¿Procesadores a 1.000 GHz?

¿Procesadores a 1.000 GHz?
27 de marzo, 2009

Investigadores del prestigioso M.I.T. afirman que la utilización de grafeno en lugar de silicio en los procesadores podría hacer que la frecuencia de reloj a la que funcionan estos componentes subiera hasta los 1.000 GHz. Teniendo en cuenta que hoy en día apenas se llega a los 6-8 GHz con avanzadas técnicas de refrigeración, contar con este tipo de componentes parece increíble. Pues bien: en dos años podrían presentarse.

El informe presentado por los investigadores Tomás Palacios y Jing Kong, profesores en el departamento EECS del Massachusetts Institute of Technology, indica que la utilización de este material podría revolucionar el mercado de los microprocesadores.

Los investigadores Tomás Palacios y Jing Kong. Fuente: MIT

El secreto está en las propiedades del grafeno, una forma de carbón puro que fue identificada por primera vez en 2004, tal y como indica el estudio original publicado en el MIT. Aunque otros investigadores ya han realizado experimentos con este material, las investigaciones de Palacios y Kong en el MIT podría abrir las puertas a una nueva era en la computación.

La idea es la de utilizar un chip de grafeno que actúe como un multiplicador de frecuencia. Este componente toma una señal electrica que tiene cierta frecuencia y produce una señal de salida que es múltiplo de dicha frecuencia. En el ejemplo práctico presentado por los investigadores, por ejemplo, se doblaba la frecuencia de una señal electromagnética.

Este tipo de componentes son habituales en telecomunicaciones, pero normalmente estos sistemas producen señales con demasiado ruido que a su vez necesitan procesos de filtrado. Con el nuevo material es posible erradicar la mayor parte de ese ruido y generar señales de salida que no necesiten filtrado alguno.

Palacios afirma que "es muy difícil generar frecuencias elevadas por encima de los 4 o 5 GHz", pero la nueva tecnología de grafeno podría permitir alcanzar frecuencias de 500 a 1.000 GHz en futuros procesadores que podrían estar disponibles en un par de años. "Hoy en día en el campo de la física el grafeno es el asunto más atractivo", comentó Palacios, que además continuaba afirmando que este material "jugará un papel fundamental en el futuro de la electrónica. Simplemente necesitamos identificar los dispositivos adecuados para que puedan aprovechar sus impresionantes prestaciones. Los multiplicadores de frecuencia podrían estar entre ese conjunto de dispositivos."

  • Share This