AT&T: netbooks a 50 dólares

AT&T: netbooks a 50 dólares
3 de abril, 2009

La compañía estadounidense de telecomunicaciones ha comenzado una agresiva campaña de captación de clientes que tiene a los netbooks comerciales como protagonistas, ofreciendo varios modelos desde 50 dólares junto al contrato de banda ancha. Los modelos disponibles son el Acer Aspire One, los Dell Mini 9 y 12 y el LG Xenia. Se habla  incluso que la operadora ofrecería el futuro (y rumoreado) netbook de Apple por 99 dólares.

 

La operadora ofrece los netbooks subvencionados en varios paquetes promocionales que incluyen un contrato de dos años de servicio de banda ancha fija y/o móvil, con acceso ilimitado a la red 3G y Wi-Fi de la compañía. Según la oferta elegida los subportátiles cuestan desde 49,99 dólares a 349 dólares. El acceso con tarifa plana de banda ancha fija y móvil básico, cuesta 59,95 dólares mensuales. A falta de leer la “letra pequeña”, una oferta interesante, pero que conviene analizar por el consumidor.

 

 

A la vista de esta “generosa” (falta hacer cuentas reales del coste de los dos años de contrato) subvención de los netbooks, que está siendo ofrecido por distintas operadoras de telecomunicaciones, algunos medios como The Register se preguntan si estos dispositivos “acabarán con 20 años de historia del PC”.

 

Se habla que el futuro (rumoreado) netbook de Apple sería ofrecido por AT&T a un precio de 99 dólares, y Orange iría más allá en el Reino Unido, ofreciendo un portátil MacBook por 400 dólares junto a dos años de contrato de banda ancha móvil. Estas iniciativas empresariales podrían hacer que un fabricante de acuerdo con las operadoras impusiera de la noche a la mañana en el mercado, un modelo específico subvencionado agresivamente. 

 

Se calcula que en 2013, 200 millones de netbooks estarán en el mercado. En The Register comentan que si los usuarios de la mitad de ellos no necesitaran un PC esta iniciativa causaría estragos a los dominadores actuales de la informática mundial: Microsoft e Intel. En todo caso, y al igual que ocurre con los smartphones subsidiados, conviene analizar los costes y la necesidad de los servicios ante los “ofertones” que nos ofrecen y por el que muchos usuarios quedan esclavos de las operadoras durante los largos meses que dura el contrato.

 

  • Share This