D-Link DSM-510

D-Link DSM-510
27 de abril, 2009

D-Link, compañía especializada en el mundo wireless, dispone de este player multimedia de alta definición cuya principal virtud es su capacidad de reproducir contenidos desde nuestro PC de forma inalámbrica. Una solución interesante para aquellos que le piden algo más a su reproductor multimedia y valoran esta posibilidad de dar salida a los contenidos desde cualquier elemento de nuestra red inalámbrica.

Por MuyComputer han pasado los más variados reproductores mulitimedia, una categoría de productos que se han ganado a pulso un hueco entre los usuarios avanzados ávidos de consumir contenidos. Y es que entre las posibilidades que ofrece hoy Internet, la calidad ofertada –la mayoría ofrecen salida HD- y el competitivo precio que tienen, estos dispositivos se han convertido en un elemento imprescindible en todo salón. Son los sustitutos naturales de los DVD y le están poniendo muy difícil la batalla a los reproductores Blu-ray.

El modelo que nos ocupa, el D-Link DSM 510, se sitúa en la gama alta de estos dispositivos por precio y prestaciones. Y es que para pagar más de 200 euros por un player que encima no incluye disco de almacenamiento uno tiene que valorar el plus inalámbrico que ofrece este fabricante. D-Link es una compañía sobradamente conocida en los entornos dedicados a la informática profesional y el networking por sus routers, cámaras IP, concentradores… de sobrada calidad y fiabilidad. Pero en el mercado de consumo es una gran desconocida a pesar de que desde hace unos años intenta abrirse un hueco con una línea de productos de networking centrada en el hogar.

Como hemos dicho, la diferenciación del D-Link DSM 510 frente a otros modelos similares radica en la posiblilidad de reproducir contenidos multimedia en nuestra televisión servidos directamente desde el Media Player de nuestro PC. Y a la máxima velocidad pemitida por este tipo de dispositivos wireless que, todo hay que decirlo, aunque el visionado es de calidad no llega al HD. En este caso, el fabricante nos recomienda compartir contenidos a través del cable Ethernet o directamente desde un disco USB.

D-Link tiene otro modelo por encima de este, el DSM 520, que básicamente ofrece las mismas funciones pero mejora la salida de sonido integrando un chip digital Sorround y cuesta unos 50 euros más, pasando de los 300 euros.

Una caja de sorpresas

El DS 510 se suministra en una atractiva caja que incluye con todo lo necesario para empezar a disfrutar, excepto el recomendado cable HDMI. Así, en el interior encontramos además del player, el CD con el software y manual ampliado, cables Scart y vídeo, la antena, la fuente de alimentación y un enorme mando a distancia que permite el control de todas las funciones del aparato.

El conector USB 2.0 se encuentra en el frontal. A través de él, enchufamos los discos duros.

Lo primero que llama la atención de este modelo es su estilizado diseño: una cajita delgada blanca con una franja negra que encaja perfectamente con el actual “look” de los dispositivos electrónicos del hogar. Sólo se diferencia de otros players multimedia por la antena wireless, negra, que sobresale y que permite la conexión con cualquier dispositivo de nuestra red. Es compatible con el estándar Wireless G que permite conexiones de hasta 100 Mbits/s.

El DSM-510 ha recibido la verificación de la plataforma de tecnología Intel Viiv, lo que garantiza que los usuarios de un PC con esta tecnología disfrutarán de la máxima experiencia multimedia. La tecnología Intel Viiv soporta tanto la configuración por cable como inalámbrica del DSM-510 a través de la tecnología Intel Hub Connect.4.

El producto está certificado para una instalación automática para equipos que tengan integrada la tecnología Intel Viiv.

Instalación muy sencilla

Tan sólo se necesitan 5 minutos para empezar a disfrutar del D-link DSM 510. Tras enchufarlo a la corriente eléctrica, hay que conectarlo a la red inalámbrica del hogar -a través de un teclado virtual que aparece en pantalla-, elegir idioma, seleccionar la fuente de entrada de del televisor… y a ver películas. El reproductor de medios de alta definición MediaLounge permite a los usuarios transferir música, fotografías y archivos de vídeo de alta definición desde el PC. Para ello, si disponemos de un equipo con tecnología Viiv, el proceso será automático. Nosotros lo probamos manualmente y desde nuestro Windows Media Player detectamos la unidad de D-Link y servimos películas y música sin problemas.

Si queremos disfrutar de una experiencia más manual pero de mayor calidad de reproducción podemos utilizar el conector Ethernet o discos externos. Para ello, en el frontal, además de los leds indicadores de estado, se encuentra un conector USB válido para cargar el D-Link de contenidos multimedia.

En la trasera se encuentran los demás conectores. Desde la entrada de alimentación, la conexión por componentes o el conector HDMI, el más aconsejable. Eso sí, en este caso necesitarás hacerte con el cable pues no está incluido en el paquete.

Pocos conectores pero suficientes. De izquierda a derecha, entrada de antena, cable único de vídeo y sonido por componentes (incluido), conector HDMI (cable no incluido), sonido digital, red Ethernet y alimentación. Por delante está el conector USB 2.0.

Alta definición y numerosos formatos

La salida de vídeo es HD. Eso sí, para disfrutar de full HD es necesario contar con una conexión vía cable o reproducir contenidos de un disco externo vía el puerto USB ya que el wireless no lo permite. Nuestras pruebas de reproducción de contenidos almacenados en un PC vía wireless fueron muy aceptables y salvo un par de pequeñas congelaciones de imagen fruto de de la conexión, no se notó nada. Los formatos que soporta son Windows Media Video 9 (WMV9), MPEG-2, MPEG-46, DivX7 (certificado) y DVR-MS.8

Pueden lograrse resoluciones de hasta 720 p/1080 i, con la mejor calidad de imagen, en un televisor de alta definición a través de la conexión HDMI. Los televisores estándares también pueden conectarse por medio de cables de vídeo Scart o compuesto.
Como hemos dicho, el DSM-510 dispone de la certificación DivX Home Theatre, de modo que los usuarios pueden reproducir películas DivX desde su ordenador en su televisor y con calidad de DVD.

Donde sí encontramos problemas fue con algunos subtítulos SRT. Por eso os aconsejamos actualizar el firmware a la última versión 1.07 para evitar este tipo de problemas y de paso disponer de más códecs de vídeo. El proceso es muy simple si uno tiene tiene configurada la red inalámbrica. Sólo hay que pulsar la opción correspondiente y esperar cinco minutos.

D-Link suministra el Nero Home Center para convertir todo tipo de formatos a los que soporta este dispositivo. También se pueden reproducir contenidos de nuestro PC usando Windows Media Player Library ya que es detectado automáticamente por el Media Server que previamente hemos instalado.

La interfaz de salida en pantalla es alegre e intuitiva. Con animaciones, permite acceder a los contenidos multimedia de forma simple. Dispone de cinco iconos: USB (para ver los contenidos almacenados en el disco externo), server (servidor de contenidos), música, vídeo e imágenes. También permite configurar el dispositivo desde la pantalla opciones.

El reproductor MediaLounge es muy fácil de utilizar y permite acceder a todos los contenidos de forma inteligente.

Interesante para los enemigos del cable

Nos encontramos ante un player de alta gama que puede ser una interesante opción (este o su hermano mayor, el DSM 520 que no hemos probado pero que seguro le supera en prestaciones) para aquellos usuarios que quieran sacarle todo el jugo a su red inalámbrica y no quieran tener problemas. Es aquí donde D-Link es líder indiscutible. Pero si este no es el caso, y lo único que buscamos es reproducir contenidos multimedia desde un disco duro, hay interesantes alternativas por menos de la mitad de precio. A nosotros nos ha gustado aunque nos quedamos con las ganas de probar el modelo superior. Otra vez será.

  • Share This