El soft pirata inunda la pyme

El soft pirata inunda la pyme

El uso de software pirata en las pymes españolas es uno de los males endémicos de nuestra economía. Al menos así se afirma desde el Ministerio de Industria, que dice que el 70% de las pymes de nuestro país utilizan software ilegal. Si tomamos el conjunto de todas las empresas de nuestro país este porcentaje se reduce al 40%, una cifra que sigue estando muy por encima de la media europea. Por ello, el Ministerio ha presentado la campaña "Software 100% legal".

El objetivo de dicha campaña es reducir la tasa de software ilegal en las empresas y aproximar nuestro país al 35% de la media europea. Un problema, el del software ilegal, no sólo concierne a las empresas, sino también a los distribuidores: cuatro de cada diez proporcionan a las pymes programas ilegales. La primera campaña que Industria organizó en 2007 logró rebajar tres puntos el porcentaje de piratería informática en las empresas españolas, pasando del 46 al 43%. Ahora el gran reto es aproximarse a ese 35% de media europea, aunque el sector, que respalda la campaña, no oculta sus dudas sobre su efectividad.

Y es que en tiempos de crisis la tentación de recurrir al software ilegal es más fuerte, según reconoce Luis Frutos, presidente de BSA (Business Software Alliance), la asociación de fabricantes de software empresarial. "Ojalá que en momentos de crisis el empresario español no caiga en el error de recurrir al software ilegal", dice Frutos aludiendo directamente a las pymes, en las que la utilización de este tipo de software "se dispara hasta el 60 o el 70%".
"No son conscientes de que incorporan con ello un caballo de Troya y comprometen su propio futuro", apunta Frutos, que no descarta que la crisis, lejos de rebajar el uso de programas ilegales, "contribuya a incrementar la tendencia". Además, reconoció que las denuncias por el uso de programas ilegales ha crecido "muy sensiblemente en el primer trimestre del año" ya que son "los trabajadores que han perdido su empleo quienes están denunciando el uso ilegal de software de las empresas en las que estaban", en lo que estaríamos ante un claro caso de cibervenganza.
  • Share This