Vodafone y Telefónica de la mano

Vodafone y Telefónica de la mano
23 de marzo, 2009

Acuerdo histórico. Así lo han calificado ambas operadoras que, ante el marco de crisis, han apostado por compartir sinergias e infraestructuras en todos los frentes donde operan y en la mayoría de los países europeos. El objetivo final: ahorrar millones de euros, que falta hace en estos tiemps. Por ahora, los países donde se centra esta estrategia son España y Reino Unido, además de la República Checa, Alemania e Irlanda.

Telefónica y Vodafone, las dos principales operadoras de nuestro país y entre las principales del mundo, han anunciado hoy un amplio programa estratégico para compartir activos de redes móviles en varios de los países de Europa en los que operan, entre ellos sus buques insignias España y Reino Unido. En concreto, en nuestro país se extenderá el acuerdo de compartición de emplazamientos firmado en 2007, que incluye torres, casetas y sistemas de alimentación eléctrica. Hasta la fecha se han compartido 2.200 emplazamientos, a los que se añadirán nuevos emplazamientos durante 2009 y 2010

Está previsto que esta iniciativa genere beneficios significativos, incluyendo ahorros de costes estimados en torno a cientos de millones de euros para ambas compañías en los próximos 10 años. Este acuerdo para compartir infraestructuras permitirá a ambas compañías:

– Mejorar la calidad del servicio y la experiencia del usuario de telefonía móvil, al llevar la oferta de servicios como la banda ancha móvil a un mayor número de clientes a lo largo de una mayor área de cobertura.
– Aminorar el impacto medioambiental de las redes al disminuir el número de emplazamientos requeridos por cada compañía
– Reducir costes operativos de red

– Construir conjuntamente nuevos emplazamientos, allí donde se tenga la oportunidad.
– Continuar gestionando independientemente el tráfico

Matthew Key, director general de Telefónica Europa, ha afirmado que “en un entorno de negocio tan cambiante las operadoras necesitan estudiar distintas posibilidades para servir mejor a los clientes, tanto ahora como en el futuro. Este acuerdo entre líderes del sector supone que Telefónica y Vodafone seguirán compitiendo intensamente en todos sus mercados, ofreciendo a nuestros clientes una mejor y mayor cobertura, pero con menos emplazamientos de antenas. Todo esto, además, beneficiará significativamente a los accionistas de Telefónica.” Key agregó que “Estudiamos conjuntamente ampliar las áreas de cooperación. Este acuerdo nos permitirá seguir con nuestra exitosa fórmula de reducir costes allí donde los clientes no lo notan mientras invertimos en otras áreas mejor valoradas por ellos.”

Por su parte, Michel Combes, director general de Vodafone Europa, explicó que “Vodafone ha liderado el mercado al desarrollar modelos eficientes de compartición de redes, y continúa impulsando el alcance de estos acuerdos. Éste es un ejemplo más del compromiso de Vodafone de proporcionar los mejores niveles de calidad de servicio para sus clientes mientras genera mayores eficiencias para el negocio. Este paso nos permite enfocar nuestros recursos en el desarrollo de servicios más innovadores y líderes en el mercado, al tiempo que cumplimos con nuestro compromiso de reducir el impacto medioambiental producido por el despliegue de nuestras redes.”

Todos ganan

Gracias a este acuerdo, los clientes en los países involucrados se beneficiarán de mejoras en la cobertura a largo plazo, particularmente en servicios como la banda ancha móvil, y en capacidad. Al reducir los costes de las redes, ambas compañías podrán continuar invirtiendo en el desarrollo de productos y servicios innovadores para sus clientes.

La construcción conjunta de los nuevos emplazamientos, o la consolidación de los sitios 2G y 3G ya existentes que albergarán en un único emplazamiento los equipos de ambas compañías donde de otra forma se hubieran necesitado dos, está previsto que genere una reducción del número total de mástiles en operación. Donde exista la oportunidad, se obtendrán eficiencias en costes operativos y a largo plazo a través de la construcción conjunta de las nuevas estaciones base y la consolidación de los mástiles y antenas ya existentes. Se reducirán las inversiones y gastos operativos al requerirse menos emplazamientos, lo que producirá ahorros significativos para ambas compañías en los próximos diez años.

Adicionalmente, se están explorando activamente, mercado a mercado, futuras áreas de cooperación, entre las que se encuentran la posibilidad de compartir infraestructura de transmisión, y otras.

  • Share This