HTC Touch HD

HTC Touch HD
18 de marzo, 2009

HTC presentó este smartphone como una evolución del exitoso HTC Touch Diamond, un terminal completo que lleva la plataforma Windows Mobile al límite y presume de ser un dispositivo versátil, válido para un amplio espectro de usuarios. Una pantalla excepcional, posibilidades completas de conectividad y un acertado diseño son algunas de sus bazas para hacerse un hueco en uno de los mercados más competitivos de la tecnología hoy día.

El HTC Touch HD destaca, en primer lugar, por una hoja de especificaciones impresionante. Si damos un repaso a la ficha técnica que acompaña este texto veremos que atesora todo el hardware que un usuario avanzado pueda desear en un dispositivo que cabe en el bolsillo. A lo largo del análisis intentaremos comprobar si esta impresionante dotación redunda en una grata experiencia para el usuario y si realmente estamos ante un dispositivo práctico y versátil.

 

 

El embalaje del HTC Touch HD no decepciona, y va acorde con el precio del dispositivo (699 euros, libre). En una sobria caja negra encontraremos, elegantemente presentado, el terminal junto al cable de recarga, el alimentador, un puntero extra, una tarjeta microSD de 8 Gbytes, protector para la pantalla, un CD de software, manuales y una práctica funda.

 

Una vez en las manos el smartphone de HTC destila calidad por los cuatro costados. Con un nivel de acabado que no tiene nada que envidiar al archifamoso iPhone (por razones evidentes nos referiremos al producto de Apple en más de una ocasión a lo largo del análisis), el HTC Touch HD destaca por la calidad de los materiales y una construcción impresionante. Sus dimensiones son similares a las de otros smartphones avanzados, aunque sí se puede apreciar que es más pesado que algunos de sus rivales.

 

HTC Diamond, Apple iPhone y HTC Touch HD.

 

La presencia de una imponente pantalla táctil de 3,8 pulgadas ocupando la casi totalidad del frontal, no deja mucho espacio para florituras, pero ni falta que hacen; sólo tendremos los botones de llamada, uno de inicio y uno de retroceso, todos sensibles al tacto y con una respuesta fantástica.

 

 

Los perfiles del dispositivo están reforzados y tienen un bonito color negro piano, con un material plástico pulido y brillante peor resistente al uso diario. Durante el tiempo que lo usamos no notamos el más mínimo rasguño sobre su superficie. El panel posterior tiene un acabado en goma suave de gran calidad que proporciona un agarre estupendo y evita que se deslice el terminal. Además es de lo mejor que hemos visto a la hora de resistir las antiestéticas huellas dactilares.

 

 

En la parte superior encontraremos la tecla de encendido/reposo y un jack para auriculares de 3,5 mm, así que no tendremos problemas para utilizar nuestros auriculares favoritos (aunque los que incluye HTC ofrecen una calidad notable). En la parte inferior encontramos una toma mini USB para sincronización y recarga junto al hueco para el puntero. Como detalle, comentar que tiene un imán que asegura que no se salga, facilitando que siempre esté en el lugar correcto. Una muestra más del cuidado por el detalle que ha puesto HTC en el dispositivo.

 

Finalmente, sobre el borde derecho veremos la tecla de control de volumen perfectamente integrada con el resto del móvil (alargada y con la resistencia adecuada para evitar una activación accidental).

 

 

 

TouchFLO 3D o cómo mejorar Windows Mobile

 

Por el laboratorio de MuyComputer han pasado bastantes modelos de smartphones dotados de Windows Mobile pero con una capa de software diseñada por los fabricantes que mejora tanto el aspecto como la experiencia de uso. Dos ejemplos perfectos de este concepto fueron el Toshiba Portége G810 o el antecesor al modelo que analizamos, el HTC Touch Diamond.

 

 

La interfaz del HTC Touch HD es muy similar a la que vimos en el Diamond pero la experiencia de uso es radicalmente distinta gracias a las sucesivas actualizaciones que han ido resolviendo los problemas de cuelgues y ralentizaciones que notamos en modelos anteriores. Por supuesto, la fabulosa pantalla que vemos en este terminal (3,8 pulgadas a 800 x 480 píxeles) ayuda mucho a mejorar el aspecto general de la interfaz.

 

La navegación por los menús es fantástica, las aplicaciones incluidas son útiles y el rendimiento global del dispositivo se puede calificar como notable. La mayoría de los usuarios no necesitarán volver a la interfaz tradicional de Windows Mobile excepto para el software de terceros que instalemos (incluso estas aplicaciones podemos ejecutarlas desde TouchFLO 3D gracias a su lanzador).

 

Desde esta pantalla podemos configurar muchas opciones sin entrar en Windows Mobile.

 

A estas alturas nadie duda que el iPhone de Apple ha marcado un hito en las interfaces de control para dispositivos móviles. Una vez el usuario prueba las bondades de una pantalla multitáctil que se controla con los dedos y tiene la precisión justa para permitir una navegación totalmente intuitiva cuesta volver una pantalla de tecnología captativa (que requiere de cierta presión física, sea con el puntero o con un dedo, para responder) y es esta la pega más importante que podemos poner en este aspecto al dispositivo de HTC.

 

No obstante, puede ser injusto comparar ambos dispositivos desde ese prisma, máxime si tenemos que cuenta el “corsé” que supone el desarrollo de un terminal sobre Windows Mobile (veremos qué es capaz de hacer HTC con Android). Una vez superada esta fase de adaptación (que los usuarios que vengan de otro dispositivo WM ni siquiera necesitarán), adquirimos la práctica suficiente como para manejar el dispositivo con la agilidad suficiente y realizaremos la mayoría de tareas sin tener que recurrir al puntero.

Como otros dispositivos sin teclado físico, el HTC Touch HD despliega uno virtual cuando es necesario. La respuesta es precisa (mejor tras la última actualización, descargable desde la web de HTC) y es práctico a la hora de escribir mensajes o correos de tamaño medio.

 

 

No realizaremos un repaso pormenorizado a las bondades las aplicaciones incluidas o del excelente rendimiento de la interfaz. Remitimos a los lectores a nuestro test sobre el HTC Diamond, no sin antes recalcar que todos los problemas de los que hablábamos entonces en cuanto a rendimiento han sido corregidos y, hoy día, el funcionamiento es fluido y estable, en gran parte gracias a la acertada política de actualizaciones y mejoras de HTC para sus terminales.

 

Un smartphone todoterreno

 

Tras unas semanas con el HTC Touch HD como terminal de uso diario es complicado encontrar algo que no hayamos podido hacer con él. La navegación por Internet es fantástica (probablemente la mejor, después del iPhone), gracias al navegador Opera que HTC incluye de serie (también tenemos la última versión de Explorer, integrada en el sistema operativo).

El GPS funciona con todos las aplicaciones habituales de navegación y el terminal incluye Google Maps preinstalado (nosotros probamos la última versión del conocido TomTom) y podemos descargar de forma automática los datos de posicionamiento para acelerar su puesta en marcha (son válidos durante 7 días). Gran trabajo de HTC en este punto, aunque le sigue faltando precisión y para su uso en conducción seguimos recomendado un dispositivo dedicado.

 

 

La cámara también ha resultado ser una grata sorpresa. Con una resolución de 5 megapíxeles y enfoque automático (también podemos activar el manual tocando el lugar que queremos que enfoque en la pantalla), permite tomar instantáneas con una calidad sorprendente siempre que la luz acompañe. HTC ha optado por no incluir flash, presente en casi todos los dispositivos pero de una utilidad meramente testimonial en la mayoría de los casos, así que no supone una gran pérdida.

 

 

Como reproductor multimedia el HTC Touch cumple con creces. Además de ser compatible con casi todos los formatos (lo que evitará en la mayoría de ocasiones el tedioso proceso de conversión) ofrece una calidad de sonido e imagen imponentes. La interfaz del reproductor es simple, pero permite manejar con soltura listas de reproducción y avanzar o retroceder en los vídeos de manera instantánea. En nuestras pruebas no tuvimos problemas con casi ningún formato aunque para video recomendamos DivX sobre otras opciones por ser el más ajustado en cuanto a tamaño/calidad.

 

Además contamos con una sencilla pero eficaz radio FM con sistema RDS y una aplicación dedicada a YouTube que funciona de manera similar a lo visto en el teléfono de Apple, pero con una resolución superior. Existen otras opciones interesantes si disponemos de una tarifa plana de datos como un lector de RSS integrado o un software para descargar nuestros podcast favoritos automáticamente.

Por supuesto el HTC Touch HD es, ante todo, un gran teléfono móvil. Destaca su calidad de sonido, sistemas de cancelación de ruidos y la cobertura que alcanza, muy superior a otros modelos, sobre todo en interiores. En este punto el smartphone de HTC es excelente.

 

 

Conclusiones

 

HTC ha conseguido crear un dispositivo que reune casi todo lo que la tecnología móvil puede ofrecer. Tanto si buscamos un terminal profesional como si queremos un reproductor multimedia avanzado o un dispositivo para navegar por la Web, el HTC touch HD cumple con creces.

 

Un dispositivo que colmará las expectativas de los usuarios más exigentes. Quizás su mayor problema es el de todos los smartphones que hemos visto en los últimos meses, el iPhone de Apple. No obstante, y dejando a un lado este aspecto, estamos ante el mejor teléfono sobre Windows Mobile del mercado. Muy recomendable.

 

  • Share This