Modo XP en 7, no para todos

Modo XP en 7, no para todos
4 de mayo, 2009

¿Cuántas CPUs de Intel fallarán al virtualizar XP en Windows 7? Una de las novedades de la compilación Release Candidate del próximo sistema operativo cliente de Microsoft no podrá ser aprovechada por todos los usuarios, al no contar con el soporte necesario un buen número de microprocesadores Intel que están actualmente en el mercado. Algunos blogs comparan esta situación con el Vista Capable, presunta publicidad engañosa que rebajaba los requerimientos de Vista induciendo a error a los clientes que no pudieron aprovechar todas sus características.

 

 

 

Hace unos días informábamos de la incorporación a la versión Release Candidate de Windows 7, del “Modo XP”, una función sorpresa que Microsoft ofrece con el nuevo sistema y por la cual se puede ejecutar un Windows XP virtualizado en 7 a través de Virtual PC. La herramienta, enfocada principalmente al mercado empresarial para poder dotar de compatibilidad a las aplicaciones más antiguas, se podrá descargar gratuitamente desde los servidores de Microsoft con la adquisición de una licencia de las versiones Professional, Enterprise y Ultimate de Windows 7.

 

Además de la compra de la licencia de una de esas tres ediciones, para virtualizar el Windows XP SP3 ofrecido, el equipo necesitará 2 Gbytes de memoria RAM y un microprocesador con soporte para virtualización a nivel de chip, con función activada en la BIOS del ordenador.

 

Y aquí es donde estará el principal problema según indican desde ZDNet, asegurando que un buen número de potentes procesadores Intel de doble y cuádruple núcleo no serán capaces de utilizar el famoso Windows XP en Windows 7.

 

El nuevo Virtual PC necesario para ejecutar el sistema requiere un procesador Intel con soporte para virtualización (Intel VT) o micro AMD con soporte (AMD-V) que pueda activarse en la BIOS del ordenador. Los dos fabricantes tienen una pequeña herramienta que lista los modelos soportados aunque desde ZDNet han elaborado una tabla de los mismos:

 

 

 

Como vemos, un buen número de procesadores no soportados tanto para equipos portátiles y de sobremesa, cuyos clientes se pueden llevar un gran chasco al no poder utilizar una herramienta publicitada a bombo y platillo, como la sorpresa que Microsoft preparaba para el lanzamiento de la versión final de Windows 7.

 

 

  • Share This