¿Consume mucho Wi-Fi?

¿Consume mucho Wi-Fi?
2 de marzo, 2009

Un estudio de Intel que trata de dar consejos sobre cómo mejorar la autonomía de nuestros ordenadores portátiles ha permitido comprobar si realmente la conectividad Wi-Fi resta mucha o poca autonomía a este tipo de ordenadores. Los rumores y comentarios de algunos usuarios parecían revelar que este tipo de conectividad tenía un impacto notable en la duración de las baterías, pero la verdad es que dicho impacto es muy bajo.

 

El componente que más afecta la duración de la batería del portátil es, cómo no, la pantalla, que según qué tecnología utilice (las LED son más eficientes) consumirá mayor o menor batería. Uno de los consejos más recurrentes a la hora de conservar al máximo la duración de esa autonomía es reducir el brillo cuando no tengamos conectado el portátil a la corriente, pero ¿qué otros componentes del portátil tienen mayor impacto en esa autonomía?

 

 

Es lo que desvela un estudio de Intel denominado “Power Optimization: Furthering the Mobile Vision” un reportaje compuesto de una serie de artículos que permiten sacar conclusiones sobre estos temas. Precisamente uno de los factores más importantes parecía ser la conectividad inalámbrica, pero dicho estudio revela que lo cierto es que la CPU, el chipset y otros recursos (audio y gráficos integrados, periféricos externos) tienen mucha mayor relevancia que la conectividad Wi-Fi en estos equipos.

 

 

Las conclusiones son muy importantes, tal y como han indicado en el artículo de NotebookReview:

 

1. Activar la conectividad Wi-Fi no consume mucha energía, y si quieres mantener la conectividad habilitada para consultar de cuando en cuando el correo no impone demasiado consumo, acorta la autonomía en tan solo un 2%.

 

2. Si estamos tratando de conectarnos a una red Wi-Fi constantemente -por ejemplo en sitios en los que la cobertura no es demasiado buena y debemos tratar de reconectar varias veces – la reducción de la autonomía supone un 6-7% debido a que la tarjeta Wi-Fi trabaja más de lo normal.

 

3. Si usamos la conectividad inalámbrica para bajar grandes cantidades de datos o para navegar constantemente por la red en nuestras sesiones de trabajo el recorte de la autonomía es también más sensible, y puede acortar la duración de la batería en un 6%.

 

4. Si no necesitamos navegar por la web o bajar el correo deshabilitar la conectividad inalámbrica nos dará unos pocos minutos más de batería. No demasiados, pero es una medida que puede ser útil en algunos casos.

 

Las pruebas se realizaron en un portátil basado en un Intel Yonah a 2,0 GHz, chipset Calistoga, ICH7M, disco duro de 40 Gbytes de 5400 RPM, y no se tuvo en cuenta el gasto de batería de la pantalla LCD ya que se conectó el portátil a un monitor CRT. Unas conclusiones interesantes, sin duda.

 

  • Share This