Comprador anónimo de Microsoft

Comprador anónimo de Microsoft
7 de abril, 2009

Microsoft quiere cerrar el círculo contra la piratería de sus programas. Para ello está dedicando un montón de recursos para vigilar los puntos de venta, principal foco de copias ilegales lucrativas. Entre otras herramientas, cuenta con la figura del comprador anónimo que se persona en las tiendas para chequear si lo que le venden es legal. En caso de que vea algo sospechoso: llamada a las fuerzas del orden.

El último caso conocido de este comprador anónimo tan temido por las tiendas de prácticas ilegales, según nos informa Microsoft, ha sido el de una tienda en Arenys de Mar (Barcelona) la pasada semana. Las fuerzas del orden intervinieron 11 equipos con software ilegal y más de 100 discos que contenían copias ilegales de software de Microsoft.

Txema Arnedo, máximo responsable de la protección de la propiedad intelectual de Microsoft ha comentado al respecto: “celebramos este tipo de operaciones policiales, confiando en que estas entradas y registros influyan directamente en un descenso del porcentaje de distribución software ilegal que actualmente en España se sitúa en un 27% y que merma el desarrollo de la economía española”. Arnedo añadió “la compañía colaborará siempre que pueda con la policía en este tipo de operaciones puesto que evidencian acciones dañinas en contra de nuestros productos, clientes y partners”.

Antes de mandar a las fuerzas del orden, Microsoft intenta negociar con estas empresas. De hecho por este conducto ha recuperado parte del dinero. "Las empresas aquí denunciadas han manifestado una clara voluntad de seguir vendiendo software ilegal ya que la compañía se había dirigido previamente a ellos para evitar que fuera necesaria recurrir la vía judicial, hicieron caso omiso de recomendaciones y continuaron distribuyendo software sin licencia sin tener en cuenta que podíamos interponer una denuncia, como finalmente se hizo”, comentó Arnedo.

Según Microsoft, todos los años se instalan en España más de 300.000 copias ilegales de Microsoft Windows, un tercio de las cuales han sido compradas como originales por usuarios y pequeñas empresas.

Programa Mistery shopper

El programa “comprador anónimo” (Mistery shopper) de Microsoft nació con el objetivo de ofrecer unos datos fiables y contrastados sobre la distribución de software sin licencia en el canal de distribución de la compañía. El proceso se inicia con la visita de un comprador anónimo, a cualquiera de las tiendas informáticas de nuestro país, que solicita información y presupuesto para adquirir un ordenador con su sistema operativo y las aplicaciones más comunes.

Tras recibir la oferta, incluya ésta o no software ilegal, el comprador anónimo se identifica como un “Inspector de Microsoft”. Si el software ofertado, normalmente Windows Vista y el paquete Microsoft Office van acompañados de su licencia, Microsoft incluye a esa tienda en una fase de “activación comercial” donde se ofrecen al propietario del establecimiento la posibilidad de participar en campañas conjuntas de marketing, descuentos en la compra de productos o cursos de formación técnica o comercial. Si el software ofertado no incorpora su licencia, además, se informa al personal del punto de venta de que dicha actividad puede suponer un delito contra la propiedad intelectual recogido en el Código Penal y que puede castigarse con cuantiosas condenas económicas y en algunos casos la prisión del denunciado.

Meses después, la compañía realiza una segunda visita a aquellas tiendas que ofrecieron software sin licencia. Aquellas tiendas que en esta segunda visita continúan ofreciendo programas ilegales son denunciadas ante las autoridades competentes.

  • Share This