Destruye tu disco duro

Destruye tu disco duro
9 de enero, 2009

Los procesos de recuperación de discos duros son capaces de restaurar información de unidades que parecían teóricamente destrozadas, y hay quien sugiere métodos algo exagerados para hacer inaccesibles esos datos. De hecho, los consejos incluyen prácticas como la inmersión del disco duro en ácido o el uso de un taladro sobre las superficies del disco. No obstante, un simple comando en Linux puede ofrecer igual seguridad.

Algunas empresas dedicadas a la recuperación de datos de discos dañados físicamente han demostrado que incluso en unidades sometidas al fuego o a golpes de martillos, caídas y otros golpes aún es posible recuperar los datos. Eso hace que muchos usuarios teman lo que algún extraño puede encontrar en discos duros antiguos que ya no utilizan y que tiran a la basura… o venden de segunda mano.

El software de recuperación de archivos es capaz de lograr tasas de recuperación muy altas para unidades que incluso hayan sido formateadas, de modo que hay aplicaciones software que se encargan de sobreescribir toda la información del disco con ceros y unos de forma aleatoria de forma que los datos anteriormente presentes queden totalmente borrados.

Algunos hackers y crackers incluso se dedican a comprar discos duros usados para luego tratar de extraer información valiosa de dichos discos con aplicaciones como las citadas, y hay quien sugiere que meter el disco en ácido o quemarlo debería ser suficiente para asegurarse un grado de protección muy alto. Sin embargo las utilidades de sobreescritura son un método mucho más cómodo… y menos exagerado, por supuesto.

De hecho, esas aplicaciones comerciales pueden ser sustituidas fácilmente por un sencillo comando en Linux que hace básicamente lo mismo. Existen Live CDs con este sistema operativo que permiten realizar una serie de pasadas para poder sobreescribir datos en el disco duro. Por ejemplo en esta página se explica el proceso con Knoppix, pero en realidad debería servir cualquier LiveCD, ya que el comando usado (shred) está incluido por defecto en ellas (o debería). También es posible hacerlo en Linux con el típico comando dd, que habría que utilizar de este modo:

dd if=/dev/random of=/dev/sda

Aunque obviamente habría que sustituir /dev/sda por el nombre de dispositivo correspondiente a nuestro disco duro (puede ser sdb, sdc, hda, hdb, etc).

  • Share This