Rescata a tu viejo ordenador

Rescata a tu viejo ordenador

Es el momento ideal de hacer una visita al trastero o el armario para rescatar a ese viejo PC condenado al olvido y ponerle a trabajar. Aún puede ser útil para muchas tareas como el proceso de texto o la navegación con los ajustes y el software adecuado. En este artículo apuntaremos una serie de consejos para poner a punto ese viejo ordenador y qué software instalar para que vuelva a vivir tiempos mejores.

 

Con los tiempos que corren y la crisis llamando a las puertas es posible que tengamos que apretarnos un poco el cinturón y esperar un poco para renovar nuestro parque informático. Incluso podría ser una buena idea visitar el trastero y rescatar algún viejo equipo por si nos puede resultar útil. Vamos a ver por un lado cómo hacer que un viejo ordenador rejuvenezca con algunos trucos y consejos poco costosos. También daremos ideas de qué tareas encomendar a esos ordenadores antiguos rescatados del olvido.

 

 

 

Por otro lado sabemos que los nuevos sistemas operativos y aplicaciones son muy exigentes con los requisitos hardware y por otro lado para muchas de las tareas que vamos a realizar (leer correo electrónico, escribir…) no necesitamos programas potentes. Veremos qué software gratuito podemos instalar en un ordenador antiguo para que se convierta en una herramienta útil y no nos desespere con su lentitud.

 

Cómo dar lustre a un viejo PC

 

Aunque nuestro ordenador puede haberse quedado algo anticuado con respecto al último grito del hardware, es posible que con unos cuantos retoques pueda seguir dando mucha guerra. Los ordenadores más susceptibles a ser actualizados sin demasiados problemas son los de sobremesa. La facilidad de estos para el cambio de componentes hacen que prácticamente podamos renovarlos por completo (aunque el coste en este caso sería superior al de un ordenador nuevo). Vamos a ver qué elementos estratégicos podemos actualizar para dar nueva vida a nuestro PC.

 

Actualiza el hardware

 

1. Procesador

 

Esta actualización está reservada casi exclusivamente para ordenadores de sobremesa. Para ver si podemos adquirir un procesador más potente e instalarlo en nuestro ordenador, tendremos que consultar el manual de la placa base. Según la antiguedad de la misma es posible que tengamos que configurar una serie de jumpers para que el nuevo procesador funcione correctamente. Si el procesador para la actualización está descatalogado, es posible que podamos encontrar alguna oferta en sitios de subastas online como ebay. Si queremos instalar un procesador no soportado por a placa base, tendremos que cambiarla. Sin embargo la suma del precio de placa base, nuevo procesador y probablemente memoria puede acercarse, como hemos dicho, al de un ordenador nuevo.

 

2. Memoria RAM

 

Es el componente que más influye en las prestaciones del ordenador después del procesador. Un aumento de memoria RAM puede hacer milagros, por ejemplo, para acelerar Windows. Además es una ampliación rentable en términos de relación precio/aumento de prestaciones. Hay que tener en cuenta los límites de la placa base en cuanto al tipo de memoria y las ranuras libres. En el caso de los ordenadores portátiles las posibilidades se reducen. Hay que adquirir memoria especial y las ranuras de expansión son más limitadas. En ocasiones tenremos que retirar módulos de memoria para instalar otros de mayor capacidad. Al igual que en el caso del procesador, podemos encontrar módulos de memoria que ya no se fabriquen en empresas de subastas o de informática de segunda mano.

 

 

 

3. Disco duro

 

Si instalamos un disco duro más rápido notaremos un cambio en prestaciones, y además dispondremos de más espacio de almacenamiento. Si tenemos pensado destinar el equipo como servidor de ficheros, por ejemplo, será bueno instalar un disco duro de buena capacidad. Un disco duro externo puede ser una solución para apliar la capacidad, pero las prestaciones en cuanto a velocidad de acceso serán menores. También podemos cambiar el disco duro de un ordenador portátil, aunque en este caso tendremos que sustituir el que tenga instalado. Una forma de aumentar las prestaciones es instalar una unidad SSD, aunque la relación precio/prestaciones no es demasiado favorable.

 

 

 

4. Tarjeta gráfica

 

Si nuestro equipo solo dispone de una tarjeta gráfica en placa o de baja potencia, Instalar una más potente puede transformar nuestro ordenador en una máquina de juegos o en un sistema para reproducción multimedia. Es otra de las ampliaciones rentables. Hay que tener en cuenta la compatibilidad de las ranuras de expansión donde instalaremos la tarjeta y el espacio disponible dentro de la carcasa del ordenador.

 

 

 

5. Agrega puertos USB

 

Algunos ordenadores antiguos diponían de un número limitado de puertos USB. Al multiplicarse los dispositivos que conectamos con este método, incluyendo el ratón y el teclado, nos quedaremos pronto sin posibilidades de ampliación. Podemos instalar tanto un hub USB externo, que limitará sin embargo las prestaciones de dispositivos con intercambio de datos de alta velocidad. Lo ideal es una tarjeta interna que añada puertos USB 2.0 al sistema para multiplicar las posibilidades de ampliación.

 

Contenido del especial

1. Rescata a tu viejo PC

2. Nuevas ideas para un viejo PC

3. Software ligero en PCs antiguos

 

 

  • Share This