WD ShareSpace

WD ShareSpace
23 de febrero, 2009

Un dispositivo de almacenamiento en red puede ser una solución ideal para muchas empresas. Western Digital plantea este producto como la forma más sencilla y práctica de proporcionar seguridad a los datos y, al mismo tiempo, que estén disponibles desde cualquier parte.

El WD Sharespace ya nos dio muy buenas impresiones en su presentación oficial, donde tuvimos la oportunidad de realizar unas primeras pruebas. Ahora lo analizamos a fondo después de trabajar con él durante unas semanas .

Diseño y construcción

El WD ShareSpace no es el NAS más pequeño que hemos probado, en gran parte motivado por las cuatro bahías para discos de 3,5 pulgadas que ocupan gran parte de su espacio interior. De forma cúbica, está realizado completamente en metal pulido, excepto la carcasa frontal, de plástico gris pero con un tacto excelente. Cuatro gruesas patas de goma blanda lo elevan unos milímetros del suelo, lo suficiente para que fluya el aire y se minimize el ruido por la vibración de los discos al girar.

Western Digital ha querido cuidar el aspecto exterior del dispositivo, desmarcándose claramente del aspecto tosco que hemos visto en otros modelos de la competencia. Sólo Apple con su Time Capsule ofrece una solución superior desde el punto de vista estético, aunque también más orientada al mercado doméstico.

La instalación de discos adicionales es sencilla.

Sólo veremos dos botones en el cuerpo del dispositivo, el de encendido y uno para sincronizar las copias de seguridad. Además tenemos siete indicadores luminosos que nos informarán en todo momento de las tareas que realiza el NAS y un puerto USB 2.0. (fantástico para hacer copias de seguridad de un pendrive o para conectar un disco externo pequeño).

En la parte posterior encontramos un ventilador de 12 cm de diámetro que permite refrigerar los discos sin generar molestos ruidos, el puerto Ethernet, y dos puertos USB 2.0 (perfectos por si queremos ampliar la capacidad con nuevos discos externos). Incluye un anclaje Kensington para evitar robos (no obstante es muy recomendable encriptar la información, si no estamos en entornos seguros).

La calidad de construcción interior es notable, destacando las bahías que alojan a los discos y el sólido sistema de extracción de los mismos. Para acceder al interior de la unidad sólo es necesario retirar dos tornillos (no hacen falta herramientas). La circuitería permanece protegida por una pared metálica y es prácticamente imposible introducir mal un disco. Gran trabajo de Western Digital en este punto.

El puerto USB frontal es muy útil.


Probando el WD ShareSpace

Nuestra unidad de prueba venía con dos discos Western Digital Caviar Green de un terabyte de capacidad cada uno (hace unos días se presentaban los de 2 Tbytes, de la misma serie), configurados en RAID 1, aunque es posible hacerlo en RAID 0, JBOD o RAID 5 (ideal si tenemos cuatro discos y queremos máxima seguridad).

El asistente hace que sea muy sencillo hacer una configuración básica del NAS.

La instalación del dispositivo es sencilla pero merece la pena detenernos a pensar en el uso que pensamos darle antes de ponernos manos a la obra. Si realmente necesitamos seguridad extrema es una excelente opción configurar los discos en RAID 5 (si tenemos tres o más discos) o RAID 1 (nos garantiza que podemos recuperar nuestros datos incluso si uno de los discos falla a nivel de hardware).

El resto de opciones nos permitirán ganar espacio de almacenamiento a cosa de seguridad, y es cada usuario el que debe valorar cuales son sus prioridades. La configuración de los distintos sistemas es automática y se puede realizar desde el mismo software (aunque hay que tener en cuenta que tendremos que formatear todas las unidades).

Una vez conectado el NAS a la red eléctrica y a un router por cable Ethernet, instalamos el software y automáticamente será reconocido por el sistema operativo (lo probamos en Windows y Mac). Una interfaz basada en iconos extremadamente simple permite que cualquier usuario pueda beneficiarse de las bondades de un dispositivo como este de la forma más intuitiva posible.

Western Digital incluye un software de copias de seguridad automáticas que funciona realmente bien (lamentablemente tuvimos problemas en Mac con Time Machine). Podemos configurar hasta tres máquinas y seleccionar discos completos o sólo algunas carpetas, la frecuencia de copia, el espacio ocupado, etc. Es fundamental dedicarle unos minutos para aprender a automatizar tareas de copia y sacar el máximo provecho del WD ShareSpace.

Nos ha resultado muy práctico el sistema de gestión de usuarios: podemos establecer cuotas de espacio para usuarios individuales o grupos, elementos compartidos o privilegios de una forma sumamente intuitiva. Nos parece muy útil para pequeñas empresas pero que necesiten una gestión eficiente de quién puede acceder a qué datos y sus condiciones.

Western Digital vende el ShareSpace con dos o cuatro discos incluidos.

La otra función fundamental de este dispositivo es permitirnos acceder a nuestros archivos desde cualquier parte del mundo gracias al servicio MioNet, desde cualquier navegador. Tiene la ventaja de ser multiplataforma y que no necesitamos nada en especial aunque, si queremos más posibilidades y una mayor agilidad en el manejo de archivos (la aplicación Java es engorrosa), es aconsejable adquirir la aplicación de escritorio (de pago, sólo para Windows y no incluida con el WD ShareSpace).

El WD ShareSpace también incorpora un gestor de descargas en el que podemos programar transferencias en ftp o http. Podemos realizar como máximo tres descargas simultáneas (más interesante desde el punto de vista corporativo que para el usuario doméstico), o programar semanalmente (en tres tramos horarios por día).

Las opciones avanzadas sí son algo más complejas y permiten configurar al detalle el dispositivo. Todos los ajustes que necesitemos están disponibles y pueden ser muy útiles si tenemos un entorno de red muy específico. De todas formas para la mayoría de entornos de trabajo esto no será necesario y cualquier usuario puede configurarlo tras una breve lectura del manual de instrucciones.

Probamos el WD ShareSpace con varios lotes de archivos de diferentes tamaños. Utilizando Gigabit Ethernet para copiar 12 Gbytes de datos (unas 250 carpetas y más de 6.000 archivos) alcanzo un promedio de 8,87 MB/s. La velocidad utilizando 802.11 g se queda en 2.325 MB/s (suficiente para archivos pequeños pero un tormento para los más pesados).

Aunque la velocidad teórica de Gigabit Ethernet es de 125 MB/s (1000 Mbit/s) en la práctica -y como esperábamos- el dispositivo se queda muy lejos de esa cifra. Configurando la unidad en RAID 5 alcanzamos los 8,22 MB/s (unos 29 minutos para transferir los 12 Gbytes), mejorando hasta los 9,63 MB/s si pasamos a RAID 0 (perdiendo la posibilidad de recuperar ante fallos hardware pero duplicando la capacidad de almacenamiento y maximizando el rendimiento).

La transferencia por USB 2.0 oscila entre los 4,3 y lo 4,99 MB/s. Aunque es cierto que el WD ShareSpace está pensado como dispositivo de copia de seguridad esta lentitud en la transferencia nos ha decepcionado, sobre todo si comparamos lo que alcanzamos con sistemas tradicionales. De todos modos está en la media del resto de dispositivos de este tipo, y si no movemos grandes cantidades de datos continuamente esto no supondrá un problema (aunque es recomendable una buena dosis de paciencia para la primera copia de seguridad completa si pasamos de los 2 Gbytes).

Conclusiones

El WD ShareSpace es una solución de almacenamiento ideal para pequeñas y medianas empresas o profesionales con necesidades de acceder a grandes cantidades de datos desde cualquier sitio. La velocidad de transferencia es insuficiente si movemos grandes cantidades de datos de forma continua pero su extrema facilidad de uso compensa con creces esta deficiencia teniendo en cuenta el público al que va dirigido.

Es fácil de instalar, se puede ampliar de una forma sencilla y cuenta con un surtido de software muy útil. Quizás se queda algo grande para usuarios domésticos (sobre todo por su precio) pero pensamos que es una de las mejores soluciones del mercado para conservar a salvo nuestros datos y, al mismo tiempo, permitirnos acceder a ellos desde cualquier parte.

  • Share This