El peligro de las redes sociales

El peligro de las redes sociales
17 de febrero, 2009

Pertenecer a Tuenti, Facebook, LinkedIn o MySpace es algo tan común entre los cibernautas que pocos se paran a pensar en los peligros que pueden entrañar estas comunidades sociales que aglutinan a millones de usuarios desconocidos. La suplantación de identidad, el acceso a información personal y confidencial o los ataques a través de aplicaciones generadas en estas redes sociales son algunos de los peligros.

En una de las conferencias del seminario de seguridad ShmooCon 2009 de la que se hace eco PCWorld se habló de uno de los fenómenos más en boga en Internet: las redes sociales. De un tiempo a esta parte pertenecer a una comunidad on-line se ha convertido más en una obligación que en un entretenimiento. Empresas, usuarios casuales o cibernautas expertos tienen su espacio en las redes más famosas. Sin embargo, ¿qué peligros entraña estar en ellas?.

Facebook, MySpace o Twitter ofrecen la posibilidad de subir fotografías del último viaje, fiesta o aniversario de bodas, texto, música u otros contenidos sin demasiado esfuerzo. Basándose en esa facilidad de subida de contenidos, es sencillo ser atacados mediante otros archivos que creemos que vienen de amigos y/o conocidos pero realmente pueden ser perfiles falsos. Además, tal y como dijo Nathan Hamiel y Shawn, dos de los ponentes, "las redes sociales son un lugar donde se aglutinan muchos usuarios por lo que para piratas informáticos es más fácil atacar".

Cualquier aplicación puede servir para atacar a otra aplicación y rescatar datos de los usuarios. Por ello, es recomendable hacer caso omniso a las funciones que se presentan en Facebook, por ejemplo. Normalmente, estas aplicaciones, por muy graciosas que parezcan, son tapaderas de empresas para recabar bases de datos para futuras promociones.

Además, todo sabemos que los datos en estas redes pueden ser vistos por cualquiera. Por mucho que tengamos activadas todas las opciones de seguridad de la red es sencillo llegar a conocer los datos de cualquier usuario. En consecuencia, es conveniente no ofrecer demasiados datos personales que puedan en un futuro perjudicarnos a la hora de buscar empleo y en un presente ayudar a los hackers informáticos a llegar a nuestras cuentas bancarias.

  • Share This