Enermax Revolution 85+ 1050

Enermax Revolution 85+ 1050
31 de marzo, 2009

La fuente de alimentación es un componente fundamental para la construcción de un ordenador, y especialmente si se trata de una configuración "ad hoc" para entusiastas, gamers o profesionales. Los componentes informáticos de gamas medias y altas consumen elevadas corrientes que precisan de una fuente de energía estable y segura y en este sentido, la Enermax que analizamos constituye una apuesta segura.

Lo cierto es que no siempre es recomendable guiarse por las especificaciones numéricas para elegir una fuente de alimentación. Es cierto que para un equipo básico, una fuente de 700 vatios será suficiente en cualquier circunstancia, o una de 500 vatios. Pero en la práctica, si un usuario desea construir un equipo con un procesador de cuatro núcleos, cuatro o seis módulos de memoria, varios discos duros y una tarjeta gráfica de gama media o media/alta, no siempre podrá permitirse el lujo de fijarse únicamente en la potencia máxima que entrega la fuente, sino en la manera como la fuente entrega esa potencia.

En realidad, de poco sirve que una fuente de 500 vatios entregue 100 vatios por cada raíl si luego se conecta un dispositivo que consume más de esos 100 vatios. Por mucho que la fuente proporcione 500 vatios no será posible conectar ese dispositivo en el equipo. También es importante tener en cuenta la eficiencia, sobre todo para evitar errores a la hora de dimensionar la instalación eléctrica de la ubicación del equipo. Si un equipo consume 700 vatios pero la eficiencia de a fuente es baja, la potencia real que se estará consumiendo será mucho mayor, y la diferencia se habrá perdido en forma de calor.


Enermax Revolution 85+ 1050

El ventilador es silencioso y sólo entra en funcionamiento cuando se necesita con una velocidad proporcional a la temperatura que tenga la fuente.

Enermax ha sabido interpretar las necesidades de los usuarios más exigentes y especialmente para ellos se construyen las fuentes de alimentación de la serie Revolution 85+, repletas de tecnologías al servicio de la fiabilidad y la seguridad. No en vano es la fuente con la que se prueban las configuraciones doble y triple SLI o CrossFire en el Laboratorio de MuyComputer tras haber pasado por diversas experiencias negativas con modelos de fuentes con potencias nominales similares a las del modelo Enermax Revolution 85+ 1050, pero con las que era imposible obtener un comportamiento estable.

El origen de esta estabilidad está en su robusta construcción con componentes de calidad y bien dimensionados. Los seis raíles de 12 V soportan hasta 30 amperios en cada uno de ellos, y combinados consiguen ofrecer en estos railes más del 90% de la potencia total de la fuente. Además, utiliza conversores DC a DC internamente, de modo que se consiguen eficiencias superiores al 90% con cargas altas y por encima del 85% a partir del 20% de carga. Integra todos los tipos de protección posibles contra sobretensiones, cortocircuitos, temperaturas excesivas, etcétera. No en vano esta fuente está diseñada para ciclos de trabajo 24×7 con temperatura ambiente de 50 grados. De este modo, un uso doméstico supone una especie de paseo militar para esta fuente de Enermax.

Enermax Revolution 85 1050

La distribución de la mayor parte de la potencia entre los seis railes de 12 voltios permite aprovechar al máximo los más de 1.000 vatios de la fuente sin problemas de estabilidad. Además, la circuitería de conversión DC-DC evita los problemas derivados de las cargas cruzadas en las distintas líneas de voltaje.

Los cables son modulares con la excepción de los de la placa base y uno PCI-Express, de modo que se pueden usar únicamente los que se vayan a necesitar para conectar los dispositivos instalados en el ordenador. Se trata de cables apantallados y perfectamente acabados que se conectan con firmeza a las conexiones de 5 pines y 12 pines de la fuente. Estos conectores de 12 pines permitirán añadir cables con formatos específicos para procesadores futuros, de modo que la inversión está protegida durante varios años. Una buena noticia teniendo en cuenta el elevado precio de este producto.

Sobre tipos de cables, en el modelo 1050 hay tres específicos para las tarjetas PCI-Express con los habituales 6 pines y los de 6 +2 pines. Existen distintas potencias en la gama Revolution, desde 850 vatios hasta 1.250 vatios, aunque todas ellas admiten un pico de corriente superior a la potencia nominal. Una buena noticia en configuraciones ajustadas donde cualquier pico de corriente en un encendido o durante la activación de un componente tras recuperarse del estado de reposo puede suponer que la potencia instantánea consumida supere a la nominal. Por otro lado, el ventilador está muy bien dimensionado y es muy silencioso en funcionamiento normal. Si hay un mayor consumo, el ventilador empieza a funcionar a un mayor régimen de revoluciones, aunque aún así el sonido de la fuente es menor que el de la tarjeta de vídeo, por ejemplo.


Enermax Revolution 85+ 1050 conectores

La modularidad de la fuente es perfecta para evitar aglomeraciones de cables o para adaptarla a futuras necesidades de conexión gracias a la inclusión de conexiones de 12 pines.

Entre los méritos adquiridos de esta fuente están los de alimentar un equipo Intel Core i7 965, con overclocking activado, cuatro discos duros SATA, unidad óptica, tres tarjetas NVIDIA GeForce GTX 280 o bien una NVIDIA GeForce GTX 285 junto a sendas tarjetas NVIDIA GeForce 295 en SLI. Toda una demostración de fuerza para usuarios que necesiten un producto de calidad elevada aunque haya que pagarla.

La distribución de la potencia entre las distintas líneas de voltaje al detalle. La potencia de pico sólo puede mantenerse durante breves instantes.

Conclusión

La calidad hay que pagarla, y Enermax ha diseñado y construido un producto que realmente merece la pena incorporar a cualquier configuración PC con componentes de gamas media y altas, y en la que se demande una estabilidad y fiabilidad por encima de la media. Es apta para su uso con servidores, y está lista para trabajar en ciclos 24 x 7 con temperaturas de 50 grados. El modelo de 1.050 Vatios es capaz de mover con firmeza una configuración triple SLI, aunque existe una propuesta aún más potente, de 1.250 vatios de potencia máxima constante. También hay modelos por debajo, de 850 vatios y 950 vatios para equipos menos exigentes.

  • Share This