LG Flatron W2271TC

LG Flatron W2271TC
4 de febrero, 2009

Los monitores viven una época dorada en los últimos tiempos: mejor calidad de imagen, diseños muy cuidados y precios contenidos han hecho que se desate una guerra entre los fabricantes por ofrecer productos que se desmarquen de la competencia. Con este propósito LG nos presenta una pantalla de 22 pulgadas con webcam, micrófono y altavoces integrados.

 

El LG Flatron W2271TC destaca por su construcción robusta. Un grueso marco de plástico negro (de buena calidad pero propenso a atraer huellas y polvo) bordea al panel. La peana y el soporte están bien acabados y el ajuste es correcto, dando sensación de seguridad. El montaje es uno de los más sencillos que hemos visto aunque el anclaje también es de plástico y hay que tener cierto cuidado en el proceso.

 

Podemos conectar la pantalla al ordenador o a cualquier otro dispositivo por el clásico VGA o por DVI. No incluye conexión para HDMI (ideal si queremos conectar una consola de alta definición, por ejemplo), aunque tampoco es habitual es esta gama de precios.

 

Los menús del monitor son fantásticos, como es habitual en la serie Flatron: extremadamente claros y sencillos permiten cambiar los ajustes o los modos predeterminados con un par de clics. El LG W2271TC cuenta con un botón de acceso directo a funciones avanzadas como el zoom, cambiar el formato de la pantalla (de 4:3 a 16:10) y para aplicar efectos como color sepia, desenfoque gausiano, etc.

 

La pantalla es regulable en inclinación pero no en altura.

 

Una de las novedades del producto es la tecnología DFC (Digital Fine Contrast Ratio), exclusiva de LG, que ajusta el brillo y el contraste de forma automática en función de las imágenes que visualizemos. Así,  si vemos una película con este modo activado los colores ganan en viveza y la imagen no se resiente incluso en las escenas con más movimiento o con transiciones bruscas de oscuro a claro. Al trabajar con aplicaciones ofimáticas el brillo se ajusta a un nivel medio y aumenta el contraste mejorando la experiencia del usuario.

 

En general funciona bien pero no deja de ser un sistema automático y cómodo. Es preferible calibrar el monitor de forma manual para obtener un rendimiento óptimo, especialmente si pensamos usar la pantalla para videjuegos.

 

Nuestras pruebas

El panel del LG Flatron W2271TC es del tipo TN (el habitual en monitores de este rango de precios), con una resolución nativa de 1.680 x 1.050 píxeles. Su nivel de brillo es de 300cd/m2 y tiene un contraste de 1000:1.

 

Antes de realizar las pruebas calibramos el monitor con ColorSync (software para Mac, aunque existen varias alternativas para Windows). Es muy recomendable realizar este proceso en el entorno donde vayamos a situar el monitor de forma definitiva y con una luz tenue.

La calidad de imagen es aceptable, pero pensamos que los ajustes de brillo que vienen de fábrica son algo elevados. La iluminación es lo suficientemente uniforme como para no causar molestias aunque con escenas muy oscuras notaremos un nivel de brillo mayor en el borde superior del panel.

Trabajar o navegar por Internet con un monitor de este tamaño es una gozada. El formato panorámico permite tener visualizar varias ventanas al mismo tiempo y la resolución es más que suficiente para leer texto con comodidad y el nivel de brillo es perfecto para cualquier tipo de estancia.

 

Para comprobar su comportamiento con contenidos multimedia visualizamos varios videos tanto en DVD como en alta definición (720p). El rendimiento es notable, mejor con ajustes manuales que con el DFC activado pero nos decepcionan los ángulos de visión. Teóricamente son 170º (vertical y horizontal) pero en la práctica la calidad de la imagen se ve muy perjudicada si no estamos justo frente al panel. No tiene una incidencia relevante si vamos a usar el equipo para tareas ofimáticas, navegar por la Web, etc., pero sí puede ser una molestia cuando hablamos de ver películas o jugar con una consola.

La velocidad de respuesta del panel es de 5 milisegundos, superior al de otras propuestas que hemos analizado en el laboratorio, pero suficiente para disfrutar conectando una consola de última generación sin que haga acto de presencia el temido “efecto estela”.

 

La webcam incluida tiene una resolución de dos megapíxeles y es orientable en vertical. Funciona correctamente con todos los programas de mensajería que hemos probado (con el sistema operativo Windows). También incluye unos altavoces integrados en la carcasa pero lamentablemente la baja calidad de sonido de los altavoces integrados que prácticamente obligan a adquirir unos por separado si somos un poco exigentes.

 

 

 

Conclusiones

 

El LG Flatron W2271TC es un monitor de gama media con una calidad de imagen aceptable y la ventaja de integrar webcam, micrófono y altavoces. Echamos de menos un menor tiempo de respuesta y unos ángulos de visualización mayores.

 

Su precio de 239 euros nos parece competitivo con respecto a otros monitores del mismo tamaño y características. En términos generales el rendimiento es correcto en todos los campos y puede suponer una muy buena inversión para usuarios que quieren renovar su viejo monitor y adentrarse en las bondades del formato panorámico.

 

  • Share This