¿Superará ARM a Atom en 2012?

¿Superará ARM a Atom en 2012?

Aunque no son los mejores tiempos para hacer previsiones de futuro, analistas de The Information Network e IDC se han atrevido a predecir lo que nos esperará en la industria de los netbooks… y como dato curioso tenemos que ambos difieren en lo que ven con su particular "bola de cristal". Por lo visto los primeros creen que ARM será capaz de dar la "vuelta a la tortilla" en su particular lucha contra Atom, algo que no tienen nada claro los de IDC.

El dominio de Intel en el mercado de los netbooks no se pone en entredicho… por el momento, debido a que la profunda depresión económica que estamos viviendo es un caldo de cultivo perfecto para que una opción diferente a Intel Atom junto al sistema operativo de Microsoft (Windos XP por el momento, aunque en el futuro será una versión de Windows 7) se haga un hueco. El analista Robert Castellano de The Information Network cree que el futuro de los netbooks pasa por la próxima arquitectura ARM Cortex-A9 junto con Linux, logrando dispositivos con los que Intel y Microsoft no podrían competir en precio. No sólo el multinúcleo A9 será más barato que un Atom en el año 2012 (por lo menos es lo que opina Castellano), sino que además el cloud computing jugará a su favor porque se reducirá la necesidad de almacenamiento local, con lo que todavía se podrán abaratar más los netbooks.

Esquema de la arquitectura ARM Cortex- A9.

Pero como ya hemos dicho, no todos están de acuerdo con la predicción de The Information Network. La pasada semana EETimes publicó un artículo sobre las previsiones de IDC para los próximos 3 años, que difieren mucho de la visión de Castellano. Según Mario Morales, analista y vicepresidente de investigación mundial de semiconductores en IDC, no hay alternativas a la arquitectura x86 que puedan capturar más del 10-20% del mercado. Morales es muy explícito: "nadie desea enfadar a Intel; si yo fuera ASUSTEK, que le necesito para mis otras líneas de producto, nunca atacaría a Intel".

La lista de variables en juego para que se cumplan ambas predicciones es enorme. Robert Castellano puede estar acertado si pregunta a personas que no se siguen comprando netbooks como sistema secundario en plena recesión económica. Es decir, en aquellos casos en los que el precio es casi la principal razón de compra. Sin embargo, queda esperar cómo será la reacción de los principales fabricantes de netbooks cuando sus equipos vayan en tádem con Windows 7, ya que el usuario sigue prefiriendo Windows a Linux. Por otra parte, la supremacía de Intel Atom está lejos de estar garantizada. A pesar de que Morales puede estar acertado cuando dice que ciertos fabricantes no harían bien enfrentándose a Intel, está el desafío al que se enfrenta el "gigante de los chips" de VIA y AMD, sin olvidar que estos tiempos de incertidumbre económica es de esperar que los OEM quieran ofrecer líneas de productos diferenciados y a precios atractivos. Sea como fuere, la batalla de los procesadores para netbooks se presenta interesante.

  • Share This