Apple no registró Mac OS X

Apple no registró Mac OS X
24 de diciembre, 2008

En un movimiento que nadie se esperaba, ya que la maquinaria legal de Apple es la propia de una empresa que tiene unas reservas de dinero en efectivo de más de 25.000 millones de dólares, Psystar, el fabricante de clónicos con el sistema operativo Mac OS X, ha añadido un argumento a su defensa en el que afirma que la empresa que dirige Steve Jobs no posee legalmente lo derechos necesarios para proteger Mac OS X en los Estados Unidos, algo que de ser cierto haría que la demanda interpuesta por los de Cupertino contra este fabricante de clónicos Mac acabar desestimándose porque se fundamenta en la violación de la licencia de uso de este sistema operativo.

 

No sabemos si es un intento desesperado o si al final los de Psystar lograrán que su nueva línea de defensa tenga éxito, pero lo cierto es que han añadido a la documentación aportada al juzgado del Distrito norte de California una serie de informes donde se dice que Apple no utilizó los procedimientos apropiados al registrar Mac OS X. Y aunque dicho así suena un poco de chiste que alguien ponga en duda que Mac OS X no es un producto del que Apple tenga su propiedad intelectual, si al final demuestran algún defecto de forma en su copyright, las “huestes legales” de Steve Jobs deberán retirar la demanda contra Psystar porque no tendría sentido acusa a alguien de violar los derechos de copia de un producto que no los tiene.

 

 

Tampoco podemos olvidar que no es la primera argumentación utilizada por Psystar para librarse de la demanda, ya que el fabricante de clónicos Mac asegura que Mac OS X tiene una rutina de inicio que analiza el sistema y comprueba que está ejecutándose sobre un equipo con procesador Intel Dual Core, que es el incluido en los Macs genuinos. Así, cuando el sistema operativo detecta que el hardware no es el aprobado por Apple, se apaga. Psystar afirma que microprocesadores y componentes más baratos que los usados actualmente por Apple en sus equipos son suficientes para que Mac OS X 10.5 Leopard se ejecute con soltura, y que si no lo pueden hacer es por el famoso código oculto, algo que de ser cierto parece que colisiona con los principios de la libre competencia.

Volviendo al problema de los derechos de Mac OS X, si al final se acepta el argumento de Psystar, Apple vería cómo a su circo “le crecen los enanos” ya que otros fabricantes OEM podrían encontrar en el mercado de clónicos Mac un negocio rentable que al final reduciría su cuota de mercado.

 

  • Share This