Software ligero en PCs antiguos

Software ligero en PCs antiguos

Si queremos seguir utilizando nuestro viejo ordenador para las tareas más habituales pero este no es lo suficientemente potente para usar las últimas versiones del software que usamos, podemos optar por programas más ligeros.

 

Si queremos dar nueva vida a un ordenador algo entrado en años, no solo podemos ampliar sus características hardware. También podemos instalar el software adecuado para su potencia y así disponer de una herramienta perfectamente utilizable.

 

1. Sistema operativo

 

Es quizás el primer paso. Si notamos que con el sistema operativo que tiene instalado el ordenador sus prestaciones no nos convencen, siempre podemos recurrir a sistemas más ligeros. Nos referimos a algunas de las distribuciones de Linux, que permiten sacar partido a equipos menos potentes ofreciendo sin embargo un entorno gráfico e incorporando en muchos casos las aplicaciones más comunes. Una distribución que merece la pena probar es la Gos (Good OS), un Linux sencillo con distintas aplicaciones presintaladas capaz de funcionar con una configuración mínima de procesador de 300 MHz, 64 Mbytes de RAM, disco duro de 4Gbytes y tarjeta gráfica VGA.

 

 

2. Procesador de textos

 

Una de las herramientas de ofimática más utilizadas que con el tiempo ha ido engordando en prestaciones y requisitos hardware. Sin embargo aún hay aplicaciones de proceso de texto más ligeras como Abi Word que precisa solamente de unos 16 Mbytes de RAM para funcionar. Incluso podemos descargar una versión más antigua si nuestro ordenador funciona con Windows 95, 98 o Me.

 

 

3. Editor de imágenes

 

Otra aplicación tradicionalmente exigente con recursos para la que podemos utilizar una aplicación más sencilla. En este caso nos referimos al excelente IrFanView, que permite edición sencilla de imágenes, conversión de formatos y otras operaciones que también es capaz de funcionar con máquinas con Windows 95 instalado.

 

 

4. Visor de PDF

 

Acrobat Reader es una aplicación muy utilizada para la visualización de archivos en formato PDF, pero resulta casi imposible que funcione en equipos con unas prestaciones bajas. Existen alternativas más ligeras como Foxit o Sumatra PDF.

 

5. Reproductor multimedia

 

En ocasiones incluso el mismísimo Windows Media Player resulta demasiado para equipos con prestaciones justas. Es el momento de instalar un reproductorcomo VLC, que además de exigir menos requisitos hardware es capaz de reproducir DVD y la maýoría de formatos comprimidos sin necesidad de instalaciones adicionales.

 

 

6. Navegador web

 

Los navegadores web también se han vuelto cada vez más glotones, aunque existen algunos capaces de sacar mejor partido de ordenadores menos potentes. El que se lleva la palma es sin duda K-Meleon, un navegador gráfico basado en el motor de render de Mozilla. La última versión es capaz de funcionar desde Windows 95 con 32 Mbytes de RAM y 6 Mbytes de espacio en disco a partir de un procesador 486.

 

 

  • Share This