¿Habrá un Microsoft Phone?

¿Habrá un Microsoft Phone?
11 de diciembre, 2008

Aunque la empresa sigue empeñada en desmentirlo, los rumores sobre el posible desarrollo de un teléfono móvil por parte de Microsoft van en aumento y algunos incluso se aventuran a dar detalles del posible MS Phone. Como ya adelantamos, este dispositivo podría estar basado en la plataforma Tegra de NVIDIA, pero ahora algunos analistas se aventuran incluso a afirmar que la presentación del nuevo teléfono la hará Ballmer en enero en el seno del CES2009.

 

El proyecto de un teléfono móvil de Microsoft es un viejo rumor que lleva dando tumbos por la red desde hace ya algún tiempo. Como comentan en The Register, la historia se remonta como mínimo en septiembre de 2006. Entonces se extendió el rumor (recogido por un artículo de Ars Technica) de que Microsoft estaba trabajando en un teléfono móvil basado en el reproductor multimedia Zune con la idea de ganar por la mano a Apple, que en ese momento se rumoreaba que estaba preparando el sonado lanzamiento de un teléfono con funciones de reproductor multimedia.

 

Cuatro meses después Apple presentó su iPhone y del teléfono de Microsoft no hubo noticias. Sin embargo el rumor de que se seguía trabajando en él seguían aterrizando persistentemente en la red y las publicaciones especializadas.

 

 

 

Con el ímpetu del iPhone, los rumores de un teléfono móvil de Microsoft se atenuaron durante algún tiempo. En febrero de 2007 fueron tanto CrunchGear como Gizmodo los que dieron un paso al frente y se hicieron eco cada uno de sus propias fuentes “bien informadas” que apuntaban al desarrollo inminente de un móvil. Incluso Gizmodo daba un 100% de probabilidades al desarrollo de dicho dispositivo.

 

En abril de ese mismo año era Steve Ballmer el que se ocupaba de enfriar de forma bastante tajante los rumores con sus declaraciones sobre un posible teléfono móvil de MIcrosoft: “no es un concepto que vayamos a desarrollar, estamos en el negocio de Windows Mobile. Podemos meter Zune en Windows Mobile, podemos meter la Xbox en Windows Mobile, podemos meter cualquier cosa“.

 

 

 

La larga tradición de Ballmer y Microsoft en general del juego al despiste se materializaba en septiembre de ese mismo año, cuando en un artículo de Wired un representante de la marca responsable de entretenimiento y dispositivos declaraba que “no era irrazonable” pensar en el desarrollo de un móvil por parte de Microsoft. A finales de año Zdnet recogía este clima aparentemente propicio para la germinación del supuesto teléfono de Microsoft para anunciar su previsión de que el dispositivo vería la luz en 2008.

 

Esta vez era el turno de Bill Gates de arrojar agua sobre las llamas de la especulación. En enero de 2008 Gates declaraba de forma aún más tajante que Ballmer: “no, no lo haremos. En el negocio de los llamados Smartphones nos concentraremos solamente en el software con nuestro programa Windows Mobile“.

 

 

 

El 2008 empezaba pues con esta afirmación categórica por parte del responsable máximo de la empresa. Lo cual no consiguió que los rumores se apagaran, ni mucho menos, y en esta ocasión el responsable fue precisamente Ballmer, el mismo que el año anterior descartaba el proyecto. En un famoso memorandum interno que se acabó filtrando, mencionaba que Microsoft iba a trabajar estrechamente con los fabricantes de hardware para proporcionar experiencias completas a los usuarios y concluía: “Haremos lo mismo con los teléfonos“.

 

El móvil de Microsoft: por qué ahora

 

Se acerca el final del año y los rumores de que el teléfono móvil de Microsoft está próximo a ser presentado se intensifican. Las los signos de que algo pasa son varios.

 

– La adquisición hace un año de la empresa Danger, responsable del diseño del popular teléfono móvil Sidekick de T-Mobile. Parece un plazo razonable para el desarrollo de un producto de las características de un móvil Microsoft. Uno de los cofundadores de la compañía, Andy Rubin, la dejaría para unirse al equipo de desarrollo de Google responsable del diseño del primer teléfono basado en Android, el G1.

 

 

 

– Las noticias que han llegado de diversas fuentes de que NVIDIA está trabajando con Microsoft para la aplicación de su plataforma Tegra en un producto móvil. Las especulaciones apuntan a un teléfono móvil o una plataforma de juegos portátil, aunque lo más probable parece ser lo primero. Los nuevos datos al respecto apuntan a que el dispositivo está orientado principalmente a juegos. El gran éxito de ventas del iPhone en ese mercado puede ser una de las razones.

 

 

– Una de las razones apuntadas para que Microsoft se muestre reticente para el lanzamiento de este teléfono es la interferencia con su negocio de distribución de Windows mobile. Si embargo, el retraso de la presentación de la versión 7 y el ritmo acelerado del mercado de Smartphones y la aparición de nuevos jugadores como Google, están haciendo que Microsoft se replantee el negocio. Sobre todo al asistir al fenómento iPhone que multiplica los beneficios que obtiene Microsoft con si Windows Mobile. No hay que olvidar que ir a remolque no le ha salido nada mal en mercados como el de videojuegos con su Xbox.

 

– El que Steve Jobs tenga una Keynote el 6 de enero de 2009 en el MacWorld de San Francisco y Ballmer una presentación el día siguiente en el CES de Las Vegas, están dando pie a especulaciones sobre si puede ser el momento ideal desde le punto de vista psicológico para la presentación del teléfono. Otros apuntan sin embargo que es posible que ambas presentaciones se centren en las novedades en el campo de los sistemas operativos por parte de ambas empresas. Hay analistas que por otro lado se inclinan por que la presentación tendrá lugar en la feria 3GSM de febrero en Barcelona.

 

– En un artículo de Cnbc del 25 de noviebre se apuntan datos muy concretos del proyecto, entre ellos que el dispositivo tiene como nombre en código Pink. Sus datos coinciden en apuntar al CES o el 3GSM como posibles escenarios para la puesta de largo del móvil de Microsoft.

 

– Un interesante elemento del rompecabezas es el reciente acuerdo de Microsoft y LG que se anunció como una colaboración estratégica en plataformas móviles que puede derivar en la aportación por parte de LG de componentes importantes (pantallas, baterías…) al cocktel en el que NVIDIA, como hemos visto, es la estrella invitada.

 

En definitiva parece que la espera para saber si Microsoft se mete en el negocio de los teléfonos móviles va a acabar pronto. No parece mal momento, aunque las perspectivas de crecimiento son menores a las esperadas por la crisis, precisamente el mercado de los smartphones es el que mejor salud está demostrando. Además, según apuntaba en su memorando Ballmer, Microsoft tiene la intención de aumentar su control sobre las plataformas hardware sobre las que ofrecer sus productos. Es una estrategia que le ha salido redonda con la Xbox, por lo que la zambullida en el mercado de la telefonía móvil no parece para nada descabellada.

 

 

  • Share This