Los SSD consumirán la mitad

Los SSD consumirán la mitad

La batalla por ser la tecnología de almacenamiento para portátiles más eficiente está en plena ebullición. El último capítulo es la tecnología presentada por la universidad de Keio que consigue bajar el consumo de unidades SSD. Se trata de un sistema de comunicación inalámbrica que consigue reducir el número de componentes y conexiones para disminuir el consumo de energía hasta un 50%. También permitirá ahorrar costes.

 

Las unidades SSD hasta ahora no han podido ser la alternativa que pretendían para ordenadores ultraportátiles. A pesar de no tener partes móviles y de otras ventajas, no acaban de convencer por prestaciones y sobre todo por la mala relación precio/capacidad de almacenamiento. Los avances tecnológicos pueden ser la clave para que los discos SSD cobren una ventaja competitiva frente a los discos duros magnéticos en ordenadores portátiles.

En la conferencia internacional de circuitos de estado sólido (ISSCC) la universidad de Keio junto con otros investigadores han presentado una tecnología inalámbrica que permitirá reducir drásticamente el cableado interno de estas unidades. Este sistema limita a 200 los cables que se precisan para una unidad SSD, comparado con los más de 1.500 que se utilizan generalmente. Dado que la transmisión de datos es inalámbrica, los cables necesarios se limitan a los que proporcionan corriente a las distintas partes de la unidad. 

 

También han presentado un diseño de unidad de estado sólido compuesta por 64 integrados de memoria Flash tridimensionales. El ahorro de energía con unidades diseñadas con estos sistemas, se estima en un 50%. Esto podría suponer un factor importante de compra para integrar unidades SSD en portátiles y conseguir por lo tanto una mayor autonomía de estos sistemas.

 

  • Share This