Toshiba JournE M400

Toshiba JournE M400

Nos encontramos ante un producto de difícil definición, ya que Toshiba lo anuncia como el televisor portátil TDT más pequeño del mercado (y no le falta razón, porque su tamaño es el de una pantalla de 4,3 pulgadas más un pequeño marco negro), pero también se puede considerar un marco digital avanzado o incluso un reproductor multimedia portátil. El JournE  M400 se incluye en cualquiera de estas tres categorías y en todas ellas cumple su cometido, aunque en alguna destaca más que en otras.

 

Desde un menú con seis iconos podremos acceder a todas las funciones del JournE M400.

 

Por empezar por lo más llamativo (ya que marcos digitales y reproductores digitales hay más en el mercado), decir que el JournE M400 es una televisión portátil (puede verse conectado a la red eléctrica o aprovechando la autonomía de su batería recargable de 1800 mAh y sólo pesa 160 gramos) que cuenta con una pantalla de 4,3 pulgadas. Esta pantalla, que gracias a su tecnología táctil nos permitirá controlar nuestro JournE M400 fácilmente, tiene una resolución de 480 x 272 píxeles, un contraste de 300 cd/m2 y un brillo de 400 cd/m2, con un aspecto panorámico real de 16:9.

 

Antes de ponernos a sintonizar la función de TV digital hay que desplegar la antena incorporada. Se encuentra oculta en la parte superior derecha (en un lateral) y tirando con suavidad de ella se puede sacar por completo. La antena permite girarla para situarla en la mejor posición para recibir la señal de TV. Una vez que tenemos la antena fuera, sólo hay que pulsar sobre el icono que pone “TV Digital” y después, desde el iconito con forma de llave inglesa, podremos hacer una búsqueda automática de los canales TDT. El proceso no dura mucho y si ha sido satisfactorio (nosotros hemos probado en muchos sitios diferentes y casi siempre lográbamos sintonizar los canales de la TDT con una gran calidad, aunque alguna vez tuvimos problemas y no recibimos señal) nos podremos poner a ver la tele inmediatamente.

 

 

Una vez que tenemos la TV sintonizada, con sólo pulsar la pantalla podremos movernos de canal, aumentar y reducir el volumen, crear una lista de canales favoritos, ver simultáneamente seis imágenes en miniatura de los canales elegidos o acceder a la Guía de TV que nos da información sobre todos los canales de TV recibidos, con su programación diaria. Y poco más hay que decir de su función de receptor portátil de TDT, ya que se ve muy bien y muy pocas veces se nota que la señal se va ligeramente (que se produzca una “pixelización” de ésta), aunque al segundo vuelve sin problemas.

 

La antena se extrae desde la parte superior derecha y es fundamental para sintonizar bien los canales de TV.

 

Marco digital y reproductor multimedia

 

No lo hemos comentado, pero para disfrutar del sonido de la TV y de la reproduccion de vídeos o canciones el JournE M400 dispone de un altavoz de 0,5 vatios de potencia. Obviamente, tendremos que estar cerca del dispositivo para oírlo bien. Metiéndonos de lleno en su “personalidad” de reproductor multimedia decir que dispone de una salida para auriculares estéreo y que es capaz de reproducir los formatos más comunes de vídeo, audio e imagen: JPG, BMP, MP3, MPEG4 SP y DivX. En el apartado de reproductor musical podemos elegir que las canciones se oigan de manera aleatoria, detenerlas, ir a la pista anterior y a la siguiente, y por supuesto manejar el volumen. En la gestión de vídeos hay opciones de retroceso y avance rápido, control del volumen y configurar la relación de aspecto y brillo.

 

La tercera de sus “personalidades” es la de marco digital. Desde el apartado de “Fotografía” de su menú principal podremos configurar el intervalo de tiempo entre diapositivas, activar efectos de transición entre éstas, especificar un archivo musical para que suene mientras la visualización de las fotos, así como girarlas o usar la función de zoom.

 

La peana del JournE M400 consigue que el ángulo de visión sea el ideal.

 

Conclusiones

 

El Toshiba JournE M400 nos ha sorprendido gratamente porque parece mentira que en tan pequeño tamaño se pueda ver la TDT con la calidad que alcanza cuando hemos sintonizado los canales correctamente. La respuesta de su pantalla táctil es rápida y los menús por los que nos movemos para configurarlo son bastante intuitivos. Es significativo que su manual de uso sólo tenga ocho páginas en su parte en español, pero os aseguramos que no hace falta leerlo para manejar con soltura todas las opciones del JournE M400.

 

Su precio de 149 euros (recomendado) nos parece elevado, pero hemos visto en Internet varios sitios con alguna rebaja más que jugosa. No podemos olvidarnos de que se entrega con una tarjeta microSD de 1 Gbyte para que desde el primer momento almacenemos fotos, música y vídeos que después reproduciremos en este dispositivo. Por cierto, también es capaz de sintonizar emisoras de radio digitales, para lo que cuenta con un menú dedicado.

 

  • Share This