Mountain NextGen i7

Mountain NextGen i7
14 de abril, 2009

El Mountain NextGen i7 ha sido la base de nuestro laboratorio técnico durante varias semanas. Nos hemos encontrado con un equipo fantástico, dotado del hardware más puntero, con potencia de sobra para cualquier tarea y ensamblado con la calidad habitual de la firma.

 

La configuración de este ordenador parte de un procesador Intel Core i7 920 (Nehalem) sobre la fantástica placa ASUS P6T Deluxe. El Mountain NextGen i7 destaca por su equilibrio entre componentes, evitando cuellos de botella en rendimiento y favoreciendo la establidad general del sistema.

 

 

La caja elegida por Mountain es una Antec P180.

 

Como ya comentamos en nuestro análisis del Mountain Media PC, lo primero que sorprende de los equipos de esta firma es el extremo cuidado que ponen en detalles aparentemente nimios como el embalaje o la presentación. El equipo, perfectamente protegido, viene acompañado por los cables de conexión, manuales y drivers de todos sus componentes. El sistema operativo está preinstalado (si lo solicitamos) y el ordenador ha pasado por un riguroso testeo antes de ser enviado.

La caja Antec P180 es una vieja conocida entre los aficionados a montar su propio ordenador y usuarios exquisitos con el hardware. Aunque hace tiempo que asistimos a la presentación de la nueva gama de la compañía norteamericana, la opción de Mountain nos parece igualmente idónea aunque no sea de última hornada.

 

 

La distribución es diferente a cajas de otros fabricantes.

 

El diseño de la caja es algo anódino desde un punto de vista puramente estético (habitual por otra parte en equipos muchas veces destinados a una fase de modding posterior), pero el acabado sólo se puede calificar de excepcional. La parte exterior del frontal y los laterales están realizados en aluminio cepillado, con un tacto frío que da muy buena impresión y todas las partes sensibles están reforzadas. El resto del chasis es de acero (norma de la casa en Antec) porque amplifica mucho menos los sonidos que el aluminio.

 

Si abrimos la cubierta frontal (el cierre es magnético) encontraremos las bahías externas y los dos ventiladores. Los filtros son extraíbles y podemos lavarlos. Nuestro modelo incluía un lector de tarjetas 25 en 1 instalado.

 

 

Nos gustó el detalle de los puertos (2 USB, 1 FireWire y de audio) junto a la cerradura de seguridad para la parte frontal. Como en otros modelos de Antec la fuente de alimentación está situada en un compartimento aislado de la parte inferior (con su ventilador dedicado), mejorando la circulación de aire y facilitando la instalación de sistemas de refrigeración líquida para procesador y/o tarjeta gráfica.

 

El impresionante surtido de puertos disponibles.

 

El montaje de discos duros y unidades ópticas adicionales resultará muy sencillo gracias a un sistema de cajas fácilmente extraíbles (basta retirar un tornillo) donde se alojan los racks independientes. Merece la pena destacar detalles como los racks inferiores, que llevan unos tornillos especiales recubiertos de goma blanda que amortiguan vibraciones, o el sistema de latiguillos de plástico que permiten agrupar el cableado.

 

 Los ventiladores frontales llevan filtros extraíbles.

 

En el laboratorio técnico hemos usado este equipo como base para multitud de pruebas con discos duros, tarjetas gráficas (hasta un triple SLI), memoria…  y os aseguramos que es una gozada la facilidad de acceso al interior para instalar o retirar cualquier dispositivo sin problemas.

Centrándonos ya en la configuración de sus componentes destaca la incorporación de uno de los procesadores más pontentes de Intel, un Core i7 920 a 2,66 GHz (que podemos ampliar hasta un Intel  Core i7 965). Sobre una placa ASUS P6T Deluxe gobernada por el chipset Intel X58 encontraremos 6 Gbytes de RAM DDR3 (en dos módulos de 3 Gbytes)y una gráfica ASUS ENGTX28 (NVIDIA GeForce GTX 280).

El almacenamiento viene de la mano de dos discos Seagate Barracuda ST3500320AS de 500 Gbytes cada uno que funcionan a 7.200 rpm. Su configuración por defecto es en RAID 0. Mountain ha optado por una unidad óptica regrabadora de LG GGW-H20L capaz de leer el formato Blu-ray.

 

 

La fuente de alimentación va situada en la parte inferior de la caja.

 

La fuente de alimentación es una Antec TPQ de 850W, con potencia de sobra para soportar una configuración tan potente como la que presenta este Mountain NextGen i7 y con una estabilidad sobresaliente. Otro detalle que suelen obviar otros ensambladores resuelto con brillantez.

 

El ensamblaje y montaje del ordenador es todo un ejemplo de trabajo bien hecho. Todos los cables están recogidos, los componentes bien distribuidos y el espacio es suficiente para que el flujo de aire sea adecuado. Este equipo confirma el buen sabor de boca que nos dejo el Mountain Media PC.

 

 

 

Nuestras pruebas

Como hemos comentado a lo largo del artículo, Mountain nos ha cedido el equipo durante algunas semanas para utilizarlo como base de nuestro laboratorio técnico. Por ello, además de pasarle los habituales test de rendimiento hemos podido medir, en primera persona, qué tal se comporta con las aplicaciones más habituales, videojuegos o con todo tipo de componentes y periféricos.

Para evaluar su rendimiento de manera objetiva lo probamos con 3D Mark 06 y 3D Mark Vantage. Además probamos la gráfica con algunos de los juegos más punteros del momento.

A judgar por los resultados estamos ante una de las máquinas más potentes que ha pasado por nuestro laboratorio técnico. El equipo se muesta con soltura bajo cualquier circunstancia y la estabilidad y el rendimiento del sistema es espectacular.

 

El equipo viene con Windows Vista Ultimate de 64 bits. Probando las aplicaciones más frecuentes es complicado hacer trabajar al ventilador y sólo con juegos exigentes, algún render o codificando vídeo hemos conseguido que se haga notar.

 

 

La placa de ASUS que incorpora el equipo resultará una agradable sorpresa para los aficionados al overclocking. Además de sus posibilidades a nivel de hardware incorpora herramientas que permiten aumentar la frecuencia y el voltaje del micro y las memorias desde el propio sistema operativo, en pequeños incrementos.

 

También podemos salvar varios perfiles según nuestras necesidades. Si entramos en la BIOS las opciones se multiplican y podremos cambiar decenas de parámetros con un clic.

 

 

Los nuevos Intel Core i7 son procesadores más complejos que los conocidos Intel Core 2 Duo, generan más calor y son más sensibles cuando tocamos la frecuencia de los buses frontales. En nuestra pruebas conseguimos llevar el micro a 3,32 GHz con una velocidad de bus de 166 MHz (viene de serie con 2,66 GHz), sin aparentes problemas de establidad.

De todas formas, y a pesar de la “facilidad” que nos proporciona el equipo para incremetar su rendimiento es muy recomendable estar seguros de lo que estamos haciendo para evitar problemas y, por supuesto, ante el más leve indicador de inestabilidad volver a un nivel inferior y no forzar la máquina. De hecho, sin tocar nada, el Mountain NextGen i7 es capaz de ejecutar con resultados sobresalientes cualquier aplicación.

 

Conclusiones

 

El Mountain NextGen i7 es un equipo sobresaliente desde todos los puntos de vista. Una configuración muy equilibrada, componentes punteros y un montaje profesional son las claves de una mánquina que se mueve con soltura bajo cualquier circustancia.

El precio del equipo, evidentemente, está en consonancia con la altísima calidad de su hardware. Cuesta 1.786,4 euros (IVA incluido) con la configuración básica que adjuntamos en la ficha técnica. Lo calificamos de razonable, teniendo en cuenta el precio de soluciones similares o lo que nos costaría montarlo nosotros mismos comprando los componentes.

 

Además debemos tener el cuenta la garantía de 2 años in-situ que ofrece la compañía, así como su experiencia y el extremo cuidado que ponen en el ensamblaje y que hemos comentado a lo largo del análisis.

 

Como es habitual, Mountain ofrece varias opciones a medida que amplían más si cabe las capacidades de este Mountain NextGen i7. Subir los discos de 500 Gbytes a 1 Tbytes nos parece una de las más recomendables. Los precios de los procesadores bajarán a lo largo de 2009 y 6 Gbytes de memoria son suficientes para la mayoría de tareas.

 

Nota: Durante estas semanas Mountain ha actualizado la configuración del equipo, manteniendo el precio. En su web se pueden consultar las especificaciones a día de hoy. 

 

 

 

 

  • Share This