Belkin y los comentarios en la Red

Belkin y los comentarios en la Red
19 de enero, 2009

Recientemente, se acusaba en la blogosfera a la compañía especializada en perfiféricos para PC Belkin de pagar por la inclusión de comentarios positivos en las tiendas on-line donde se vendían sus routers. De hecho, el escándalo tiene su epcientro en Estados Unidos donde parece ser que un promotor de la compañía pagaba 60 céntimos por comentario a favor en Amazon y siimilares. Su CEO ha desmentido esta estrategia.

La verdad es que actuar con identidades anónimas o falsas en la Red para promover los productos o servicios de una compañía -o criticar los de la competencia- es una estrategia muy utilizada en el mix de acciones de marketing on-line de muchas compañías, aunque lo nieguen. Lo que ya raya la caradura es el escándalo que ha sucedido con Belkin, una compañía californiana, muy bien posicionada en todo el mundo en el segmento de la conectividad y los complementos para PC.

Por lo visto, un empleado espabilado, Michael Ballard, públicó un anuncio on-line en el The Daily Background en el que daba las instrucciones precisas de cómo debían redactar los comentarios: entre 25 y 50 palabras, calificación máxima, votar críticamente a otros productos… A cambio ofrecía 65 centavos por comentario realizado. Obviamente, al circular por Internet la oferta del tal Ballard muchos blogs se hicieron eco de este tema incluso cuestionando la validez de las opiniones de usuarios en Amazon, la tienda on-line por excelencia y donde el amigo Ballard estaba actuando para promover una famila de routers. Así, Gizmodo, Digg, Engadget… y demás webs de postín recogieron el tema.

Ante la dimensión del escándalo, el CEO de Belkin, Mark Reynoso ha actuado rápido. Ha escrito una carta abierta pidiendo disculpas y adelantando que van a realizar acciones. Reynoso afirma enérgicamente que han borrado todos los comentarios suceptibles de estar manipulados. Exculpa al canal de distribución y recuerda el brillante expediente de su compañía. Eso sí, se rumorea que hay varios despidos por "el escándalo Belkin", entre ellos el tal Ballard que en su tarjeta virtual en LinkeIn se presenta como representante de desarrollo de negocio en la compañía.

En fin, este caso muestra la debilidad de estos sistemas de recomendación social, incluso en medios de reconocido prestigio como Amazon. Y es que una pequeña mafia virtual que gestione varias identidades pueden llegar a forzar la opinión sobre un producto o destrozar los de la competencia. Si queréis leer toda la historia de manos de sus protagonistas, pulsad aquí.

  • Share This