NVIDIA 3D Vision y Samsung

NVIDIA 3D Vision y Samsung
30 de abril, 2009

Desde hace unos días Samsung tiene en el mercado el Syncmaster 2233RZ, un nuevo monitor capaz de mostrar imágenes en tres dimensiones gracias al soporte de la tecnología 3D Vision de NVIDIA. El sistema es compatible con multitud de juegos, muy fácil y cómodo de usar y ofrece sensaciones nunca vistas hasta el momento desde el primer minuto. Revisamos a fondo la tecnología que promete revolucionar el mundo del ocio electrónico.

 

El monitor de Samsung sigue las líneas que ya hemos visto en otros Syncmaster. Un diseño sobrio pero elegante, materiales de calidad y un ensamblaje muy correcto son las señas de identidad de una de las gamas con mejor relación calidad/precio que podemos encontrar en el mercado.

 

 

 

El Samsung Syncmaster 2233RZ tiene una diagonal de 22 pulgadas, ofreciendo una resolución nativa de 1.680 x 1.050 píxeles que muestran 16,7 millones de colores. El nivel de brillo es de 300 cd/m2 y la ratio de contraste de 1.000:1 (20.000:1 en el caso de contraste dinámico). Completan sus especificaciones un tiempo de repuesta de 5 milisegundos en el modo 2D y de 3 en el modo 3D.

 

El dispositivo cuenta con una entrada DVI, un sistema para programar el apagado automático y multitud de opciones avanzadas para la configuración del perfil. Además es compatible con el estándar VESA, así que podemos colgarlo en la pared si adquirimos el soporte opcional. Su precio ronda los 370 euros.

 

 

 

El otro gran protagonista de este sistema son las gafas especiales desarrolladas por NVIDIA, capaces de crear una sensacion de profundidad en casi todos los videojuegos actuales desarrollados en tres dimensiones. La compañía ha hecho un esfuerzo importante para que sea un dispositivo muy fácil de instalar y que pueda usarse durante un tiempo prolongado sin perjudicar la vista.

 

Las NVIDIA Vision 3D son unas gafas de diseño moderno y ergonómico, muy ligeras (apenas 50 gramos), y mucho más cómodas que todo lo que habíamos visto y probado hasta el momento. El kit incluye un receptor por infrarrojos que envía la información necesaria desde el ordenador a las gafas, que sólo necesita un puerto USB para funcionar y tiene un ángulo de acción de 180º.

 

 

Una de las ventajas de este sistema es que no necesita de juegos específicos para funcionar. Es compatible con más de 350 títulos actualmente y funciona con todos los desarrollos de DirectX. Según datos de la propia NVIDIA, desde el 2005 el 90% de los juegos son en tres dimensiones, y la mayoría funcionan perfectamente con las NVIDIA Vision 3D. Por cierto, un detalle importante para los usuarios que tengan gafas correctoras es pueden usarse junto con las de NVIDIA sin problemas.

 

  • Share This