Hamburguesas y búsquedas

Hamburguesas y búsquedas
13 de mayo, 2009

Google ofrece cifras propias que relacionan las búsquedas en la red con actividades comunes, intentando contrarrestar otras informaciones que le acusan de ser uno de los mayores tragones de energía entre las grandes tecnológicas, en un creciente debate acerca de la energía necesaria para alimentar los grandes centros de datos, ordenadores personales y los accesos a Internet, junto a los esfuerzos por moderar el consumo y la contaminación.

A principios de año un periódico estimaba con los datos de un investigador que dos búsquedas on-line con Google equivalían al consumo de energía de preparar una taza de té. Ahora, la compañía realiza comparaciones similares, aunque unas y otras pueden ser esencialmente engañosas.

Google explica en su blog que sus ingenieros han calculado que una búsqueda consume sobre 1 kJ y emite 0,2 gramos de dióxido de carbono. Para añadir perspectiva sobre los fríos números han añadido una tabla comparativa con el impacto de algunos usos cotidianos frente a Google Search.

Google asegura que se esfuerza en ofrecer sus productos al usuario utilizando la menor cantidad de energía, con un equipo específico de ingenieros que trabaja en el diseño y fabricación de centro de datos. De hecho, indica Google, han reducido en un 50% el consumo energético –ya exploramos en detalle sus infraestructuras de servidores– situándose entre los mejores del sector. “Su propio ordenador puede gastar más energía en solicitar una búsqueda que nosotros en responderla”, dicen.

La energía utilizada por los ordenadores es cada vez mayor, con la gente cada vez más conectada, y se espera que aumente exponencialmente con los 4.000 millones de ordenadores previstos para 2020. Google dice estar comprometido en el proyecto para reducir en 54.000 millones de toneladas de C02 el consumo energético de las computadoras mundiales en el año 2010.

  • Share This