Niños en la Red, ¿un peligro?

Niños en la Red, ¿un peligro?
14 de enero, 2009

Hasta ahora, muchos estudios han asegurado que los más pequeños de la casa están expuestos a una enorme cantidad de contenidos violentos o sexuales simplemente por entrar en la Red. No obstante, el gran peligro de los niños son la influencia de otros infantes, según un informe de un equipo de profesores y expertos en tecnología.

El Grupo de Trabajo Técnico de Seguridad en Internet ha estudiado los peligros a los que se enfrentan los menores cuando navegan por la Red, una actividad que, como ya hemos resaltado en otras ocasiones, mayoritariamente hacen sin supervisión de los padres.

El estudio publicado en el Centro Berkman de Internet & Sociedad de la Universidad de Harvard ha descubierto que la mayor amenaza de seguridad procede de otros pequeños que aconsejan o sugieren contenidos a sus amigos. De esta forma, el Grupo de Trabajo Técnico de Seguridad en Internet creado en febrero del año pasado por 49 fiscales generales estatales y formado por ejecutivos de redes sociales como MySpace, Facebook o Yahoo! pretende demostrar que ya no importan tanto los contenidos como las amistades.

"Los riesgos a los que se enfrentan los menores en Internet son complejos y de múltiples facetas, en la mayoría de los casos no son muy diferentes a los que enfrentan fuera de Internet, y (…) a medida que crecen, los propios menores contribuyen a algunos de esos problemas", sostiene el estudio.

Según el informe, la intimidación y el acoso, especialmente por parte de sus compañeros, son los problemas más frecuentes a los que se enfrentan los menores en Internet y fuera de la Red. Con el auge de las redes sociales, los datos son aireados por los cibernautas con más facilidad y las oportunidades para los pederastas aumentan estrepitosamente. Por ello, las conclusiones de este estudio pueden resultar muy interesantes para corporaciones como MySpace o Facebook donde se aglutinan millones de jóvenes.

Por otra parte, para proteger a los pequeños también se han intentado tomar medidas poco conocidas como una propuesta para establecer el dominio .sex que no se aceptó porque se considero que era demasiado explícita. Sin embargo, sería una gran oportunidad para separar las páginas pornográficas en un dominio único.

En referencia a este asunto, la seguridad de los menores seguirá en peligro mientras se paguen 10 millones de euros por sitios como sex.com, una web perteneciente a LLC Escom. La pornografía en la Red es un negocio redondo. No obstante, para no tener ningún problema la mejor prevención es la supervisión de los padres que puede ser participativa, es decir, navegar junto a sus hijos, o simplemente pasiva, la revisión del historial de las webs a las que han accedido los menores.

Más información

Estudio completo (en inglés)

  • Share This