AMD y ATI se fusionan aún más

AMD y ATI se fusionan aún más
7 de mayo, 2009

Cuando AMD compró ATI hace tres años se convirtió en una empresa mucho más potente que sin embargo tenía claramente diferenciadas las divisiones de procesadores y las de procesadores gráficos. Ahora AMD se reorganiza de nuevo aprovechando su reciente spin-off con GlobalFoundries, que ha dejado más margen de maniobra para las divisiones de desarrollo de chips. La nueva estructura se divide en cuatro unidades operacionales.

El objetivo de esta reestructuración, indican en eWeek, es ayudar al desarrollo de productos y plataformas, pero además quieren "transmitir un único mensaje a todo el mundo". Una de las consecuencias de la reorganización es que Randy Allen dejará la empresa. Según algunas fuentes Allen fue responsable del lanzamiento de Barcelona, aunque en The Inquirer indican que en aquel momento estaba trabajando en la división de servidores y no tenía implicación con aquel nefasto lanzamiento.

La adquisición de ATI por parte de AMD se produjo en 2006 y le costó a la empresa nada menos que 5.400 millones de dólares, una verdadera fortuna que AMD está tardando mucho en poder rentabilizar. La división en dos empresas separadas, una para el desarrollo de chips (AMD) y otra para su fabricación (GLOBALFOUNDRIES) ayudó a una mejor organización de la empresa, que ahora se completa con la reestructuración de AMD en cuatro unidades de negocio.

Rick Bergman se encargará a partir de ahora de todas las plataformas y productos de AMD, además de tener la misión de integrar el desarrollo de CPUs y GPUs en una única organización. Jeff VerHeul será el responsable del Processor Solutions Engineering Team, Chekib Abkrout será el encargado del Advanced Technology Group y Nigel Dessau será el responsable del grupo de márketing. Además habrá un Customer Group dirigido por Emilio Ghilardi que se encargará de reforzar las relaciones de AMD con los clientes.

Hasta la fecha AMD y ATI habían ido un poco por separado a la hora de lanzar sus productos, pero puede que esta nueva estrategia afecte positivamente a la integración de las CPUs y GPUs de la empresa. Lo que no parece que vayan a hacer es eliminar el nombre de ATI de forma definitiva, al menos según los datos que tenemos, así que la reorganización parece tener efecto internamente, pero no demasiado en su imagen tradicional.

  • Share This