El futuro del libro electrónico

El futuro del libro electrónico

Durante la celebración del Foro Publidisa 2009, que consiguió reunir a más de 200 profesionales de la industria editorial para debatir acerca del presente y futuro del libro, se llegaron a una serie de conclusiones muy interesantes sobre los llamados ebooks. Aunque ahora mismo los libros electrónicos no representan ni el 1% del volumen total de ingresos en el negocio editorial, para 2015 se prevé que este formato acapare el 50% del mercado por su creciente popularidad e innovación.

Libro electrónico

El Foro Publidisa 2009 ha reunido a más de 200 profesionales de la industria editorial para debatir acerca del presente y futuro del libro. Las conclusiones del encuentro afirman que la edición digital representa una nueva cadena de valor del contenido, fundamentada en la experiencia de los que han precedido y en los esfuerzos tecnológicos que algunas empresas están haciendo hasta el día de hoy.

La mayoría de los ponentes del Foro apuestan por acciones concretas, una actitud abierta y receptiva que fortalecerá la relación entre el libro tradicional y el libro digital, generando así nuevas oportunidades de negocios. Veamos qué líneas generales de actuación se supone que encontraremos en un futuro en la industria editorial frente al libro electrónico.

Libro electrónico

Valentía: Una mente abierta y una actitud renovada El miedo o la valentía dependen de cada persona, en la decisión que se tome respecto al tipo de persona que se quiere llegar a ser. “Se puede optar por ese tipo de persona miedosa, con temor a lo desconocido, mayores, cansados y con el deseo de delegar el negocio a sus hijos, o bien, ser personas valientes que ven el futuro como una nueva oportunidad”.


Reflexión:
Es esencial una reflexión por parte de todos los implicados en la cadena de valor de contenido. La clave está en los gestores de contenidos, es decir, los editores que van a certificar en Internet la excelencia de esos contenidos, ya que actualmente hay mucha información aunque no todo tenga la misma calidad. “El hecho de que haya un sello editorial detrás de un contenido dará valor para que cuando alguien compre en la Red tenga garantía. Se ha de poner ha disposición del público esos contenidos existentes de forma universal”.

Confianza: Una superación del temor que suscita cualquier cambio en nuestros hábitos cotidianos. eBook = oportunidad. “La competencia actual existe y si no se dan los primeros pasos otros lo darán”. La radio sufrió la misma incertidumbre por la llegada de la televisión cuando ésta se hizo universal, sin embargo, hoy en día ambos soportes conviven y cada uno tiene su propia audiencia.


Decisión:
Un paso al frente para desarrollar un proyecto ambicioso. Es importante dejar a un lado las pruebas pilotos para tomar la decisión de desarrollar este proyecto. “Una editorial debería poner a disposición del público general sus mejores títulos, cobrando por ellos y protegidos con derechos digitales que correspondan”.


Libertad del lector:
Se debe dejar al lector elegir si prefiere papel o formato digital. Internet es una herramienta extraordinaria para aprender de los lectores y clientes que ya están comprando libros en la Red. “Se debe escuchar al consumidor, conocer sus gustos, para conceder aquellos contenidos que está buscando. Dar un paso firme con sus catálogos”.

En palabras de Luís Abril, presidente de Publidisa, “El libro en formato electrónico es la conversión del contenido de libro en papel en un fichero digital para su comercialización a través de librerías electrónicas; desde Publidisa recogemos los contenidos digitales de los editores y hacemos un proceso de encriptación para que cuando lo adquiera el usuario final sólo pueda ser leído dentro del sistema donde la persona lo haya adquirido. En España hemos triplicado la venta de ebooks”.

Libro electrónico

Por su parte, Juan González de la Cámara, fundador y director general de Grammata, destacó que “Por una parte tienes el dominio público y luego están los que tienen derechos de autor, es necesario llegar a acuerdos para que tanto el editor como el autor estén tranquilos de que nadie lo distribuirá sin cumplir con los requerimientos legales”.

Por último, recordar que Enrique Rubio Cremades, director de la Biblioteca Virtual Cervantes también participó en el foro y explicó que en los diez años del proyecto de digitalización de textos “la Biblioteca Virtual Cervantes tiene ya unos 30.000 ejemplares que llegan llegar prácticamente a todos los niveles de la educación”.

  • Share This