¿Existe rival para el iPhone?

¿Existe rival para el iPhone?
2 de enero, 2009

El smartphone de Apple ha sido uno de los triunfadores del pasado año, y su cuota de crecimiento amenaza un mercado tradicionalmente dominado por fabricantes como Nokia o RIM, que ahora tratan de reaccionar, aunque sin éxito. La llegada del iPhone 3G y la aparición, sobre todo, de la Apps Store y de miles de aplicaciones para este móvil han determinado el éxito de una plataforma de Apple que parece imbatible.

La keynote de enero de 2007 de la Macworld Expo protagonizada por Steve Jobs destacó por el anuncio de la primera generación de un dispositivo del que meses antes se había rumoreado su aparición. Todo se concretó definitivamente algunos meses más tarde, cuando el 29 de junio de 2007 las tiendas estadounidenses comenzaron a vender este smartphone con un increíble sistema de control multitáctil.

Desde ese momento se demostró claramente que el interés por el iPhone era enorme: el mercado negro logró que las unidades se vendieran en un buen número de países de forma oficiosa, algo que Apple no impidió con demasiada fuerza y que de hecho sirvió como alfombra roja para la llegada, esta vez oficial, del sucesor del iPhone de primera generación: el iPhone 3G.

Con este modelo no solo asistíamos al nacimiento de un dispositivo más redondo en el apartado hardware gracias a su conectividad 3G, sino que también venía acompañado de un elemento absolutamente revolucionario: soporte de aplicaciones móviles específicamente diseñadas para el iPhone y distribuidas a través de la App Store. No sabemos quién fue el verdadero responsable de esta idea, pero desde luego Apple debería ponerle un monumento, porque el éxito de esta tienda on-line de software ha sido absolutamente increíble.

El interés de desarrolladores y usuarios ha ido creciendo al confirmarse las excelentes prestaciones de este smartphone, y su venta en un buen número de países le ha venido muy bien a Apple, que ha firmado acuerdos de subsidio con las grandes operadoras de cada país, lo que le reporta buenos ingresos adicionales.

¿Alguien le hace sombra a Apple?

El mercado de los smartphones se ha animado mucho en 2008, y ese crecimiento de Apple ha perjudicado a todos los protagonistas tradicionales. El primero de ellos, RIM (responsable de fabricación de las BlackBerry) ha visto como el concepto de iPhone con teclado virtual en pantalla y sobre todo las aplicaciones móviles han interesado a muchos usuarios de telefonía móvil. RIM sigue siendo líder indiscutible en servicios Push, pero ha perdido comba claramente gracias a la "fiebre iPhone" y está tratando de reaccionar con su propia tienda de aplicaciones y nuevos terminales como la BlackBerry Storm.

El éxito del iPhone en el mercado norteamericano es absolutamente aplastante.

Probablemente mucho más dañino ha sido el efecto que el iPhone ha causado en los dispositivos Windows Mobile, un sistema operativo para dispositivos móviles que está acusando el paso de los años: la versión 7.0 sigue sin llegar, y mientras tanto la interfaz táctil del iPhone se ha situado a años luz de sus competidoras, aunque hay capas como TouchFLO 3D que tratan de ofrecer prestaciones similares. Obviamente la interfaz no lo es todo, pero es que además de visualmente atractiva la solución software del iPhone tiene un comportamiento veloz y eficiente.

Palm y su gama de smartphones Treo ya llevaban tiempo en problemas, y desde luego el éxito del iPhone no les ha venido bien. Habrá que ver qué se puede esperar de ellos en el CES que se celebrará en pocos días y en el que podrían desvelar Nova, su nuevo sistema operativo para dispositivos móviles. La propuesta probablemente defina el futuro de Palm a corto plazo, y veremos si se produce un punto de inflexión en su prolongada caída en cuota de mercado.

Android, prometedora

La plataforma software para dispositivos móviles creada por Google es sin lugar a dudas la "gran esperanza" para muchos grandes de la industria. El primer terminal, el T-Mobile G1, ha tenido una acogida notable, pero se trata de un smartphone con demasiadas limitaciones que ha hecho que muchos usuarios prefieran esperar a modelos más preparados.

Sea como fuere, el sistema operativo móvil de Google podría ser el único competidor real de Apple en este segmento a medio plazo. Las propuestas de gigantes como Nokia (el mayor fabricante sin discusión) o RIM siguen tratando de recuperar terreno frente a la oferta software de Apple, pero de momento lo tienen difícil, y aunque RIM probablemente no apueste por Android a corto plazo, Nokia sí que podría hacerlo a pesar de que Symbian es absoluto protagonista en sus móviles.

Otros fabricantes también están comenzando a mostrar su interés por Android, y puede que este año 2009 veamos el despegue definitivo de terminales con este sistema operativo, que obviamente viene acompañada de una tienda de aplicaciones llamada Android Market cuyo objetivo es idéntico al de la App Store de Apple.

Conclusiones

Es indudable que el crecimiento de la plataforma móvil de Apple está siendo asombroso, pero obviamente el iPhone no es un dispositivo perfecto: la plataforma cerrada y propietaria de los desarrolladores de Cupertino molesta a muchos usuarios y también a la industria, que debe plegarse a los deseos de la empresa de Steve Jobs. Eso podría ser un factor fundamental para el éxito de otras soluciones como Android o incluso de plataformas Linux como Moblin en las que Intel está invirtiendo mucho tiempo, dinero y esfuerzo.

Así pues, nos enfrentamos a un 2009 en el que probablemente se defina de forma mucho más concreta el mercado de los smartphones y el de las aplicaciones móviles. Apple ha triunfado claramente con su App Store, pero Android acaba de iniciar su andadura y se trata de una plataforma abierta, mucho más deseable para fabricantes y desarrolladores, al menos en teoría.

  • Share This