Corel Paint Shop Pro Photo X2

Corel Paint Shop Pro Photo X2
10 de diciembre, 2008

Paint Shop Pro fue, durante años, uno de los programas shareware más conocidos y apreciados por los usuarios. Desde que Corel adquiriera Jasc Software en octubre de 2004 ha mejorado mucho en funcionalidades y rendimiento. Analizamos la última versión en su edición Ultimate.

 

Potencia y sencillez

 

Basta un vistazo a la caja y al manual incluido (muy completo y en papel, como en los viejos tiempos) para darse cuenta de por donde va la apuesta de Paint Shop Pro: una suite de edición fotográfica fácil de usar con la que los usuarios obtendrán resultados más o menos inmediatos con una curva de aprendizaje mucho más suave que en otras soluciones.

 

Corel ha conseguido que la mayoría de tareas se realicen con un par de clics y veamos los cambios en tiempo real. Tenemos asistentes para casi todo y la ayuda en línea es completa y útil. Además los nombres de las funciones suelen ser muy intuitivos y con un poco de interés cualquier usuario puede comenzar con buen pie editando sus fotografías.

Corel ha renovado el aspecto de la interfaz.

 

Aunque a efectos prácticos su gran rival por precio y funcionalidades es Photoshop Elements, una revisión en profundidad permite comprobar que son productos diferentes aunque de precio similar. Mientras Elements es una versión recortadade un gran producto, Paint Shop Pro (en adelante PSP) es una versión completa que abarca todo el flujo de trabajo fotografico hasta un nivel profesional.

 

La nueva versión incorpora multitud de herramientas que consiguen resultados rápidos y espectaculares sobre las fotos, de forma muy simple pero también divertida. Merece la pena sumergirse en las opciones del programa y jugarcon sus posibilidades .

El Laboratorio Express permite trabajar con lotes cómodamente.

 

Las novedades de Corel Paint Shop Pro X2 Utimate

 

Lo primero que llama la atención es la nueva interfaz en color grafito similar a la que hemos visto en aplicaciones Procomo Aperture de Apple o LightRoom de Adobe. Aunque no está totalmente integrada con el resto del sistema (en las ventanas de examinar archivos y carpetas por ejemplo) permite trabajar de forma cómoda con un fondo gris neutro. Por si no nos habituamos se mantiene la opción de volver a la interfaz tradicional.

 

El nuevo Laboratorio Express facilita el trabajo con múltiples imágenes. Si bien no está pensado para una edición en profundidad si que es útil como paso inmediatamente posterior al volcado desde la cámara, desechando las tomas que no nos gustan o para reescalar o recortar a las dimensiones que necesitamos y otras tareas básicas de edición. De esta forma podemos mantener ordenado nuestro laboratorio digital, y organizar todas las imágenes de nuestro equipo de una forma profesional.

 

 

Si hay algo de moda en fotografía digital son las HDR (High Dynamic Range). Permite realizar composiciones de varias fotos (normalmente subexpuestas y sobreexpuestas) para conseguir una escena donde se suavizan los contrastes de luz y obtenemos un realismo extremo. De esta forma obtenemos fotografías perfectas imposibles de realizar con una cámara como atardeceres, lugares con mucho contraste de luces o escenas con sombras cambiantes y densas.

 

La función combinar foto para HDR calcula automáticamente los parámetros de cada imagen y partiendo de un mínimo de dos fotos y un máximo de nueve nos proporciona resultados sorprendentes con poco trabajo. Eso sí, aunque directamente por software podemos obtener resultados interesantes, es casi obligatorio usar un trípode a la hora de tomar las fotos si queremos obtener imágenes HDR de calidad.

 

Otra novedad poco espectacular pero práctica es la función conservar original que se ocupa de guardar el negativo digital en una subcarpeta dando sentido a la opción restablecer en cualquier momento. El único problema es nuestro espacio necesario en disco (que prácticamente se duplica), algo a valorar si realmente trabajamos con muchas fotos.

 

En cuanto a las herramientas de retoque se añaden algunas nuevas comoadelgazar, que atomatiza el proceso de aligerar de peso a nuestros retratos o el “modo colirio” que permite eliminar el enrojecimiento de ojos irritados. Las funciones bronceadory correción de imperfeccionesse han mejorado notablemente respecto a la versión anterior. Terminamos la revisión a las mejoras destacadas con la nueva función para añadir marcas de agua visibles de forma extremadamente sencilla.

 

La versión Ultimate que hemos probado incluye además:

 

– Corel Paint Photo Essentials 4 (en inglés) para convertir fotos en pinturas fácilmente.

 

– Software para recuperación de archivos borrados desde tarjetas de memoria.

 

– Background Remover, un filtro profesional para eliminar los fondos de las fotos.

 

– Contenido creativo extra como marcos, bordes…

 

– Una unidad flash Toshiba de 2 Gbytes de capacidad.

 

¿Amateur o profesional?

 

Está claro que Paint Shop Pro no ofrece la fuerza bruta” de un Photoshop pero su bajo precio y facilidad de uso puede llevarnos a engaño. Estamos ante una suite de retoque muy potente y con posibilidades de realizar trabajos dignos del mejor profesional.

 

Corel ha ido incorporando funciones que podemos ver en programas mucho más caros que PSP, que en las últimas versiones va ganando en potencia y versatilidad.

 

El trabajo con imágenes RAW, por ejemplo, funciona de forma aceptable y con bastantes formatos. Lamentablemente, no es compatible con todas las cámaras (tuvimos problemas con una Pentax K10D) y, por ejemplo, es imposible ajustar el balance de blancos antes de abrir la imagen. De todas formas para la mayoría de usuarios será más que suficiente y es probable que una futura actualización resuelva algunos bugs que hemos detectado.

 

Otro aspecto que consideramos fundamental es su compatibilidad con los plugins de Photoshop. Los de Nik Software o Imagenomic por ejemplo funcionan al 100%, pudiendo utilizar filtros de calidad profesional en un software de bajo precio.

 

Funciones como la sustitución de color, eliminación de fondos o la correción de imperfecciones en piel suponen una gran ayuda en la edición de fotografías y se obtienen buenos resultados en la mayoría de los casos. Lástima que los ajustes sean un poco “bruscos” y la única forma de afinar sea entrando de lleno en una edición más manual.


Nuestras pruebas

 

Durante algunas semanas hemos usado el software de Corel para nuestro trabajo en el laboratorio técnico. El software funciona correctamente con un procesador de más de 1 GHz y al menos 512 Mbytes de RAM, aunque recomendamos 2 Gbytes para ganar en fluidez cuando trabajamos con imágenes grandes.

 

La velocidad de trabajo es muy similar a la que vemos en los productos de Adobe, exceptuando alguna tarea puntual (como la eliminación de ruido, mucho más lenta que en Photoshop), aunque en equipos faltos de memoria la lentitud se hace notar.

 

No tuvimos problemas con ninguna cámara (excepto la Pentax K10D que hemos comentado) y la edición por lotes funciona de manera ágil siempre que el hardware acompañe. Incluso con imágenes pesadas el software se comporta de manera muy estable, no experimientado parones en ningún momento de los diferentes procesos.

 

Conclusiones

 

Corel Paint Shop Pro X2 es un producto muy completo, fácil de usar y con un precio excepcional (89,99 euros). Su suave curva de aprendizaje y la colección de tutoriales permiten adentrarse en la edición digital de forma amena y divertida, consiguiendo resultados interesantes en poco tiempo.

 

Pensamos que no es justo compararlo de forma directa con un producto como Photoshop. En edición de imágenes el producto de Corel es superior a la mayoría de opciones del mercado además de ser más económico. Sin duda constituye una de las mejores soluciones del mercado para editar nuestras fotos.

 

  • Share This