Lala inventa el DRM en red

Lala inventa el DRM en red
10 de mayo, 2009

Lala, el servicio de música por Internet similar a Last.fm, que publicita a bombo y platillo la entrega de canciones sin DRM, ha patentado un nuevo sistema de restricción de derechos digitales para música que sería implantado directamente en sus servidores. Rivales como Michael Robertson –fundador entre otros de MP3.com- describen el sistema como una nueva forma de bloqueo musical que arrebataría el control al usuario entregándoselo a las discográficas.

El sistema de Lala funciona instalando un software de la compañía que tras indexar el repertorio de nuestro disco duro nos permite escucharla desde cualquier lugar o dispositivo vía streaming. Si una canción determinada no existe en sus servidores permite que el usuario la suba para disponer de ellas gratuitamente. También se pueden comprar canciones, sin DRM, a un precio bastante inferior al de otras tiendas on-line como iTunes.

Bajo esta apariencia de “revolución musical on-line”, y de neutralidad, se esconden aspectos realmente graves como denuncia el creador de MP3tunes.com, que no dejaría de ser una pataleta de un rival, si no fuera porque la solicitud de patente existe y la descripción de la misma expone una manera distinta, pero muy perjudicial de utilizar los sistemas de restricciones digitales.

Robertson directamente acusa a Lala de desarrollar un “insidioso complot que atrae a los usuarios para subir música a la compañía para a continuación incluir el DRM en sus servidores y permitir un mayor control por las discográficas".

La solicitud de patente, titulada “Sistema de gestión de derechos digitales en red”, controla los medios almacenados en la misma. “El contenido digital está en todo momento controlado por el sistema y, por tanto, dar lugar a un mínimo de piratería” describe la patente de Lala. “Sólo los usuarios autorizados pueden acceder a los dispositivos y medios de reproducción. El acceso de los usuarios y dispositivos es controlado en la Web y puede ser adaptado constantemente a los cambios tecnológicos y las presiones del mercado", explican.

No es de extrañar que con este sistema, Lala, que cuenta con el respaldo financiero de Warner Music Group, haya sido elogiada por las grandes discográficas. Según Robertson, de ahí proviene el complot para reinventar y camuflar un DRM que supone una nueva forma de bloqueo en la distribución de la música. Afortunadamente existen otras alternativas.

  • Share This