ASUS EeePC 1000HE

ASUS EeePC 1000HE
19 de marzo, 2009

El ASUS EeePC 1000H fue uno de los netbooks que mejor impresión dejó en nuestro laboratorio técnico. Ahora tenemos entre manos una revisión del mismo, el ASUS EeePC 1000HE, con algunas mejoras de hardware y que presume de alcanzar una autonomía de 9,5 horas.

 

El concepto netbook sigue refinándose, mejorando en calidad y prestaciones, al tiempo que mantiene unos precios que siguen siendo muy interesantes. Todo esto los convierte en una alternativa cada vez más seria a los ultraportátiles convencionales y este ASUS EeePC 1000HE que analizamos es buena muestra de ello.

 

 

 

 

ASUS no soprende con el diseño de su nuevo netbook y opta por una estrategia continuista. Realizado totalmente en plástico destaca por el tacto de la tapa (en nuestra unidad de color negro piano, aunque existe otros modelos en blanco, azul y bronce) y por su resistencia. El ensamblaje es correcto, sin holguras ni partes sensibles a golpes o torsión, y destaca la tapa situada en su parte inferior, que permite un acceso sencillo al disco duro y memoria con sólo retirar dos tornillos.

 

Nos sigue gustando sistema de anclaje de la pantalla con el cuerpo por la resistencia de sus dos bisagras a movimientos de flexión y por ofrecer, además, la resistencia justa para mantener el panel en la posición ideal. Uno de los puntos débiles estructurales de los netbooks ha sido resuelto con brilantez, como ya vimos en el ASUS EeePC 1000H.

 

 

Los puertos de conexión han sido situados en los laterales (no hay sorpresas en este aspecto, tres USB, salida VGA y Ethernet), así como la salida de aire del ventilador. Están correctamente distribuidos y lo suficientemente separados como para usarlos todos a la vez sin problemas.

 

Las mayores novedades las encontramos en el teclado. ASUS por fin ha corregido la posición y el tamaño de la tecla mayúsculas derecha (una de nuestras quejas cuando analizamos el ASUS EeePC S101).

 

 

Además, ahora las teclas están ligeramente separadas (de forma similar a lo que podemos ver en los Sony Vaio o en los equipos de Apple), haciendo más sencillo teclear con precisión y evitando el tedioso efecto de desplazamiento lateral que hemos visto en otros dispositivos. La respuesta es fantástica y el retorno justo. Sólo echamos de menos la retroiluminación que sí disfrutamos en el ASUS EeePC S101, por ejemplo.

 

 

El touchpad es idéntico al del modelo anterior, algo pequeño y poco preciso. También tenemos a nuestra disposición varias teclas de acceso directo en la parte superior del teclado (algunas asignadas y otras personalizables mediante software).

 

 

 

 

La pantalla de 10 pulgadas tiene una resolución nativa de 1.024 por 600 píxeles, retroiluminación LED y formato panorámico 16:9. La calidad de imagen es correcta, aunque como suele ocurrir en casi todos los netbooks, echamos de menos un nivel de brillo superior, sobre todo cuando usamos el equipo en el exterior.

 

Para evitar problemas con aplicaciones que requieren una resolución mímima superior a la que ofrece el equipo, ASUS ha integrado una tecla que cambia entre diferentes modos de visualización, ya sea reduciendo la resolución hasta 800 x 600 o o aumentándola a 1.024 x 768, activando un modo de desplazamiento.

 

 

Rendimiento y prestaciones

 

El ASUS EeePC 1000HE estrena el nuevo procesador Intel Atom N280 a 1,66 GHz, de prestaciones muy similar al popular N270. Como éste, cuenta con 512 Kbytes de caché L2, soporte para SSS3 y un solo núcleo. El consumo medio ronda los 2 vatios, algo menor al N270.

El equipo sigue basado en el chipset Intel 945GE e integra un chip gráfico GMA950. La memoria de serie es de 1 Gbyte, aunque podemos ampliarla de forma sencilla a dos gigabytes. El almacenamiento es posible gracias un disco duro serial ATA de 160 Gbytes (la compañía ofrece, además, 10 Gigabytes adicionales en Internet con el servicio Eee Storage, incluido en el precio).

 

En el apartado de conectividad encontraremos soporte para redes WiFi 802.11 b/g/n y Bluetooth 2.1 con EDR. Como es habitual en estos dispositivos no cuenta con módem 3G integrado así que tendremos que recurrir a uno USB o aprovechar el Bluetooth para usar un móvil como módem.

Como podemos comprobar, las especificaciones son muy similares a las de otros netbooks y el rendimiento global, evidentemente, es prácticamente idéntico. Windows XP se mueve con soltura y no tendremos problema con aplicaciones ofimáticas, navegadores web o juegos sencillos. También podremos reproducir todo tipo de contenidos multimedia aunque es muy recomendable conectar unos auriculares de cierta calidad (el sistema de altavoces deja mucho que desear).

 

Para obtener algunos datos sometimos al ASUS EeePC 1000HE a algunas pruebas. Usamos PCMark 05 para evaluar el rendimiento global del sistema, dando un resultado de 1.553 puntos (en la media del resto de netbooks). Con 3DMark 06 sólo conseguimos 94 puntos, lo que da una clara idea del bajo rendimento de su gráfica compartida cuando hablamos de manejar polígonos.

 

 

Una enorme pegatina (afortunadamente fácil de quitar) anuncia que podemos estar hasta 9,5 horas trabajando con el ASUS EeePC 1000 HE. Como nuestros lectores podrán intuir y pudimos comprobar en la práctica, esta cifra peca de optimista.

 

Hemos probado el equipo bajo distintas condiciones y hemos alcanzado una media de 6 horas (con WiFi activado) y hasta 7,4 horas si desactivamos la conectividad inalámbrica (siempre con brillo medio y el procesador en modo ahorro). Lejos de la teoríca pero todo un récord para los netbooks.

 

Para alcanzar ésta, El ASUS Eee 1000 HE lleva una batería de iones de litio y una capacidad de 8700 mAh. A cambio de alcanzar una autonomía impresionante nos veremos penalizados por un incremento en el peso y el grosor del equipo, mayor que en otros modelos que han pasado por nuestro laboratorio.

 

 

 

Conclusiones

 

ASUS ha conseguido el objetivo de mejorar los puntos débiles del ASUS EeePC 1000 H. Su nuevo netbook ofrece una autonomía sin precedentes, un teclado fantástico y un diseño correcto a un precio competitivo (399 euros).

En el lado negativo echamos de menos una mejora significativa en el hardware, tanto a nivel interno (el binomio procesador-gráfica debe evolucionar) como en detalles como una ranura ExpressCard o la integración de un módem 3G. Esta demanda se puede extender al resto de fabricantes y acercaría este tipo de producto aún más a usuarios que siguen apostando por los ultraportátiles.

El ASUS EeePC 1000HE es, sin lugar a dudas, el mejor netbook que la compañía ha puesto en el mercado hasta el momento y una gran opción para usuarios que necesiten un equipo económico con autonomía suficiente como para dejar el cargador en casa, aun a costa de sacrificar factores como el peso, prestaciones o un diseño más cuidado.

 

  • Share This