Primeras imágenes de Kepler

Primeras imágenes de Kepler
17 de abril, 2009

La sonda espacial Kepler, que incorpora un telescopio gigante cazaplanetas, ha enviado sus primeras imágenes. Su objetivo es ambicioso, y según la NASA, la misión que toma el nombre del astrónomo y matemático Johannes Kepler, es la primera en el mundo con capacidad real de detectar planetas análogos a la Tierra, orbitando estrellas similares a nuestro sol en una zona habitable. La Kepler fue lanzada a comienzos de marzo y puede observar simultáneamente 100.000 estrellas, con la cámara más potente enviada nunca al espacio.

"Es emocionante ver ese tesoro de estrellas con la primera luz de la sonda". “Ser capaz de ver millones de estrellas en una sóla imagen, es simplemente impresionante”, dicen los astrónomos de la NASA ante la visión de las primeras imágenes tomadas por la Kepler , en la que una de ellas contiene 14 millones de estrellas. "Esperamos encontrar cientos de planetas y por primera vez, podremos buscar planetas del tamaño de la Tierra en zonas habitables alrededor de otras estrellas como el sol", indicaron.

Kepler observará unas 100.000 estrellas cerca de las constelaciones de Cygnus (el cisne) y Lyra (la Lira) a una distancia de entre 600 y 3.000 años luz, en una zona denominada “habitable” donde podría haber superficies de planetas con agua líquida, ingrediente fundamental de cualquier manifestación de actividad biológica.
Kepler buscará cualquier oscurecimiento o “pestañeo” en el brillo estelar que pudiera indicar la presencia de planetas girando alrededor de las estrellas.

Para la búsqueda, la sonda cuenta con los instrumentos más avanzados para la exploración científica: un telescopio ultrapoderoso y una cámara de alta resolución que capturará y transmitirá imágenes con 95 megapíxeles de resolución, la más potente enviada nunca al espacio.

El Telescopio será capaz de detectar cambios en el brillo de las estrellas de sólo 20 partes por millón. Es tan potente que podría desde su órbita cercana al sol, detectar el apagado de una bombilla de una casa en la Tierra, dicen los astrónomos de la NASA. Una misión histórica que aunque no busque directamente señales de vida, podrá responder algunos interrogantes sobre lo que puede haber “ahí fuera”.

  • Share This