone Blue. Lo mismo podemos decir de la nueva versión, el Aspire 8930G, que ha mejorado el procesador y la tarjeta gráfica NVIDIA, pero que mantiene las excelentes cualidades que ya nos sorprendieron con el primer modelo.

Lo primero que hay que aclarar es que el Acer Aspire 8930G es lo que se llama un "portátil de sobremesa", es decir, sus 4,1 kilos de peso y generosas dimensiones (441,4 x 300 x 40,2 mm) no son como para estar transportándolo todo el día de un lado para otro, algo lógico para un equipo con una pantalla de 18,4 pulgadas. Su diseño sigue siendo espectacular, por muchas vueltas que le demos al portátil. Con un acabado negro brillante recorrido por iluminación azul y detalles como el logotipo de Acer que tiene un efecto flotante tridimensional, el diseño Gemstone Blue del Aspire 8930G enamora a primera vista.

Una pantalla de cine

Tras tenerlo en nuestras manos y sopesar si seremos capaces de moverlo sin dificultad (4,1 kilos son muchos kilos para pasárselo a otra persona alargando la mano, pero no es tanto para llevarlo de un sitio a otro de la casa o incluso para trasladarlo en el coche cuando nos vayamos de fin de semana), llega el momento de abrir la pantalla CineCrystal brillante de 18,4 pulgadas (formato 16:9) y 1.920 x 1.080 píxeles de resolución, perfecta para disfrutar de las películas en alta resolución que podemos reproducir en su unidad Blu-ray Disc. Justo en el centro del marco que rodea a la pantalla encontramos la webcam Acer Crystal Eye, que nos da la opción de tomar fotos o vídeos en tres resoluciones diferentes: 320 x 240 o 640 x 480 para las imágenes, y 720p para el vídeo.

Como todo en este portátil es muy grande, el teclado no podía ser menos. Aquellos que den mucha importancia al hecho de poder escribir como si estuvieran en un PC de sobremesa cuando usan un portátil, con el Aspire 8930G no se sentirán defraudados porque su teclado es completo, con el pad numérico aparte situado, como es lógico, en la parte derecha. Justo en el lado contrario, en la zona izquierda del teclado, encontramos el "centro de control multimedia" (llamado por Acer CinemaDash MediaConsole), que es una superficie sensible al tacto donde podemos aumentar el sonido de la música o película que estemos viendo, avanzar, hacer pausa, etc. Para evitar que toquemos sin querer el CinemaDash, dispone de un botón de "hold" que lo bloquea.

El CinemaDash MediaConsole es otro de esos detalles sorprendentes del Aspire 8930G. En esta imagen también podemos ver el botón de encendido en azul, que es el color que predomina junto al negro en el portátil de Acer.

Dejando a un lado el teclado, es el momento de hablar de su amplia superficie para reposar las muñecas, pensada para que la fatiga propia de escribir sobre un portátil (por cierto, el tacto de las teclas es excelente) no llegue a hacerse insoportable. Eso sí, el trackpad, situado en el centro de la parte inferior del teclado, se nos antoja muy pequeño, sobre todo teniendo en cuenta que había espacio suficiente para que Acer no hubiera escatimado en este dispositivo. Como es habitual en los portátiles de Acer, dispone de un sistema de reconocimiento de la huella dactilar, una medida de seguridad biométrica que se añadirá a las propias de Windows Vista.

Y el sonido… ¿qué tal?

Está claro que el Aspire 8930G es un portátil para disfrutar de contenidos multimedia, especialmente películas reproducidas en su unidad de Blu-ray Disc. Si junto a su pantalla de alta resolución no contará con un sistema de sonido acorde, mal iríamos. Afortundamente, Acer ha cumplido con creces en este campo, con un sistema de altavoces 5.1 Dolby Surround. Estos seis altavoces se sitúan en encima de las teclas de función y en la parte de abajo del equipo, con lo que conseguimos ese efecto envolvente característico del home theater. Para que os hagáis una idea de lo que hablamos, combina tecnologías Dolby Home Theater Audio Enhancement, que incluyen Dolby Pro Logic II y Dolby Sound Space Expander.

Pero, de nuevo, no serviría de nada contar con una pantalla excelente y un sistema de sonido propio de un entorno de sobremesa si la tarjeta gráfica no estuviera a la altura. En este caso hablamos de la NVIDIA GeForce 9700M GT, con 512 Mbytes de memoria dedicada, perfecta para reproducir vídeo DirectX 10 en entornos portátiles y sucesora de la 8700M GT. Técnicamente la GeForce 9700M GT es una versión con una frecuencia más alta que la 9600M GT, ya que está construida en 65 nm y presenta un procesador PureVideo HD (VP3) y soporte HybridPower. Con estas credenciales, no es extraño que en la Experiencia Windows el Aspire 8930G alcance un 5.9 en gráficos y un 5.5 en gráficos para juegos.

Procesador y memoria

La gente de Acer ha dado entrada a la plataforma Centrino 2 Montevina con un Intel Core 2 Duo P8600 a 2,4 GHz, un excelente micro para un portátil de las características del Aspire 8930G. Además, para acompañar al chip de Intel, se incluye memoria DDR3 a 1.066 MHz, mucho más eficiente que la DDR2 a 667 MHz de modelos anteriores. El equipo analizado venía con 4 Gbytes de RAM, que por otra parte es lo máximo que soporta, por lo que no habrá que "comerse mucho el tarro" sobre si es conveniente ampliar memoria o no. Windows Vista lo tiene claro, ya que en su Experiencia Windows le atribuye un 5.9 al apartado de memoria y, por nuestra experiencia de trabajo con el equipo de Acer, podemos aseguraros que el sistema operativo de Microsoft se mueve con mucha soltura.

Completan la excelente configuración del Aspire 8930G un disco duro de 320 Gbytes; 3 puertos USB 2.0, uno HDMI y uno eSATA; conexión por infrarrojos, VGA, salida de altavoces y auriculares, así como entrada de micrófono; lector de tarjetas 6-1 (Secure Digital, MultiMedia Card, MultiMedia Card Plus, Memory Stick, Memory Stick PRO y xD-Picture Card); bahía de expansión ExpressCard /54; Bluetooh 2.0 +EDR; WiFi 802.11n, y un buen paquete de aplicaciones como Acer Empowering, Acer Arcade Deluxe featuring Cinema, Album, Music, Acer HomeMedia, Acer InstantOn Arcade, Acer Bio-Protection, Acer Crystal Eye, Acer GridVista, Acer Launch Manager, Acer GameZone, Acer Video Conference Manager…

Conclusiones

Poco podemos objetar del Acer 8930G como "portátil de sobremesa". Nos ha parecido estupendo y con una configuración difícil de superar. Incluso teniendo en cuenta lo grande que es, en nuestras pruebas de duración de batería alcanzó hasta 2 horas y 43 minutos, una autonomía muy apreciable para un equipo con una pantalla de 18,4 pulgadas. Eso sí, el comprador de este Aspire tiene que tener claro que es un auténtico sustituto de un sobremesa y que, como mucho, podría denominarse "portable", porque de portátil con sus 4,1 kilos de peso no tiene nada. Aclarado esto, es más que recomendable.

En el lado de los "peros" mencionar que el trackpad es muy pequeño y que no tiene puerto FireWire (una lástima que este estándar esté en franca retirada). También habría que decir que hemos notado que se calienta más de lo recomendable cuando estamos a pleno rendimiento (por ejemplo mientras vemos una película en Blu-ray), pero nada que sea de preocupar sobre todo porque nunca tendremos el Aspire 8930G sobre nuestras rodillas.

  • Share This