Memup Mediadisk NRX Series

Memup Mediadisk NRX Series
9 de diciembre, 2008

La firma Memup dispone de un amplio catálogo de dispositivos para disfrutar con nuestros contenidos audiovisuales. Analizamos su último disco multimedia capaz de reproducir vídeos en alta definición y grabar con calidad DVD. El Mediadisk NRX destaca por reunir, en un tamaño compacto (menos de 5 centímetros de altura), un completo sistema multimedia con grandes posibilidades de conectividad y compatible con muchos formatos.

 

Diseño compacto y conectividad notable

 

El Mediadisk NRX se presenta en un chasis de plástico en color metal, con materiales de calidad, aunque un acabado algo tosco. La botonería, también en plástico, responde bien y nos resulta interesante la inclusión de cuatro pies en silicona blanda que minimizan el ruido que pueda producir la vibración del disco duro.

 

En la caja se incluye, además del disco multimedia, todos los cables que podamos necesitar, exceptuando el HDMI (los fabricantes no suelen incluirlo porque suele ser aconsejable adquirir por separado uno de cierta calidad). Incomprensiblemente el de conexión Ethernet es tan corto que algunos necesitarán adquirir uno de mayor longitud.

El paquete incluye multitud de conectores.

 

El manual de usuario (en seis idiomas, incluido el castellano) es completo y fácil de seguir. Tambien se incluye una guía rápida ilustrada para poner el dispositivo en marcha en pocos minutos.

 

Nuestra unidad de prueba contaba con un disco de 640 Gbytes de capacidad, aunque la gama de Memup abarca de los 500 Gbytes al Terabyte. El frontal dispone de una cruceta de control desde la que podemos controlar cualquier menú, así como botones de acceso directo y un lector para tarjetas de memoria.

 

Cinco leds situados en línea nos informan de la actividad del dispositivo: lectura y escritura en red, conexión, estado del disco duro, si esta activa la salida de vídeo y grabación/copia de archivos. Hubiéramos preferido la opción de una pantalla LCD, aunque la sencilla solución escogida por Memup cumple perfectamente su cometido.

En la parte posterior veremos tres puertos USB 2.0 (sería interesante que hubieran situado uno en el frontal), los conectores de vídeo por componentes y audio, HDMI, entradas RCA, y un conector RJ45 para la red.

 

No encontraremos ningún ventilador simple vista. Si abrimos el disco (una operación relativamente sencilla) lo localizaremos situado en la tapa, dentro de la carcasa. Es un modelo de 35 mm que cuando el disco lleva un rato encendido se torna demasiado ruidoso (factor clave en un disposotivo de este tipo).

 

El mando a distancia incluido es una calidad mayor a la que estamos acostumbrados en este tipo de aparatos. Inexplicablemente otras marcas no parecen prestar la atención que merece un dispositivo fundamental en estos aparatos. Las teclas están organizadas de forma intuitiva con una cruceta central es rápida y precisa. Funciona con dos pilas AAA.

 

Nuestras pruebas

 

En cuanto conectamos el equipo a nuestra pantalla de alta definición llama la atención la poco cuidada interfaz que incorpora. Además de contar con una estética de dudoso gusto cuenta con errores de traducción (más o menos importantes según los conocimientos del usuario aunque traducir “File Copy” como “Copia del expediente” da una idea del cuidado en la localización). Suponemos y esperamos que se solucione en una futura actualización del firmware.

Desespera un poco la lentitud que tiene al salir de reposo o al navegar entre menús (veremos más de una vez la pantalla de “cargando”). En la parte positiva destacar que no tuvimos problema alguno al visualizar los títulos de los contenidos ni por longitud (si superan los 28 caracteres se va desplazando automáticamente) ni con caracteres “extraños”.

 

En nuestras pruebas de uso real no tuvimos problemas con ningún archivo compatible, aunque debemos recordar que el chipset Realtek RTD1262 PA tiene limitaciones importantes: no reproduce archivos MKV, h.264, rmbv, entre otros. En reprodución de imágenes también tendremos problemas con formatos png y bmp. Sin duda carencias importantes en un dispositivo de esta naturaleza que los usuarios deben tener en cuenta.

El rendimiento con archivos pesados es correcto y el disco reproduce contenidos exigentes sin parones como una película en DivX HD (a 720p y 1080p) o cargando extensas listas de reprocción de música y/o fotos. También funciona de forma aceptable la carga de subtítulos en los formatos soportados. Podemos ir a cualquier punto de un vídeo y las opciones de avance rápido y retroceso funcionan con una precisión y agilidad aceptables. El principal problema que observamos es el calentamiento de la unidad, que obliga a trabajar a un ventilador demasiado ruidoso con frecuencia.

La configuración del dispositivo en red es sencilla tengamos el DHCP activado o no. Lo probamos con Windows Vista, Mac OS X Leopard y Ubuntu 8.04.

Aunque el disco no incluye sintonizador, sí podemos grabar (con resolución hasta DVD) desde varias fuentes de una forma sencilla, programarlas y guardarlas tanto en el propio dispositivo como en otro disco o una memoria flash conectada a uno de los puertos USB. Cuenta con función Timeshift que nos permite pausar una emisión en directo y seguir viéndola posteriormente.

Conclusiones

 

Un disco duro multimedia interesante pero con carencias importantes como un chipset poco potente, su incompatibilidad con algunos formatos, lo ruidoso del ventilador y una interfaz poco pulida (y mal traducida). A su favor, que en las pruebas demuestra un rendimiento correcto, tiene un diseño muy compacto y su mando a distancia es de muy buena calidad.

 

Los 260 euros que cuesta nos parecen un precio elevado para lo que ofrece, teniendo en cuenta las opciones que encontramos en un mercado tan competitivo como el de los discos duros multimedia.

 

  • Share This