Malos resultados en Intel

Malos resultados en Intel

La recesión económica también afecta a Intel. Como tantas otras empresas del sector tecnológico, el gigante ha visto menguados sus datos fiscales. Sin embargo, sus pronósticos para este año son bastante positivos. Los directivos de la compañía se han escudado en el cierre de fábricas y la bajada de producción para explicar los malos resultados que pretende olvidar en el siguiente ejercicio fiscal.

Intel no ha comenzado el año de la mejor manera posible. Sus beneficios han bajado un 56% lo que se traduce en 7.100 millones de dólares. Según informa Daily Tech, los motivos se deben al cierre de varias plantas que han hecho bajar la producción. Sin embargo, Intel espera volver a recuperarse con una reestructuración que les dará 160 millones de euros.

La estrategia de Intel para aumentar sus beneficios es producir más para que los costes sean más bajos. Aunque Intel no se ha librado del despido de trabajadores (1.400 empleados se han ido a la calle), también ha contratado a más de 82.500 personas en todo el mundo. Un dato digno de destacar en una época de paro y crisis como la actual.

La creciente demanda y venta de netbooks también le ha dado un fuerte empuje a Intel aunque le ha golpeado por otro. Estos pequeños portátiles han hecho bajar la venta de sus procesadores y chips Atom un 27%, esto es, 219 millones de dólares menos. Por ello, Intel sigue desarrollando e investigando procesadores competitivos para no quedarse fuera de un mercado en continuo cambio.

  • Share This