EVGA NVIDIA GeForce GTX260

EVGA NVIDIA GeForce GTX260
26 de enero, 2009

Las tarjetas gráficas de la familia GeForce GTX 200 ya han llegado a un punto de madurez en el que se hace necesario revisar la segmentación de las gamas. Con la llegada de los modelos GeForce GTX 285 y GTX 295, y la competencia por parte de ATI/AMD, los modelos GeForce GTX 260 necesitaban una renovación y de ahí la coletilla “Core 216” de esta tarjeta de EVGA que analizamos en profundidad en nuestro laboratorio técnico.

 

 

Overclocking de serie

 

El producto de EVGA es una versión mejorada de la GeForce GTX 260 original. Se ha aumentado el número de unidades de procesamiento de shaders con 24 más y  la velocidad de reloj es superior a la nominal tanto para el núcleo como para los shaders. De este modo, se exprime al máximo el potencial de una tarjeta con una notable relación calidad/precio.

 

 

 

 

La tecnología es muy similar a la de los modelos GeForce GTX 280, pero con un precio inferior y además no necesita de ningún conector de alimentación de 8 pines. Sí necesita dos de 6 pines, pero son más fáciles de ubicar en las fuentes de alimentación. A cambio, tiene menos procesadores stream lo cual repercute negativamente en el rendimiento comparado con el modelo GeForce GTX 280, y especialmente en juegos que hagan uso intensivo de shaders.

 

 

Rendimiento y eficiencia
 

 

Ya adelantamos que es un producto con un rendimiento notable, que aun estando por debajo de las tarjetas GeForce GTX280, permite jugar a los títulos más recientes con bastante solvencia. Crysis Warhead o Far Cry 2 son juegos sumamente exigentes incluso para una tarjeta GeForce GTX 280 cuando se configuran los modos de detalle gráfico más elevados, pero este modelo de EVGA se mantiene a una distancia razonablemente corta de los modelos superiores gracias a su nuevo Core 216 y a la velocidad de reloj del núcleo y de los procesadores Stream. En casos concretos como Far Cry 2 en el modo de alta calidad y DX10, las diferencias en la práctica son mínimas.

 

 

 

Además, gracias a la modularidad de la tecnología SLI es posible añadir otra tarjeta de la gama GeForce GTX 2xx en el futuro si se hace necesario mejorar el rendimiento de juegos o de aplicaciones compatibles con CUDA (siempre y cuando la placa base disponga de dos ranuras PCI-E x16).

 

La aceleración de cálculos relacionados con las propiedades físicas de elementos en juegos y aplicaciones se puede derivar hacia la tarjeta gráfica activando la opción “PhysX” en el panel de control de NVIDIA, lo cual permite acelerar de una manera notable el cálculo de operaciones que tengan que ver con las propiedades de objetos y partículas.

 

Esta circunstancia se corrobora mediante pruebas de rendimiento como Fluid Mark, o incluso en 3DMark Vantage, donde el resultado varía notablemente según se tenga activado o no el cálculo de la física en la tarjeta gráfica o el procesador.

 

 

En las tablas de resultados se han incluido como referencia los obtenidos en algunos benchmarks con una configuración triple SLI a partir de tres tarjetas Zotac GeForce GTX 280 Amp!

 

 

 

 

 

 

En cuanto a aceleración de contenidos multimedia, a través de programas como Badaboom y la tecnología CUDA se puede acelerar la codificación de secuencias de vídeo, y a través de la tecnología PureVideo HD se acelera la descodificación de contenidos multimedia de alta definición codificados como MPEG, VC1 o H.264, junto con filtros de mejora de la imagen.

 

 

De todos modos, no se trata de una novedad en sí misma, al tratarse de la misma tecnología PureVideo que se usa en otras tarjetas GeForce. El códec de audio sigue sin estar integrado en la propia tarjeta gráfica como sucede en los modelos de AMD/ATI, por lo que si se desea sacar audio a través de HDMI, se necesita conectar un cable en la entrada correspondiente para capturar el proveniente de una tarjeta de audio dedicada o la integrada en placa.

 

 

 

La codificación de contenidos multimedia usando Badaboom arrojó un resultado de 232 fps para esta tarjeta EVGA GeForce GTX 260 Core 216 SSC, mientras que para una tarjeta GeForce GTX 280, el resultado fue de 264 fps. En la práctica, 32 fps a favor del modelo superior, mostrando una cercanía en este tipo de aplicaciones muy favorable para el modelo GTX 260, con un precio inferior.


 

Conclusiones

 

En conjunto, esta tarjeta de EVGA trae como “regalo” 24 unidades de procesamiento Stream más que las GeForce 260 de primera generación, aunque sin una reducción del tamaño de sus transistores, lo cual hubiera sido un buen golpe de efecto.

 

De momento los 55 nm se quedan en las nuevas GeForce GTX 285 y GeForce GTX 295, muy bien posicionadas frente al modelo GTX 280. Mientras que la variante GTX 285 usa ahora dos conectores de 6 pines y reduce su consumo aun a pesar de aumentar la velocidad de reloj del núcleo, los shaders y la memoria, el modelo GTX 295 integra dos “pseudo” GTX 285 en una misma tarjeta.

 

 

En última instancia, parece que NVIDIA ha puesto orden dentro de la gama media-alta y alta de su catálogo de productos. La diferencia de consumo de energía entre este modelo GTX 260 Core 216 y un modelo GTX 280 es de unos 38 vatios en condiciones de rendimiento máximo, acordes con las diferencias teóricas de TDP máximo para estos modelos.

En la configuración Triple SLI el consumo máximo alcanzó 690 vatios, lo cual supone 290 vatios más que el consumo máximo obtenido con la tarjeta GTX 260 Core 216. Su precio, en torno a los 290 euros está unos 90 euros por debajo del modelo GTX 280 y unos 100 euros más barata que el modelo GTX 285. Una de las mejores opciones del mercado para jugar a todo con un rendimiento fantástico.

 

Sistema de pruebas

 

Placa Base: Asus Rampage II Extreme.

 

Chipset: Intel X58.

 

Procesador: Intel Core i7 965 Xtreme, 3,3 GHz.

 

Memoria: 3 x DDR3 1.066.

 

Disco duro: Intel SSD 80 GB, MLC.

 

Ventilador: Thermalright.

 

Tarjeta gráfica: EVGA GeForce 260 Core 216 SSC Edition, 3 x Zotac GeForce GTX 280 Amp! Edition.

 

Fuente de alimentación: Tacens Supero 1000, 1.000 vatios.

 

Monitor: Samsung SyncMaster T240HD, 24 pulgadas.

 

Sistema Operativo: Windows Vista Ultimate SP1, 32 bits.

 

  • Share This