Consejos, legislación y derechos

Consejos, legislación y derechos

En el caso de la compra de productos de informática y electrónica de consumo de segunda mano es necesario tomar determinadas precauciones y conocer la legislación y los derechos del comprador de estos productos.

La compra de equipos informáticos o productos de electrónica de consumo de segunda mano puede aparecer atractiva por las diferencias de precio que hemos mostrado, pero como señala la sabiduría popular, hay que evitar que lo barato salga caro. En primer lugar es necesario tomar una serie de precauciones básicas y teniendo en cuenta una serie de consejos a la hora de realizar este tipo de transacciones. En el segundo conocer la legislación que nos protege como consumidores aunque el producto que hayamos adquirido no sea nuevo.

Consejos para comprar de segunda mano

Vamos a enumerar una serie de factores a tener en cuenta a la hora de adquirir cualquier tipo de dispositivo electrónico o informático

1. ¿Para qué lo quiero?

Será una pregunta clave para definir el modelo que vamos a adquirir y sus componentes. En el caso de los ordenadores el responsable de Ofertas PC, José Luis Neira, señala que en muchas ocasiones los compradores acaban por adquirir un ordenador portátil, más caro, por no tener claro las funciones que le van a dar. Un ordenador de sobremesa puede ser igual de eficaz si no tenemos especiales necesidades de movilidad.

Es bueno confeccionar una lista de tareas e incluso de programas que vamos a utilizar y comprobar qué tipo de hardware permite utilizarlos. Si solamente vamos a navegar por Internet y utilizar programas de ofimática, es posible que una configuración básica pueda servirnos. Encontraremos posibles usos y consejos para ordenadores poco potentes en este otro especial.

2. Buscar, buscar y buscar

Internet ofrece herramientas muy potentes de búsqueda, si encontramos una oferta que nos convence no hay que renunciar a compararla con el mayor número de ofertas similares posibles. En este sentido es bueno disponer de varias alternativas de marcas diferentes pero con características similares para poder tener mayor abanico de elección. La oferta mejor no solo será la más barata, sino la que ofrezca mayores garantías, que disponga de software adicional (en caso de ordenadores), que haya sido usado menos tiempo… Y por supuesto buscar en tiendas de procuctos nuevos. Durante la realización de nuestro informe nos hemos topado más de una vez con ofertas de modelos nuevos más baratos que algunas ventas del mismo producto de segunda mano.

3. La letra pequeña

No nos referimos a los minúscilos caracteres de los contratos de hipoteca, sino a las especificaciones técnicas. En muchas ocasiones un mismo nombre de modelo corresponde a distintas configuraciones, por lo que es conveniente revisar las especificaciones completas y los componentes de lo que estamos adquiriendo. Si el vendedor no da información suficiente en este sentido es una buena razón para desconfiar.

4. Cuidado con las gangas

Si encontramos una verdadera ganga, lo mejor que podemos hacer a priori es desconfiar. Es preferible perder una oportunidad de oro que gastar el dinero en un producto que no funciona o que es defectuoso. Si el precio es muy bajo lo primero que tenemos que preguntarnos es por qué. Si tenemos la ocasión de contactar con el vendedor le preguntaremos el estado del producto. Es posible que algún defecto como un golpe o un arañazo justifique esa bajada de precio, pero en general es mejor desconfiar.

5. El software siempre legal

En el caso de adquirir un ordenador con sistema operativo, exigiremos el certificado de licencia. Si no dispone de él tendremos que hacer cuentas con la adquisición de un sistema operativo (puede ser también de segunda mano) o la instalación de un Linux. Lo mismo reza para cualquier software instalado en el ordenador. Que no nos cobren como software genuino un disco duro repleto de versiones piratas.

6. Guardarlo todo

Los recibos, los correos electrónicos, una captura de la página de la subasta… Si adquirimos un producto de segunda mano es importante conservar toda la información y documentación que genere la transacción. Como veremos y aunque parezca lo contrario, la legislación también protege a los consumidores que adquieren productos de segunda mano. Siempre que almacenemos estos datos tengamos presente que tenemos que hacerlo por toda la duración de la garantía.

7. Mejor cerca de casa…

Aunque encontremos verdaderas gangas en páginas de subastas en el extranjero, es preferible restringir nuestra búsqueda a servicios de venta locales. Estaremos protegidos por la legislación y en su caso podremos incluso acudir a la tienda o contactar con el vendedor directamente sin encomendar toda la comunicación al correo electrónico.

8. Cuidado con la batería

Es uno de los problemas clásicos a la hora de adquirir ordenadores portátiles. Las baterías, sobre todo las antiguas, se deterioran con el uso y van perdiendo autonomía y velocidad de carga. En tiendas como Ofertas PC comprueban que los ordenadores portátiles que venden tengan baterías que dispongan de como mínimo una hora de autonomía. Además ofrecen en la propia web una amplia oferta de baterías de sustitución, cuyo precio tendremos que añadir al del ordenador que estamos adquiriendo.

En el caso de los portátiles más modernos las baterías mantienen el 80% de su capacidad durante varios años, pero siempre que el uso haya sido el correcto. En definitiva es mejor desconfiar de la autonomía y o bien adquirir una batería de repuesto o tener presente que nuestro ordenador no va a poder funcionar durante largos períodos de tiempo sin estar conectado a la red.

9. Componentes

Hay una opción perfectamente válida a la hora de adquirir ordenadores y equipos de electrónica de consumo de segunda mano, y es el que los destinemos "al desguace", ya sea para adquirir componentes para montar nuestro propio ordenador o para sustituir ciertas piezas que se hayan deteriorado en nuestros equipos y que no encontremos por estar descatalogadas. En este caso es obvio que tendremos que asegurarnos que el componente que nos interesa está en buen estado.

10. La garantía

Es uno de los puntos básicos de la compra de segunda mano. En el caso de los servicios de subastas o compras entre particulares, la garantía no se aplica a los productos sino a las transacciones. En eBay los usuarios que venden tienen una determinada puntuación otorgada por otros usuarios y en su ficha podemos leer comentarios sobre transacciones anteriores que hayan realizado. Si el vendedor no ejerce buenas prácticas puede incluso ser expulsado. Si se usa el pago por PayPal existe un programa de protección del comprador que cubre hasta 1.000 euros. El resto de problemas (impagos, productos defectuosos…) se resuelven con medidas dentro del sistema de usuarios de eBay.

En el caso de Priceminister.es, el comprador no abona el producto a menos que lo haya recibido y esté satisfecho con el mismo. Además, el servicio de atención al cliente se pone en contacto con el vendedor para negociar un cambio o reembolso, en caso de que el pago haya sido realizado. En cualquier caso, este tipo de servicios disponen de sistemas de atención al usuario. Si tenemos cualquier problema o duda es mejor acudir a ellos.

En el caso de tiendas de venta de productos de segunda mano, la obligación legal es la de proporcionar una garantía de un año. Sin embargo es conveniente leer las condiciones de la misma, ya que en ocasiones hay supuestos no incluidos en estas garantías. A veces estas empresas amplian unilateralmente el plazo y/o la cobertura de la garantía. En el caso de Ofertas PC la garantía se amplía a los dos años y se garantizan ciertas prestaciones mínimas, como hemos visto con el caso de las baterías.

Entre particulares, las transacciones de bienes de segunda mano están reguladas por el Código Civil, que decreta un plazo de seis meses durante el cual tenemos tiempo de detectar defectos ocultos y reclamarlos. Lo complejo es luego hacer valer esta reclamación, que si el vendedor no atiende a razones acabará irremediablemente en los tribunales, aunque en este caso las asociaciones de usuarios pueden echar una mano. Como comentábamos, si adquirimos un bien a un particular en otro país, esta reclamación se dificulta aún más.

Sobre todo NO resignarse simplemente porque hemos comprado más barato.

Enlaces de interés

Podemos consultar la legislación vigente en este enlace.

Algunos consejos para las subastas de Internet del Centro Europeo del Consumidor.

Páginas web de: Confederación de Consumidores y Usuarios , Federación de Usuarios Consumidores Independientes , FACUA, consumidores en acción , Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Instituto Nacional de Consumo.

Contenido del especial:

1. Informática y electrónica de segunda mano

2. Dónde comprar

3. ¿Merece la pena?

4. Consejos, legislación y derechos

  • Share This