Videocámara Kodak Zi6

Videocámara Kodak Zi6
15 de abril, 2009

La Kodak Zi6, antecesora de la Kodak Zx1 que analizamos en el laboratorio hace unos días, es un dispositivo compacto y muy fácil de usar. Es capaz de grabar a 720p, funciona con pilas recargables y permitirá grabar nuestros mejores momentos con sólo pulsar un botón.

La Kodak Zi6 es una videocámara de alta definición muy sencilla, orientada a usuarios que quieren grabar, visualizar y compartir sus vídeos de la forma más simple posible. En primer lugar es importante aclarar que, a pesar de que este producto graba a una resolución de hasta 1.280 x 720 píxeles , tanto a 30 como a 60 frames por segundo (720p) la calidad final está lejos de la que obtendríamos con una videocámara HD tradicional.

 

La razón principal es el pequeño tamaño del sensor (1/4.5 pulgadas, 1,6 megapíxeles) y las limitaciones lógicas de una óptica tan pequeña, sobre todo en cuanto a luminosidad y nitidez. La Kodak Zi6 se sitúa en un punto intermedio entre los mejores móviles con capacidades de grabar vídeo y las videocámaras de alta definición. Ya hay varios dispositivos de este tipo en el mercado que surten a un nicho de mercado específico pero numeroso, dado su relativo éxito comercial.

La Kodak Zi6 es capaz de grabar vídeo a 720p.

 

A pesar de estas limitaciones la Kodak Zi6 cumple sus objetivos con creces. Es, ante todo, un dispositivo divertido y fácil de usar. Simplemente basta pulsar el botón rojo del frontal para grabar y en cuanto la usemos unos minutos nos olvidaremos de las aburridas especificaciones técnicas dando rienda suelta a nuestra creatividad. Ese es el objetivo del producto y tenemos que reconocer que lo consigue.

 

La reprodución de nuestros vídeos es igualmente sencilla, tanto desde la propia pantalla del dispositivo como conectándolo a cualquier aparato gracias a sus salidas de vídeo (video compuesto y componentes). En este punto echamos en falta la práctica conexión HDMI (ideal para una pantalla de alta definición) que sí tiene la Kodak Zx1.

 

El dispositivo se alimenta gracias a dos pilas AA recargables (incluidas), así que podremos comprar dos más por poco dinero y tener una reserva extra siempre disponible. El mayor inconveniente es que aumenta el tamaño del dispositivo (una batería de litio equivalente ocupa mucho menos) y su peso. Kodak incluye un cargador externo para las pilas, aunque es una lástima que no pueda usarse la misma cámara para esta tarea sin tener que cargar con otro accesorio.

El almacenamiento interno es de sólo 128 megabytes (de los cuales solo 30 están disponibles) ampliables gracias a la ranura para tarjetas SD/SDHC que incorpora. La marca no incluye una tarjeta de memoria en el kit así que es obligado hacerse con una de, al menos, 4 Gbytes.

 

 

La cámara incluye rosca para trípode.

 

En nuestras pruebas grabamos unos 75 minutos con una tarjeta SDHC de 4 Gbytes facilitada por Kingston. La Kodak Zi6 acepta tarjetas con una capacidad máxima de 32 Gbytes, que nos permitirá grabar unas 8 horas en alta definición.

 

La grabación presenta una calidad aceptable cuando la luz acompaña, y la precisión tanto de color como de exposición es buena. Lamentablemente y como esperábamos los resultados empeoran mucho sin iluminación natural y el autoenfoque es lento. Evidentemente si conseguimos mantener la cámara quieta la calidad del vídeo mejora notablemente. También es posible tomar fotos, pero dada su baja calidad (1,6 megapíxeles, hasta 3 por interpolación) esta función se queda en mera anécdota.

 

El ruido es frecuente sobre todo cuando hay trancisiones de luz importantes pero, en general, la videocámara permite captar sin complicaciones la mayoría de situaciones con buenos resultados. El enfoque es totalmente automático pero la cámara incluye un botón deslizante para cambiar entre los modos macro y normal.

 

Sí nos ha sorprendido la calidad del sonido capturado con el micrófono que integra, así como el pequeño pero potente altavoz que permite reproducir los videos con sonido directamente desde el dispositivo.

 

Kodak Zi6 vs. Kodak Zx1.

 

Conclusiones

 

La Kodak Zi6 es un dispositivo práctico dirigido a un público muy concreto. Un precio atractivo, facilidad de uso y portabilidad son sus puntos fuertes. Colmará las espectativas de los usuarios que busquen un dispositivo robusto, muy sencillo de manejar y que puedan llevar a cualquier parte, pero puede quedarse corto si tenemos aspiraciones mayores.

 

La Kodak Zi6 se vende por 164 euros, quizás demasiado cerca de la nueva Kodak Zx1 (185€), más compacta y con algunas mejoras interesantes que comentábamos en el análisis que hicimos hace algunos días. Su rival más directo juega en casa.

 

  • Share This