El nuevo trabajo de Wozniak

El nuevo trabajo de Wozniak

Steve Wozniak, cofundador de Apple, ha aceptado el puesto de jefe científico en la empresa Fusion-io, una start-up con sede en el estado de Utah que desarrolla memorias de estado sólido con ratios de acceso muy veloces y capacidades de almacenamiento similares a la de los actuales discos duros. Esta tecnología permite acabar con el “cuello de botella” que hay entre los microprocesadores y los sistemas de almacenamiento.

 

En los primeros tiempos de Apple, Steve Wozniak se convirtió en uno de los ingenieros más creativos de Silicon Valley, demostrando que un buen diseño también está en el uso eficiente de los componentes. En Fusion-io, una empresa muy joven (fundada hace tres años) y ubicada en Salt Lake City (Utah), podrá desarrollar un trabajo similar desde su nuevo puesto de jefe científico (chief scientist). Está claro que Wozniak añoraba estar otra vez en primera fila, como lo demuestra lo que comentaba recientemente en una entrevista: “tengo una vida bastante tranquila y quiero un nuevo desafío tecnológico“.

 

Además de su trabajo en Fusion-io, Steve Wozniak también está en el consejo asesor de Axiotron, la empresa que desarrolla el Modbook.

 

Fusion-io basa todo su potencial en la tecnología de memorias estado sólido con ratios de transferencia de entrada y salida de alta velocidad. El producto ioDrive es un cluster NAND con un rendimiento comparable a la memoria DRAM y una capacidad de almacenamiento similar a la de los actuales discos duros, con lo que rompe la barrera existente entre la elevada capacidad de proceso de los chips actuales y los sistemas de almacenamiento que no pueden ir a “su ritmo”.

 

Aunque es una empresa con sólo tres años de vida, Fusion-io ya tiene más de 300 clientes, incluyendo a la base aérea Hill Air Force del norte de Utah. Precisamente el responsable de sistemas de esta base, Dougls Babb, comenta que “un módulo de unos 10.000 dólares de Fusion-ion es igual de eficiente que sistemas de almacenamiento que cuestan más de 100.000 dólares de empresas como EMC o NetApp“.

 

  • Share This