i7 975: el más potente y caro

i7 975: el más potente y caro
18 de abril, 2009

Ya está a la venta el nuevo modelo de la familia de procesadores con microarquitectura Nehalem, sucesor de los Core 2. El Core i7 975 Extreme Edition se convierte en el microprocesador más potente para ordenadores de escritorio gracias a sus cuatro núcleos con 3,3 GHz de frecuencia, 8 Mbytes de caché de tercer nivel y la inclusión del conjunto de tecnologías más avanzado de Intel. Como de costumbre, lo peor su precio, que sube por encima de los 1.000 dólares en los listados de los retailers estadounidenses.

El Core i7 975 es el nuevo tope de gama de la familia Nehalem de escritorio. Como el resto de la serie cuenta con cuatro núcleos nativos, está fabricado en procesos tecnológicos de 45 nanómetros, tiene 731 millones de transistores y está basado en el núcleo del procesador con nombre en código “Bloomfield”. La frecuencia de trabajo de serie ha sido establecida en 3,33 GHz, aunque está preparado para soportar overclocking que lo lleve a frecuencias por encima de los 4,0 GHz. Su memoria caché de tercer nivel es de 8 Mbytes.

El i7 975 se clasifica con el nuevo stepping “DO” y es capaz de procesar ocho líneas simultáneamente con tecnología HyperThreading. Su TDP (consumo máximo) está establecido en 130 vatios. Como el resto de la serie tiene un formato FC-LGA4 para socket LGA 1366. Cuenta con triple canal de memoria DDR3 integrada en el die y conexión punto-a-punto bidireccional QuickPath Interconnect para comunicación entre núcleos con velocidades de 6.4 GT/s por segundo por dirección.

Cuenta con el conjunto de instrucciones habituales en Intel incluyendo SSE4.2, Speedstep para bajar de frecuencia el micro para ahorro de energía y disipación de calor, Turbo Boost que permite aumentar la frecuencia de los núcleos de manera inteligente y otras tecnologías presentes en los Nehalem de escritorio de alto nivel.

El Core i7 975 alcanza la cumbre en potencia y rendimiento pero su precio está fuera del alcance del gran consumo. Las primeras cifras lo sitúan en torno a 1.000 euros, a lo que habrá que sumar la cara memoria DDR3 y a una placa base que lo soporte, ya que al contrario que lo sucede con su rival, el AMD Phenom II, no es compatible con las placas de los Core 2. Destinado a la gama entusiasta será el motor de los equipos de escritorio más exclusivos y caros. Los demás tendrán que conformarse con los 920/940 mucho más económicos o con los Phenom II con un precio/rendimiento sobresaliente.

  • Share This