España, segunda en Open Source

España, segunda en Open Source
23 de abril, 2009

Red Hat ha presentado el llamado Open Source Activity Map, que refleja la cantidad de proyectos y desarrollos Open Source que se están realizando en todo el mundo. España, atención, es uno de los más activos según el informe. No en vano nuestro país es uno de las referencias en cuanto a la introducción de GNU/Linux y software de Código Abierto en la Administración Pública. El informe publicado por Red Hat es muy completo.

El primero de la lista según el documento de Red Hat es Francia, pero España ocupa un importantísimo segundo lugar en actividad Open Source. En el informe redactado por Red Hat se toman en cuenta factores como las políticas y prácticas Open Source en campos como el gobierno, la industria y la comunidad de usuarios. Alemania es el tercer clasificado, mientras que por ejemplo Estados Unidos ocupa el puesto noveno, más retrasado de lo que esperábamos.

El informe elaborado por este gigante Open Source se ha visto acompañado además de un mapa interactivo que permite comprobar cuál es la actividad Open Source en todo el mundo.

Ránking de países con mayor actividad Open Source. Fuente: Red Hat.

Además hay otro mapa complementario denominado Open Source Environment Map, que muestra el entorno que rodea a cada país y que puede favorecer el crecimiento de las iniciativas y proyectos de Código Abierto en esos países. En este segundo mapa España está relegado a la vigésima posición, aunque como indican los responsables del informe, este segundo mapa es algo más "abstracto".

Como se ve en el detalle del mapa interactivo, el posicionamiento de España en el segmento de la actividad Open Source es envidiable, con un segundo puesto en la actividad FOSS en el gobierno, un decente puesto 22 en la industria y un notable décimo puesto en cuanto a su comunidad de usuarios.

En el mapa se encuentran marcados con diferentes colores los75 países que se han estudiado -el ránking de los 75 países en formato PDF lo podéis descargar aquí– por parte de Douglas Noonan, profesor asociado de la School of Public Policy en la universidad Georgia Tech y por Paul M. A. Baker, director del departamento Research Center for Advanced Communications Policy en esa misma universidad.

  • Share This