HP HDX18, multimedia a lo grande

HP HDX18, multimedia a lo grande
11 de febrero, 2009

Un ordenador con pantalla panorámica de 18,4 pulgadas 16:9 y reproductor Blu-Ray, ya son credenciales suficientes para conocer la vocación de este portátil, pero más allá de las intenciones, el resultado es espectacular. Nos encontramos ante la antítesis del netbook, todo a lo grande: pantalla y teclado generoso y prestaciones que rivalizan con los ordenadores de sobremesa. Y el precio es bastante ajustado.

Con una pantalla de 18,4 pulgadas y un peso de más de 4 kilogramos (y habiendo tenido en nuestro laboratorio netbooks de menos de un kilogramo), es dificil catalogar al Hewlett Packard HDX 18 como un portátil. Pertenece a una categoría de ordenadores llamados "desktop replacement", ordenadores portátiles destinados a sustituir a los equipos de sobremesa, poniendo el acento pues en las prestaciones y menos en la portabilidad o la autonomía. Este modelo de HP es un perfecto exponente de esta categoría, con unas características que lo hacen ideal para aplicaciones multimedia como la reproducción y visionado de películas en alta definición, pero que ha demostrado muchos talentos ocultos adicionales.

Pantalla de cine

Difícil que pase desapercibida una pantalla de 18,4 pulgadas, y menos la del HDX 18, que ofrece unas características que la hacen destacar nada más poner en marcha el ordenador. El brillo de la pantalla es notable, debido a la incorporación de un doble canal de dobles lámparas con tecnología BrightView, y la calidad del color sobresaliente. Esto unido a una resolución poco habitual en un ordenador portátil que alcanza los 1.080 puntos verticales lo hacen ideal para el visionado de vídeo en alta resolución. La pantalla dispone de un recubrimiento de vidrio brillante que mejora la intensidad de los colores y el contraste, pero que provoca unos brillos molestos en ambientes con mucha luz.

Esto hace que utilizar el ordenador al aire libre sea complicado, aunque en realidad no es un equipo pensado para ese uso. La resolución horizontal permite también aprovechar un amplio escritorio para trabajar con dos ventanas a la vez o realizar tareas de edición con espacio de sobra en pantalla. La calidad de la pantalla hace que sea ideal para tareas gráficas como la edición de imágenes. Sin embargo recomendamos bajar el brillo para la edición de textos para trabajar de forma más cómoda.

Un teclado convincente

Aunque parezca un elemento secundario en este tipo de equipos, el teclado sin duda nos ha impresionado postivamente. El tamaño del ordenador ha permitido a los ingenieros de HP instalar un teclado completo. Dispone de teclado numérico, dos teclas mayúsculas, un teclado de retorno de carro de forma tradicional y teclas de movimiento del cursor independiente. La mecánica de las teclas es excelente y lo hacen muy adecuado y cómodo a la hora de escribir. Un inconveniente es de nuevo el brillo, el color plateado de las teclas puede devolver reflejos bajo la luz del sol. Nuevamente poco adecuado para su uso en exteriores.

Sobre el teclado encontramos una zona de botones sensibles al tacto que permiten acceder a distintas funciones multimedia, como el control de reproducción, la apertura de la unidad óptica y control de volumen y de otros parámetros de sonido. También se encuentra un botón para activar o desactivar las redes inalámbricas. Los botones se iluminan, aunque no son demasiado visibles a la luz del día. Sobre esta zona toda la parte superior es ocupada por los altavoces. Bajo el teclado se encuentra la zona sensible del "Touchpad". Dada la generosidad del tamaño del teclado y la pantalla la superficie sensible parece algo limitada, sobre todo por la amplitud del escritorio a recorrer.

Frío y silencioso

La carcasa del ordenador tiene aspecto sólido, aunque al apoyar las manos para utilizar el teclado se notan algunos ligeros crujidos motivados por cierta holgura en las juntas frontales de la carcasa. Una de las cosas que más nos ha impresionado ha sido el escaso ruido que produce el portátil en pleno funcionamiento y lo poco que se calienta, algo inesperado dados los componentes incorporados. Incluso con aplicaciones exigentes, apenas se puede apreciar el ruido del ventilador y la parte inferior se calienta bastante menos que otros ordenadores con características similares.

Esto se debe principalmente a un excelente diseño del sistema de refrigeración. El tamaño de la carcasa ha permitido incorporar un ventilador de gran tamaño que gira a pocas revoluciones. La sorpresa ha venido al comprobar cómo el equipo evacuaba el aire caliente. Al abrir la pantalla la bisagra de la misma, en forma de L, crea un espacio en el que se pueden apreciar unas rejillas de ventilación. Es decir, que el aire caliente se expulsa en la zona de la pantalla, la más alejada del usuario. de esta forma se evita en parte el ruido y se evita que el calor se disipe por la parte inferior como en otros equipos. Un aplauso para los ingenieros de HP.

En el apartado de conectividad, el sistema es muy completo. Dispone de cuatro puertos USB 2.0, conexión FireWire un puerto ExpressCard, salida HDMI y también una conexión eSATA. Esta conexión permite instalar dispositivos de almacenamiento externo con altas tasas de transferencia. Además dispone de un lector de tarjetas 5 en 1. Como complemento dispone de un lector de huellas dactilares. En el apartado de conexiones de red ofrece Ehternet de un Gigabit y en el apartado de conexiones inalámbricas dispone de Bluetooth y WiFi 802.11 n draft. Merece la pena mencionar el tamaño del alimentador, de un tamaño bastante considerable, incluso comparado con el tamaño del ordenador.

Prestaciones y conclusiones

Durante las pruebas el ordenador mostró unas excelentes prestaciones en general. En los test de descompresión de vídeo se comportó de forma más que digna, así como en las pruebas con programas de productividad. En los test de grabación y lectura de disco los resultados no fueron espectaculares, pero más que dignos para cualquier aplicación de Windows. En el caso de los juegos es posible aprovechar la resolución de la pantalla en muchos de ellos, aunque los últimos títulos sufren con los 512 Mbytes de RAM dedicados de la NVIDIA 9600M GT. Aunque existen modelos más potentes, lo cierto es que para un equipo multimedia la respuesta en juegos fue más que suficiente. Si se busca un modelo para jugar es mejor optar por otros modelos o por un ordenador de sobremesa, aunque por otro lado no ofrecerán otras ventajas que sí tiene el HDX 18, como el bajo ruido y calor al funcionar.

En cuanto a la batería, el modelo de ocho celdas del HP se comportó de forma excelente para lo que suele ser habitual en este tipo de ordenadores. Y en el caso de este modelo, con una pantalla de doble lámpara de una gran intensidad y una tarjeta gráfica bastante potente, la autonomía supera las dos horas incluso al visualizar vídeos de forma contínua.

Lo cierto es que el HDX 18 de HP nos ha impresionado. Confortable para escribir, con una autonomía sobresaliente para el tipo de equipo que es y una pantalla de excelente calidad, la verdad es que poco más se puede pedir. Y sobre todo considerando el precio, 1.599 euros nos parece un desembolso más que adecuado para lo que ofrece este ordenador. Se trata por otro lado de un equipo más versátil de lo que parece y que tiene muy pocas lagunas y todas ellas superficiales. Quizás un tratamiento antirreflejos más eficaz para la pantalla sería deseable, pero en realidad sólo para situaciones en las que no se suele utilizar este tipo de equipos. Nos han gustado especialmente ciertas soluciones técnicas, como la distribución de componentes, el sistema de refrigeración y el aprovechamiento de la batería.

  • Share This