Instala el hardware

Instala el hardware
20 de enero, 2009

La temperatura afecta directamente a los resultados del overclocking. Cuanto más baja sea la temperatura del procesador, es posible exprimir más MHz mediante overclocking. Si se quieren conseguir los mejores resultados, un buen disipador para CPU es esencial. Para estas pruebas, hemos usado el
Thermalright Extreme 120. Éste tiene 6 heatpipes y 52 placas para un mejor efecto de refrigeración, junto con el ventilador Delta 12cm 0.7a. Si tuviera que responde  cuál es el factor más importante del overclocking, mi respuesta sería: “conseguir la mejor refrigeración posible”.

Ahora vamos a instalarlo en el sistema. Primero, quitaremos el protector del ILM, teniendo en cuenta la muesca triangular que apunta en la dirección la cual el procesador necesita ser puesto. El socket de la CPU tiene 1.366 pines. Cuando al instalar el procesador, hay que ser muy cuidadoso para no dañar los pines. Si en los pines quedara alguna cantidad de pasta térmica, no use papel o algodón para limpiarlos. El pin tipo Z es débil y podría dañarse.

Aplicaremos ahora un pequeño montículo de pasta térmica en la placa de protección del procesador. Sugerimos usar alrededor de 0.2 gramos de compuesto basado en silicio para cubrir perfectamente el ISH del procesador. Después instalaremos el disipador y el ventilador. Luego giraremos el disipador para acabar de aplicar la pasta térmica.

 

Lo próximo es instalar la memoria. La instalaremos en los zócalos del mismo color. En la fotografía se instala la memoria Corsair TR3X6G1333C9 de 3 canales en los zócalos verdes. A continuación haremos lo propio con la tarjeta gráfica, el disco duro y la fuente de alimentación. Una vez esté todo listo, ya podemos probar el funcionamiento del ordenador.

Haremos clic en el botón de encendido de la placa base. La máquina debería arrancar. Si no es así, la serie GA-EX58 tiene un display de LEDs el cual permite saber el problema que tiene consultando el manual.

Tras encender la máquina, es necesario esperar un tiempo para probar la temperatura de la CPU en reposo así como en plena carga. Esto ayudará a determinar si el disipador es suficientemente bueno para el overclocking.

Teclas rápidas para la BIOS:

F7: Carga valores optimizados
F8: Ejecuta la herramienta Q- FLASH
F9: Muestra información del sistema
F10: Guardar y Salir
F11: Guardar Perfil
F12: Cargar Perfil


Rendimiento y temperatura

Para saber si el disipador está haciendo su trabajo, usaremos los ajustes predeterminados de la BIOS y ejecutaremos la utilidad EASY TUNE 6 que se incluye con la placa base GIGABYTE. Abriremos a la pestaña Hardware Monitor para ver la actual temperatura de la CPU. En la imagen de la derecha, la temperatura es de 27°C, solo 2°C más que la ambiental. Por consiguiente la temperatura es adecuada.

Seguidamente ejecutaremos cuatro veces el programa SP2004 (la herramienta burn-in se usa para cargar al máximo la CPU), marcaremos Large, in-place FFTs y la prioridad a 9. Este modo aumentará la temperatura de la CPU al máximo, y sabremos rápidamente si la CPU es estable o no. Ahora ejecutaremos el Administrador de Tareas de Windows. Ya que el SP2004 solo soporta 2 threads (el i7 920 tiene 8 threads en total), se precisa la ejecución de 4 programas SP2004 y asignar 2 núcleos (threads) a cada SP2004.

Desde el Administrador de Tareas, se puede ver cómo el procesador está en plena carga. En CPU-Z, la frecuencia del i7 920 muestra 2.833 MHz. Esto es así porque Intel Turbo boost se encuentra activado. Cuando el TDP es menor que el límite, Turbo Boost permite a la CPU correr a frecuencias algo más elevadas que las habituales.

En la pestaña Hardware Monitor del EASY TUNE 6, la temperatura del procesador marca 38°C. Ésta es lo suficientemente baja, lo cual indica que el disipador rinde bien, y será capaz de mantener la CPU fría lo suficiente para el overclocking a 4GH. Si el disipador se encuentra sobre los 70°C, no es conveniente realizar ningún overclock, ya que el disipador no es suficiente para poder llevarlo a cabo.

 

Contenido del curso

 

1. Testea el equipo

2. Instala el hardware.

3. Ajustes de la BIOS

4. Últimos pasos

 

  • Share This