Conclusiones

Conclusiones
8 de enero, 2009

Tras unos días analizando esta solución podemos decir que el procesador Phenom II con el núcleo Deneb no se merece un recibimiento festivo, pues simplemente se trata de un producto necesario, no tanto para competir con Intel sino para completar un portfolio de productos capaz de satisfacer la demanda de los usuarios.

 

El procesador Phenom II X4 940 es un buen producto, posicionado correctamente en precio, y que no aspira a ser el más rápido, pero sí uno de los más rentables por su relación calidad / precio. Compite directamente con el procesador Intel Core i7 920, que gracias a su renovada arquitectura Nehalem ofrece un rendimiento similar al de AMD, aunque su velocidad de reloj sea menor pero AMD, a diferencia de Intel, cuenta con una tecnología de gráficos muy avanzada. De este modo, Dragon como plataforma se posiciona cómodamente en el mercado de PCs gracias a la idea de unidad que contagia. Procesador, chipset y gráficos tanto discretos como integrados para usuarios que busquen un buen PC dentro de una horquilla entre los 600 y los 1.000 euros.

 

 

En la hoja de ruta de AMD hay  modificaciones más profundas, como el nuevo Socket AM3 o el paso de memoria DDR2 a memoria DDR3, que debería permitir aumentar el rendimiento algo más. Sin ebargo parece más sensato ofrecer un producto apto tanto para realizar actualizaciones de los sistemas AMD con zócalo AM2+, como para configuraciones nuevas. En el caso de Intel, con Nehalem, hay que cambiar prácticamente todo para hacerse con esta nueva arquitectura de Intel, lo cual supone una mayor inversión.
 

En última instancia habrá que remitirse a configuraciones concretas para poder evaluar la ventajas económicas de los equipos basados en plataformas Dragon frente a los basados en Nehalem, aunque de momento, para quienes sólo deseen actualizar su actual sistema AMD, el porcesador Phenom II se presenta como una alternativa natural y lógica. Eso sí, comporbando antes que existe compatibilidad con la placa para estos nuevos procesadores. Con el chipset 790GX no debería haber problemas.

  

Nos ha gustado
 

– Cool & Quiet 3.0 no interfiere con el rendimiento y hace lo que tiene que hacer.
– Junto con el chipset 790GX no hace falta una tarjeta gráfica salvo que se vaya a jugar.
– Compatibilidad con las placas base existentes (zócalo AM2+ y chipset 790GX al menos).
– Precios ajustados.
– Aplicaciones como AMD Overdrive y Fusion.

 

No nos ha convencido
 

– Overclocking no tan “extremo” en el modelo 940.
– Rendimiento por debajo de Core i7 920 a velocidades nominales.
– Aún no hay una auténtica suite de software para Dragon.
– Hybrid Crossfire no se pudo configurar.

 

Contenido del especial:

 

1. Primer contacto con AMD Dragon

2. Nuestras pruebas

3. Conclusiones

 

  • Share This