Win7 prestaciones y conclusiones

Win7 prestaciones y conclusiones

Hemos pasado muchas horas instalando y probando Windows 7 beta en ordenadores de distintos tipos y configuraciones. Le hemos buscado las cosquillas, le hemos seguido la corriente, hemos entrado hasta donde nos dejaba y comprobado punto por punto lo que nos ha venido contando Microsoft a lo largo de estos meses. Es la hora de hacer recuento.

Compatibilidad

Una de las principales preocupaciones que levanta un nuevo sistema operativo, sobre todo en el caso de Windows que habita en los discos duros de la inmensa mayoría de los ordenadores del planeta, es el de la compatibilidad. Quizás no sea un buen momento para poner a prueba un nuevo sistema operativo. Precisamente las versiones preliminares tienen como objetivo, entre otros, descubrir posibles problemas de compatibilidad. A pesar de todo quisimos poner a prueba a Windows 7 para ver cómo se portaba, a pesar de su inmadurez.

La compatibilidad del hardware quizás sea el aspecto más delicado de este apartado. Los fabricantes son muchos y Windows 7 exige bastante de ellos. Utilidades como Device Stage requiere que los desarrolladores de hardware no sólo desarrollen los controladores necesarios (otra vez) para el funcionamiento de sus dispositivos con el nuevo sistema, sino también tienen que integrar las utilidades que permiten interaccionar con sus productos en un solo entorno. Esto presenta dos inconvenientes: el primero de recursos. Es posible que los grandes fabricantes quieran formar parte de la familia Device Stage e inviertan en esta solución, pero es posible que empresas menos importantes renuncien a esta posibilidad. En fin, que nos parece una iniciativa fantástica, pero que no sabemos cómo va a funcionar.

En nuestras pruebas no conseguimos que Device Stage reconociera el hardware que instalamos, ni siquiera productos que supuestamente estaban soportados. Sin embargo es probable que para el lanzamiento haya una lista de dispositivos compatibles mucho más extenda que la actual. En lo que respecta a la compatibilidad del hardware de los ordenadores probados, no tuvimos excesivos problemas para poner en marcha los dispositivos más importantes. Como ya hemos comentado, la mayoría de problemas que tuvimos se solucionaron automáticamente. A pesar de ello quedaron sin detectar bastantes elementos, pero en general una compatibilidad espectacular para tratarse de una beta con casi un año de trabajo para desarrollar drivers para el lanzamiento definitivo.

En lo que respecta al software no parece haber problemas aparentemente. Hemos probado distintas aplicaciones, desde Google Chrome hasta Openoffice.org pasando por Adobe Photoshop y Premiere Elements 7 (nos parecía lo adecuado) y no hemos encontrado demasiados problemas. Aplicaciones como Photoshop Elements se negaron a funcionar con Aero Snap, (no ocupaban la mitad de la pantalla verticalmente al "aplastar" la ventana contra los laterales de la pantalla) pero por lo demás el funcionamiento del programa era correcto.

Habrá que esperar, también en este caso, que los desarrolladores introduzcan el código necesario para aprovechar las características de las ventanas y nueva barra de tareas de Windows 7. Chrome, por ejemplo, podía mostrar ventanas independientes en la previsualización de la barra de tareas, pero no mostraba las pestañas de forma independiente. Quizás el software que más problemas nos dio fue Internet Explorer 8. Se bloqueó varias veces y en otras ocasiones empezaba a generar pestañas de forma contínua ante un fallo de conexión. En este caso una vez más hay que considerar que se trata de una versión beta de un programa funcionando sobre un sistema operativo también beta.

Prestaciones

El tema de las prestaciones también es delicado. En primer lugar hemos de aclarar que la licencia de la beta pública no permite que se publiquen resultados de test. En segundo lugar no hay que olvidar que se trata de una versión preliminar, que precisamente, como decíamos antes, se distribuye para detectar problemas en ella, que pueden ser también de rendimiento. Lo que queremos insinuar es que el apartado de prestaciones no tendría que ser importante en la presente prueba. Mucho más interesante es repasar las funciones y sus posibilidades, el rendimiento definitivo lo conoceremos en la versión final.

En cualquier caso hemos instalado Windows 7 beta en máquinas utilizando arranque dual con Vista y comparado tanto con programas de pruebas de rendimiento como de forma subjetiva las prestaciones de uno y otro. Lo primero que hay que decir es que las prestaciones son similares. Windows 7 sobresale en algunos aspectos y en ciertas configuraciones. Por ejemplo el arranque del sistema, el tiempo para entrar en hibernación y suspensión y el de recuperación desde ese estado sí que han sido sensiblemente mejores en Windows 7.

Conclusiones

Parece Vista, huele como Vista, sabe como Vista… Windows 7 no es un salto al vacío, no es una apuesta por una nueva filosofía. No hay cambios en el kernel (salvo para optimizarlo y racionalizarlo) no hay funciones revolucionarias, ni siquiera hay un cambio de filosofía. El UAC, aunque descafeinado, sigue estando ahí. El explorador de Windows sigue sin tener barra de menús, las ventanas siguen con esa transparencia tan mona… No hay un cambio radical, pero ¿es eso malo?

Windows 7 planta firmemente sus cimientos sobre Vista. Por lo tanto las grietas y goteras que hubiera en el sótano siguen ahí. Pero la verdad es que los cimientos de Vista tampoco son tan malos. No hann cambiado significativamente desde NT 3.5 y llevan dando servicio al 90% de los ordenadores desde hace años. ¿Quiere decir esto que Windows 7 no es un gran lanzamiento? ¿No es un sistema operativo importante? Todo lo contrario.

La revolución de Windows 7 es el punto de vista. Si el foco en Windows Vista era la seguridad a costa de lo que fuera, en esta última versión de Windows la mirada está puesta en el usuario de forma descarada. Los datos recogidos por los lamentos de los usuarios de Vista, las sugerencias en los distintos blogs y foros puestos en marcha por Microsoft y las potentes herramientas para recoger datos de miles de sistemas funcionando con Windows han dado sus frutos. Aunque el edificio y los cimientos siguen siendo fundamentalmente los mismos, la decoración y el mobiliario son distintos.

El nuevo Windows es mucho más intuitivo y cómodo de usar, y no sólo por las buenas ideas y la forma intuitiva de realizar tareas relativamente complejas como configurar una red local o conectarnos por WiFi, sino por el "look and feel", las buenas sensaciones. En mi caso, por primera vez desde que me acostumbré a dónde estaban las cosas en XP, he sentido que las cosas estaban en su sitio, que sabía cuál era el siguiente paso.

Volviendo a las prestaciones, no creo que tengamos que esperar cambios espectaculares. Lo importante es que todos estos detalles, todas estas nuevas funciones que hacen la vida más fácil al usuario (y por lo tanto requieren por parte del ordenador trabajo extra) son gratis. Es decir, el rendimiento no se resiente por todos los cambios introducidos. Por otro lado parece menos exigente con los requisitos hardware y eso le va a permitir entrar en el mundo de los netbook, una de las claras apuestas de Microsoft que podría incluso ofrecer una versión especial del sistema para estos ordenadores.

En definitiva, la impresión general de este Windows 7 beta es espectacular. Increíblemente estable para ser una versión beta, todas las funciones anunciadas por Microsoft están ahí y funcionan bien, en ocasiones mejor que lo esperado. Pero no se trata de una revolución, no es un sistema operativo que vaya a apartar de sus adorados sistemas a los usuarios de Linux y Mac OS X, pero el usuario de Windows se encontrará como en casa. El juicio sobre los fallos detectados, tanto en Windows como en Explorer 8, y las incompatibilidades encontradas queda pendiente de la versión definitiva. Si los ingenieros logran solucionar estos problemas y ajustar aún más las prestaciones Microsoft tendrá un nuevo cliente (reincidente). Yo.

Contenido del especial

1. Test de Windows 7 beta

2. Instalación y primer contacto

3. Windows 7 y los usuarios

4. Multimedia, gráficos y energía

5. Prestaciones y conclusiones

  • Share This