Batalla legal: Intel vs NVIDIA

Batalla legal: Intel vs NVIDIA
20 de febrero, 2009

Las dos empresas han tenido una larga relación de amor-odio en la que los acuerdos se han visto acompañados de numerosas demandas legales y declaraciones enfrentadas. Ahora ambos gigantes vuelven a enfrentarse ante la justicia. El motivo de la disputa es un acuerdo que se firmó hace cuatro años y que permitía a NVIDIA desarrollar chipsets para procesadores de Intel a cambio, claro está, de licencias sobre patentes de NVIDIA.

 

Una reciente demanda de Intel en las cortes judiciales especifica que “la licencia de cuatro años de antigüedad sobre chipsets no es válida para la futura generación de CPUs de Intel que hacen uso de controladores de memoria integrados como en el caso de Nehalem“. esta declaración de Intel ha sido respondida rápidamente por NVIDIA, que ha declarado que la demanda no tiene validez sobre los chipsets que se están vendiendo actualmente.

 

 

Jen-Hsun Huang, presidente y CEO de esta compañía, comentó abiertamente que “tenemos confianza en que nuestra licencia, tal y como se negoció, se aplica. En la base del problema se sitúa el hecho de que la CPU ha llegado al final de su camino y el alma del PC está cambiando rápidamente para depender mucho más de la GPU. Esta demanda es claramente un intento de robarle innovación a esta tendencia, y proteger a un negocio de CPU en decadencia.”

 

El acuerdo al que llegaron Intel y NVIDIA hace cuatro años especificaba que NVIDIA podría fabricar chipsets para procesadores de Intel, y a cambio, Intel se garantizaría el permiso para poder utilizar el rico portfolio de soluciones y patentes de NVIDIA en terrenos gráficos. Huang explicó que “dada la amplia y creciente adopción de las innovaciones de las plataformas de NVIDIA, no nos sorprende que Intel esté iniciando ahora una disputa sobre un contrato que se firmó hace cuatro años. Innovaciones como ION, SLI, Hybrid Power o CUDA amenazan la capacidad de Intel para controlar la plataforma PC“.

 

Los controladores de memoria integrados de los nuevo Intel Core i7 son el motivo del problema legal.

 

Intel ha respondido a los comentarios de NVIDIA y sus responsables han señalado que “Intel ha registrado una demanda contra NVIDIA para tratar de obtener una sentencia judicial sobre los derechos asociados con los dos acuerdos que se realizaron entre ambas compañías. La demanda trata de hacer que la corte declare que NVIDIA no tiene permiso para producir chipsets que sean compatibles con cualquier procesador de Intel que tenga un controlador de memoria integrado, como en el caso de los microprocesadores Nehalem para los cuales NVIDIA ha roto el acuerdo de Intel afirmando falsamente que sí que tienen licencia para ello. Intel ha estado debatiendo el tema con NVIDIA durante más de un año para tratar de resolver el asunto, pero desafortunadamente no hemos tenido éxito. Como resultado de ello, Intel está pidiendo a la corte que resuelva esta disputa. Nuestra esperanza es que dicha demanda no tenga impacto sobre otras áreas de la relación de colaboración entre ambas empresas“.

 

Parece evidente que ambas empresas están tratando de defender sus derechos, pero es difícil saber quién tiene la razón en este caso. Obviamente NVIDIA le interesa mucho poder seguir fabricando chipsets para los dos procesadores de Intel, pero puede que sea necesario un nuevo acuerdo para que dicha colaboración se mantenga en el futuro.

 

  • Share This