Apple LED Cinema Display 24

Apple LED Cinema Display 24

La LED Cinema Display de 24 pulgadas ha sido diseñada para servir como pantalla externa que usaremos con la familia de portátiles MacBook con carcasa unibody de aluminio (compuesta ya por el MacBook, los MacBook Pro de 15 y 17 pulgadas y por el MacBook Air). Esta pantalla panorámica de 24 pulgadas y con una resolución de 1.920 x 1.200 píxeles es el primero de los productos de Apple que hace uso del nuevo conector Mini DisplayPort incluido en sus portátiles.

A pesar de estar acostumbrado a trabajar con un iMac de 20 pulgadas, que no es su "hermano mayor" de 24 pulgadas pero nadie negará que el tamaño de su pantalla es más que suficiente para manejarse cómodamente sobre el escritorio de Mac OS X, la verdad es que nada más sacar de su embalaje la nueva LED Cinema Display de 24 pulgadas me quedé impresionado con su imponente tamaño, sobre todo porque al estar suspendida sobre un pie de aluminio (con una articulación que permite ajustar la pantalla a la horizontal de nuestros ojos fácilmente, con un ángulo entre -5 y 25 grados), parece como si su formato panorámico fuera todavía más grande.

La "solución perfecta": portátil MacBook, pantalla LED Cinema Display 24 y teclado y ratón inalámbricos.

Tras sacar la pantalla de su gigantesco embalaje (cuesta, la verdad, ya que hablamos de un equipo grande y pesado; 9,5 kilos) y situarla sobre la mesa de nuestro escritorio (hubo que echar a un lado al iMac, pero al final pude hacerla un hueco), lo primero que llama la atención es que es, pero a lo grande, como la pantalla de los MacBooks nuevos, es decir, con su inconfundible marco negro y un borde muy fino en aluminio. Este parecido es lógico si pensamos que es un complemento de los portátiles de Apple.

La parte trasera del LED Cinema Display 24 es puro minimalismo.

En su parte trasera (puro minimalismo) encontramos tres puertos USB 2.0, una ranura para anclarlo mediante cable Kensington, el cable que que se conecta a la red eléctrica y otro muy especial ya que tiene tres "cabezas". Una de ellas es el conector Magsafe, la segunda el nuevo Mini DisplayPort y la tercera una entrada USB. Justo en la parte inferior de la pantalla encontramos las rejillas que dan salida al sonido de sus altavoces. En el centro del marco negro que rodea su superficie útil de pantalla está la webcam (iSight) y arriba de ésta, una minúscula perforación en el borde de aluminio para el micrófono. Poco más podemos decir del aspecto externo y los componentes del LED Cinema Display de 24 pulgadas.

La pantalla se sitúa sobre un pie de aluminio basculante que permite ajustarla con un ángulo entre -5 y 25 grados.

Una pantalla muy verde

Apple se ha tomado muy en serio lo del respeto por el medio ambiente, como lo demuestra el hecho de que su tecnología LED está libre de mercurio, el cristal exento de arsénico y los materiales son altamente reciclables. Además, respeta los requisitos Energy Star 4.0 y tiene el grado EPEAT Gold (EPEAT es una organización independiente que ayuda a los clientes a comparar la eficiencia medioambiental de ordenadores; los productos que satisfacen los criterios requeridos al menos en un 75% obtienen la categoría Gold). Además, la pantalla no contiene retardantes de llama bromados, todos los cables y componentes internos están libres de PVC y su caja de embajale ha sido reducida en un 44% para no dañar innecesariamente a los árboles de los que se acaba sacando la materia prima para hacer su cartón.

Instalación

Al principio, la conexión del LED Cinema Display 24 pulgadas no es tan obvia como con otras pantallas LCD porque usa un método diferente, aunque en un momento te enteras de cómo se hace (y si tienes dudas pues te echas un vistazo al pequeño manual incluido). Lo que hay que hacer es conectar el cable del Mini DisplayPort al MacBook y olvidarse de los otros dos, no hay que "comerse más el coco". Nada más conectarlo, si el portátil está encendido, automáticamente la pantalla se encenderá y sólo tendrás que configurar el espacio de trabajo.

El impresionante marco negro tiene el mismo look que el de la familia MacBook.

Pero, ¿para qué sirven los otros dos conectores? Tranquilos, tienen su utilidad, y mucha. Una vez que ves en el LED Cinema Display tu escritorio de Mac OS X, es momento de conectar el USB, ya que se encargará de gestionar el audio, porque de lo contrario seguirás con el del MacBook, que tiene unos altavoces peores que la nueva pantalla de Apple. Por último queda el MagSafe. Gracias a él podrás ahorrarte el del portátil porque si conectas el que viene con la pantalla, el MacBook se alimentará a través de él y así evitarás llevar de un lado para otro tu cargador.

Por cierto, la conexión y desconexión de la pantalla (tanto USB como Mini DisplayPort, y por supuesto el MagSafe) se puede hacer con el portátil encendido. No sufrirás ningún cuelgue ya que todo se hace de manera automática.

En la parte inferior de su carcasa encontramos la rejilla para que salga el sonido de los altavoces.

¿Es muy brillante?

Esta es una pregunta que se hace mucha gente. Yo ya os contesto que para mí no, que su glossy es increíble, aunque no soy una persona que viva de retocar fotografías, quizás los más perjudicados del brillo de la pantalla LED Cinema Display 24. Lo que sucede es que no hay control de brillo y que las teclas de gestión de esta característica de nuestro MacBook sólo afectan al portátil y no a la pantalla. Además, en las preferencias de la Cinema Display no hay ninguna opción que permita modificar su brillo.

Eso sí, el glossy de la pantalla puede "controlarse" un poco dependiendo de la ubicación que la busques y de las luces de la habitación en la que te encuentres. Ya sé que no es lo mejor, pero es una solución.

Estos son los tres conectores que salen del cable "tricéfalo" de la nueva pantalla de Apple: de arriba a abajo, Mini DisplayPort, MagSafe y USB.

Respecto al audio, el control del volumen de sonido se hace con las teclas del portátil dedicadas a esta función. La calidad de sonido de este equipo reproduciendo una película es muy aceptable y ofrece una buena experiencia auditiva, aunque, eso sí, a media y corta distancia porque si te alejas los altavoces no dan para más.

Conclusiones

Hay que reconocer que 829 euros (lo que cuesta el LED Cinema Display 24) no son como para "tirar cohetes" de alegría, por lo que entendemos que no es un periférico apto para todos los bolsillos. Sin embargo, si te lo puedes permitir y eres la típica persona que tiene a su MacBook como su primer y único equipo, la experiencia de trabajar sobre una pantalla panorámica de 24 pulgadas y 1.920 x 1.200 píxeles de resolución no es lo mismo que hacerlo sobre una pantalla de 13, 15 o incluso 17 pulgadas de los MacBooks de Apple.

Además, recomendamos, para "redondear" la solución, que compréis un teclado y un ratón (ambos inalámbricos) de Apple, los dos muy recomendables.

  • Share This