Siete errores que Apple cometió

Siete errores que Apple cometió

Ayer día 24 de enero los ordenadores Macintosh cumplieron 25 años y aunque ésta sea una historia de éxito, no siempre Apple hizo todo bien. La gente de TechRadar se han encargado de recordarnos algunos errores (siete en concreto) de la empresa de la manzana que casi le cuesta su desaparición. La mayoría de ellos se cometieron en los primeros años de la década de los noventa, cuando Apple se pasó mucho tiempo dando bandazos sin tener una estrategia definida. Afortunadamente Steve Jobs llegó a su rescate.

1. Ha usado demasiada tecnología propietaria

La determinación de Apple de hacer las cosas de manera diferente al resto del mundo ha costado dinero a sus clientes. Los primeros Macs tenían conectores propietarios y se usaban formatos y programas que sólo existían en esta plataforma. ¿Un ejemplo? La única empresa que utilizó los slots de expansión NuBus fue Apple (también NeXT Computer, creada por Steve Jobs), mientras el resto optaba por PCI. ¿Más? Pues el uso de Group Code Recording (GCR) para los disquetes mientras todo el mundo de Windows empleaba Modified Frequency Modulation (MFM), con lo que la incompatibilidad estaba servida. Y por último, el uso de SCSI, ADB y LocalTalk, con su equivalente serie, paralelo y Ethernet en el mundo PC.

Steve Jobs salvó a Apple de un futuro incierto al aceptar la segunda oportunidad de volver a dirigir la compañía.

2. La tecnología de sus procesadores

Cuando Apple adoptó la tecnología RISC (Reduced Instruction Set Computers) de los chips de IBM y Motorola, mucho se habló de su superioridad sobre los micros Complex Instruction Set Computers (CISC) de los equipos Wintel. La arquitectura RISC tiene la habilidad de manejar una instrucción por cada ciclo de proceso, mientras que CISC ejecuta instrucciones a través de múltiples ciclos (Hz). En otras palabras, un PC con micro CISC necesitaba más poder de proceso para conseguir el mismo resultado que un Mac con chip RISC. Pero aquí no acaban las ventajas de RISC sobre CISC, ya que el consumo de los primeros es menor. Sin embargo, la batalla del marketing la acabó ganando Intel, ya que sus micros tenían un velocidad de proceso siempre superior, y la verdad es que a los usuarios les sonaba mejor un Pentium 4 a 1,7 GHz que, por ejemplo, un PowerPC a 1 GHz. En fin, que al final Apple tuvo que ceder y "mudarse" a los chips de Intel.

3. Empezó con mal pie los noventa

De 1990 a 1995 Apple no supo dar con lo que demandaba el mercado, mientras que Microsoft con su Windows se hizo omnipresente. La compañía de la manzana pasó de ser la empresa de ordenadores con mejor tecnología a convertirse en una compañía caótica sin visión estratégica y con un futuro incierto.

4. El mito del precio elevado

Uno de los mayores mitos sobre los Macs es que cuestan más que los PCs equivalente. Si se comparan las prestaciones una a una de lo que se consideran "equipos equivalentes" veremos que los Macintosh hace mucho tiempo que dejaron de ser unos ordenadores caros.

5. No supo reaccionar ante Windows 95

En 1992 Apple acusó a Microsoft de haber copiado el aspecto de su sistema operativo en Widows. Al final Apple perdió esta batalla y lo único que consiguió fue "quemarse" en una diatriba absurda mientras su competidor lanzaba Windows 95 y se extendía por todo el mundo. Afortunadamente al final Apple acabaría presentando Mac OS X, pero eso sería años más tarde y bajo la supervisión de Steve Jobs.

6. Licenció su sistema Mac OS a terceros

Uno de los mayores errores de Apple se produjo durante 1990 cuando licenció su sitema operativo a otros fabricantes. La razón era clara: si a Microsoft le iba tan bien, por qué no a Apple. El problema es que los de Cupertino eran una empresa de software y hardware a la vez y los clónicos hechos por Power Computing y otros canibalizaron la demanda de los equipos de Apple. Afortunadamente Steve Jobs acabó con estos clónicos cuando volvió a su puesto de CEO en 1997.

7. Olvidó su negocio

Durante la triste primera mitad de 1990 Apple se puso a desarrollar impresoras láser, una cámara digital e incluso el famoso Newton. De nuevo Steve Job, tras su vuelta a la compañía, volvió a centrarse en los Macs, sin prejuicio de otros lanzamientos (iPod e iPhone) que han quedado claro han sido todo un éxito.

  • Share This