Caja Antec Skeleton

Caja Antec Skeleton
4 de marzo, 2009

Ya en su presentación la Antec Skeleton captó nuestra atención. Después de unos días en el laboratorio hemos podido testearla a fondo y comprobar que las buenas sensaciones que nos dejó se confirman en la práctica. La Antec Skeleton es un chasis para montar placas ATX, micro ATX y mini ITX sin paneles laterales y con un gran ventilador superior de 250 mm.

La Antec Skeleton es una estructura abierta, sin paneles laterales, mucho más cerca de un chasis que de una caja de ordenador tradicional. Tenemos a nuestra disposición un "esqueleto" con los soportes necesarios para que nada se mueva pero no mucho más. El resultado, como se puede comprobar en las imágenes, es espectacular.

Antec ha cuidado con mimo este producto y se nota. Veremos detalles por todas partes, empezando por el imponente ventilador -denominado Big Boy por la propia compañía- de 25 centímetros situado en la parte superior. En el panel frontal tenemos a nuestra disposición, además del botón de encendido, dos puertos USB, un Fireware, un eSATA, entrada y salida de audio y un LED que nos indica la actividad del disco duro.


El interior de la caja esta dividido en dos partes. En el hueco inferior podemos insertar los discos duros (podemos montar dos, y hasta cuatro adicionales si usamos los laterales) y unidades ópticas (2 de 5,25 pulgadas). También situaremos aquí la fuente de alimentación. Un pequeño ventilador frontal se encarga de refrigerar adecuadamente todo este sector. Podemos extraer todo el contendor haciendo muy cómodo el montaje del equipo.

Podemos programar la iluminación del ventilador.

La parte superior (más visible y mejor refrigerada) es donde instalamos la placa base y todos los componentes del ordenador: procesador, tarjeta gráfica, memoria… Precisamente aquí es donde hemos encontrado una de las pocas pegas de este producto. Algunas gráficas o disipadores del procesador muy altos pueden dar problemas por el bajo perfil de la caja, sobre todo en montajes con disipadores más grandes de lo habitual. No es algo determinante pero si algo que debemos mirar con detenimiento antes de decidirnos a hacernos con ella.

Con disipadores de torre altos o algunas gráficas tendremos problemas de espacio.

Conclusiones

Sus compradores pueden estar seguros de que Antec Skeleton no pasará inadvertida. Su diseño sin laterales le aporta una estética agresiva, muy del gusto de algunos amantes del modding, y el montaje es sencillo. La imagen de todos los componentes al aire es espectacular y la refrigeración fantástica pero, por contra, tendremos que tener mucho cuidado con golpes, caídas, polvo o líquidos. Calidad a raudales para un producto muy recomendable si queremos montar una máquina a medida y sobre todo diferente.

  • Share This